Hallo, hallo, queridos y queridas. Aquí me tenéis otro lunes, diseccionando los próximos eventos celestiales. Acabamos de salir de una semana muy geminiana con energías un tanto opuestas: una de cal y otra de arena, una propuesta que funciona y otra que se retrasa, un viejo amigo que me llama y otro que no responde el teléfono, etc etc. Lo que sí está claro es que los signos mutables deberían tener la agenda llena de notas y compromisos.

El viernes pasado, además, Neptuno comenzó su retrogradación -coincidiendo con la Luna en Piscis. Se moverá aparentemente hacia atrás hasta el 22 de noviembre y puede enturbiar y poner en entredicho asuntos internacionales relacionados con enfermedades raras, fármacos, estupefacientes, el petróleo, el cine y la religión. A nivel personal, este Neptuno puede atraer desilusiones, misticismo y sanación del espíritu. Sus efectos son sutilísimos y sólo aquellos con una carta muy requetepisciana o neptuniana podrán alcanzar a percibirlos o intuirlos. Por cierto que Neptuno estimula la vida onírica. Yo desperté esta mañana de un sueño acuático, raro y bello.

De manera que vamos a ir saliendo, poco a poco, de las bromas, dualidad y nerviosismo geminianao para adentrarnos en la intimidad cíclica, creativa y quisquillosa de Cáncer. Así, el miércoles 21 se produce el ingreso del Sol en Cáncer. Este evento, que coincide con el cambio de estación -verano o invierno, según vuestro hemisferio- se conoce como día portal, se presta a rituales y resulta de vital importancia para los estudiosos de Astrología Mundial.

Justamente, además, ese mismo día entra Mercurio en Cáncer y se junta al solecito, así que la fecha parece un trampolín perfecto para actualizar la agenda, intercambiar ideas y reciclar tu lista de deseos. De Cáncer hablaremos más a fondo en su especial: entre tanto, muchos sabéis que su regente es la Luna -lo que le otorga ese carácter infantil, maternal y cambiante. Como signo de agua se mueve muy bien entre las emociones y, si bien le falta objetividad, posee una intuición muy potente. Cáncer es de carácter regresivo, se preocupa y tiene cierta tendencia a intentar recrear el pasado.

En resumen, los cangrejitos van a estar muy atareados las semanas venideras. La memoria que vuelve. Rencillas y resolución de asuntos en el entorno familiar. Ordenar fotos. Pasar horas en la cocina. Rescatar recuerdos. Todo esto es Cáncer.

El sábado 24 se produce la Luna Nueva. El Sol y la Luna cangrejeros se dan un besito allá por el grado 2, invitándonos a hacer un borrón y cuenta nueva en algún temita familiar, íntimo y atesorado (atesorado para bien o para mal). En España coincide con San Juan y esa mágica noche de hogueras.

Ese mismo sábado también se produce un trígono entre Venus en Tauro y Plutón en Capricornio, un contacto muy magnético, erótico y un pelín manipulador. Puede sacar a relucir aspectos ocultos de nuestras emociones, autoestima o la relación con el dinero. Otorga un especial olfato para los negocios. Se usa la seducción como arma de poder. La erótica del dinero. Hombres con cochazos y gemelos de oro. Mujeres de escote y perfume caro. (O al revés, podéis combinar a vuestro antojo). Plutón también sana: también podría ser una operación estética para curar un problema de autoestima. Una ganancia de dinero que me rearma como persona. Como siempre, las lecturas son infinitas.

Por último, el domingo 25 Marte formará cuadratura con Júpiter. Ya he comentado desde hace dos semanas que Marte pasea por el Cangrejo y que esta no es una posición muy cómoda. Nos hace demasiado susceptibles, todo tomado a la tremenda, en seguida se sacan las pinzas para pegar el pellizco. Hay que andarse con ojito ya que Júpiter hincha todo lo que toca y en este caso, las emociones andarán más descolocadas y ansiosas. Como siempre, se le puede dar a este aspecto un tono constructivo: se puede trabajar decorativamente la casa, organizar una fiesta, viajar con toooooooda la familia… y sonreír y mantener la calma.

Y esto es todo. Ya sabéis que el 22 ando por Madrid y ya me han prometido encuentro con viejos colegas -varios Cáncer por cierto. A todos os deseo muy feliz semana y a los cangrejitos, desde ya, un genial retorno solar. El sábado publiqué un artículo sobre La Isla de los Pavos Reales, una fantástica reserva natural al sudoeste de Berlín. Si andáis por la capital, deberías visitarla. Aquí os dejo el enlace.

Nos leemos muy pronto.

Emilio P. Millán

(Foto: Mulga The Artist).

 

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes