O los cambios planetarios,

el living to the limits de Aries

y la zona cangrejera a todo gas.

Volví a las andadas. A escribir los boletines en aeropuertos o volando, con el portátil sobre la bandeja plegable. Tengo una hermana que antes de despegar ya se ha quedado frita: tiene esa virtud que le permite cerrar los ojos y desconectar en el filo de una espada. Pero no es mi caso. O me da hambre o nervios o un cansancio atroz que no me permite dormir, o se me llena la cabeza de cosmos —como en el finde del Congreso, cuya primera entrega por cierto ha sido muy bien recibida— o se me revuelve el estómago. Total: como no descanso y ya es fin de semana, pues aprovecharé y redactaré el Boletín. Volando. A más de diez mil metros de altura. Al menos no hay wifi para distraerme.

Vamos a estrenar una semana con un par de cambios planetarios significativos. De hecho, todo lo que sale de Géminis para pasar al Cangrejo va a vivir unas recepciones muy simpáticas y significativas con Júpiter en Aries. ¿No habéis notado que los nativos y nativas del primer decanato del Carnero o personas con el Ascendente o la Luna entre el 0 y el 10 de Aries andan un poco on fire, viajeros, living to the limit, gastones o a punto de un aumento de sueldo o de unas mega vacaciones? Pues nada. Eso es Júpiter en Aries y como si no hubiera un mañana. Y los aspectos de Cáncer no hacen sino llenarle la vida de más curvas, de verbena, algún exceso y más multitarea y multiplan. ¿Para qué disfrutar el presente, si puedes vivir organizándote el futuro? Pues eso también es Aries y su cardinalidad de fuego

Por cierto, que nada que ver con los Aries del último decanato que han podido estar esta semana un poquito más fastidiados, accidentados, febriles y obsesivos. Bueno, eso ya se acaba. Se acaba y cambia de energía (cosas de Marte, y en seguida te lo detallo). 

Mejor pasemos al análisis de la semana, ¿te parece? Lo hacemos directamente saltando al martes 5, que es cuando se producen los cambios planetarios más significativos de la semana. 

Toma nota. 

— Tienes, por un lado, el ingreso de Marte en Tauro. A ver, Marte en Tauro se dice que está en destierro, o sea, que no está muy a gustito en esta posición. ¿Significa esto que ya no podemos emprender, practicar deporte, echar un polvo o pelearnos si nos tocan las narices? Por supuesto que sí podemos, pero tardaremos más en arrancar, en emprender, en decidir… por no hablar de las dosis de frustración o rabia que a veces se acumula con esta posición. ¡Y dolores de garganta! 

Pero vamos, que tu casa con cúspide en Tauro podrá ser remodelada, esculpida, sujeta a obras, a emprendimiento y a independencia (Claro, los toritos y las toritas son los más sensibles o quienes mejor pueden aprovechar este impulso energético. Un impulso duradero, constante y enfocado a logros materiales y estéticos y hogareños: Tauro, Tauro, Tauro). 

Ojo, que los Ascendente Aries y aquellos con mucha energía marcial (me valen también los Escorpio) lo mismo notan como un bajoncillo; un tropiezo, un “ya no puedo ir tan rápido”, un “cambio o tuerce de algunos de esos mil planes invierno/veraniegos”. 

— El otro cambio planetario relevante del martes 5 será el ingreso de Mercurio en Cáncer. Es curiosísimo. En esta semana pasamos de tener dos planetas en buen estado cósmico —Marte y Mercurio— a tenerlos que ni fu ni fa, o saliendo del paso. 

Ya hemos visto que Marte en Tauro no es que esté tan chachi pirulí. Mercurio en Cáncer tampoco es para tirar cohetes pero tampoco hace daño, ni mucho menos. Por un lado, Mercurio es de naturaleza muy neutra, cambiante, lo mismo es de liarse un poquito y de mentir, pero no es que vaya por la vida provocando accidentes y guerras. Y Cáncer, de entrada, tampoco es que vaya por ahí buscando camorra: eso sí, como signo cardinal y con esas pinzas, puede ser muy quisquilloso, quejica, mandón y, en su peor caso, muy racista y discriminador. 

Total. Mercurio ingresa en el Cangrejo. ¿Que quién se beneficia? Pues los cangrejos. ¿Que qué les sucede? Pues que pueden estar más locuaces, viajeros, juveniles, con ganas de hacer transacciones, nerviosos, tunantes, comerciantes, persuasivos y ansiosos. Ansiosos porque Cáncer es ansioso. Y si encima tiene a Mercurio rondándole pues la mente y la emoción son como una noria, todo el día dando vueltas, ataques de nostalgia y de risa, necesidad de poner al día la agenda de viejas amistades y familiares, y mucho organizar y mandar excursiones en el campo, fines de semana rurales o un festival ravero con esos y esas que consideramos del clan, de la tribu. Puede ser un momento idóneo para imprimir fotos, para leer en tu diario, para quedar con tus primos y tus hermanos, para viajar cerca del agua (pozas, saunas, lagos en la naturaleza), para hacer tus rituales, apuntarte a un curso de cocina o leer sobre historia, cultos y tradiciones. 

Aparte, justo ese día, en cuento los planetas cambian de signo se produce un sextil entre ellos. Como no tiene una recepción fabulosa, no voy a comentarlo. Lo importante es que te quedes con esta idea: a partir del martes, CAMBIA EL GUIÓN de lo que pasa ahí arriba y con que tengas un poco de sensibilidad te irás dando cuenta en los días y semanas siguientes. 

¿Cómo te irás dando cuenta? Pues a medida que los planetas avancen y conforme además vayan realizando aspectos entre sí. 

Así, el sábado 9 tendremos una cuadratura entre el recién estrenado Mercurio en Cáncer y Júpiter en Aries, en el grado 8. No es una cuadratura mala per se: desde luego, tiene que ver con el conocimiento —conocimiento sagrado, ancestral, chamánico; sí, como te lo digo— y es que Mercurio es estudioso y Júpiter también, así que no te extrañe que de pronto te encuentres invirtiendo dinero en cursos, o en viajes, o en eso que consideres que te expande el alma, el estómago, o la sensación de pertenencia). 

Como Mercurio además es la mente y Júpiter el optimismo, pues aquí sigue la verbena, los bodorrios, los planes de reencuentro con viejos amigos, más casas rurales, barbacoas, campamentos de surfs, raves y críos que quieren dinero, tecnología, un familiar que te regala un ordenador o un teléfono. 

El último aspecto lo tendremos el domingo 10 y será el sextil anual desde el Sol en Cáncer a Urano en Tauro sobre el grado 18. De entrada, este sextil es de naturaleza agradable y sorpresiva: algo así como un giro en los eventos que resulta bienvenido, fresco, innovador y con un toque entre disfrutón, familiar, estético u hogareño. 

De alguna manera lo que hace es augurarle a los cangrejitos y cangrejitas cierta apertura mental o de escenario y en función de dónde les caiga el Sol en su revolución solar este año. Piensa que el Sol puede representar a tu padre, a una pareja, a honores y reconocimiento, a la salud, a tu genuinidad y parte de tu misión de vida —si es que existe algo tan fijo; que lo dudo, ya que esta cambia con el tiempo—, al orden, a tu espiritualidad, al timón con el que manejas las situaciones y un montón de otros significados. 

Pues ese Solete, con sextil a Urano se va a poder desinhibir un poco y soltarse la melena. Aprovéchalo y si tienes dudas, pues me contactas que hago unas lecturas astrológicas espectaculares. 

Y hasta aquí puedo leer.  

***

Pues nada, brujo, bruja. Qué bien se escribe en los aviones: es la falta de wifi, que te obliga a concentrarte y elimina distracciones. Las próximas letras te las redactaré desde Berlín.

El resto ya te lo sabes. Que puedes seguirme por un montón de portales no energéticos: facebook, twitter, instagram, ese Youtube del que ya toca vídeo nuevo, que para eso estrenamos mes (por fa, no me da tiempo a responderos a todos los privados por FB y IG. Si son dudas, hazlas en abierto, ¡que así aprendemos todos y todas!). Repito: dudas en abierto y el resto de consultas por email. REPITO: consultas importantes y demás a info@mochilastrologica.com.

Sabes también que ya hay segundo episodio del Mochicast. Es un podcast discreto, pero lo mismo te apetece echarle un vistazo. Hablo un poco sobre los planetas y formas de clasificarlos. Hay mil clasificaciones pero lo mimo las mías te animan, te estimulan, te abren la cabeza. Tienes el enlace aquí. Pronto tercer episodio.

Te sigo informando. Muy pronto. Siguen las novedades mochileras. Este calorcito sabroso. Ese guateque cangrejero.

Gracias, gracias, ahoi, ahoi.

Emilio

error: Content is protected !!