El 9 de septiembre del 2016 Júpiter ingresó en Libra y, tal como os prometí en el último boletín, he escrito un artículo al respecto con varios puntos importantes a tener en cuenta y las predicciones para cada signo. Se trata de un magnífico evento astrológico que nos augura doce meses más cachondos que los anteriores. No importa si creéis en la Astrología, la leéis por diversión u os parece la gran patata: simplemente relajaos y disfrutad de este tránsito maravilloso.

El otro día conté que Júpiter -Zeus, en la mitología griega- es el más enrollado de los planetas. Tiende a beneficiar con su paso el área de la carta por la que pasa así como a aquellos planetas que toca durante su movimiento. En realidad, esto es una enorme simplificación del significado de Júpiter, puesto que debido a su carácter expansivo, a veces, más que ayudar, nos hincha el ego, nos vuelve indolentes y exagera nuestros defectos; y es que en esta vida para todo hace falta un equilibrio. Lo importante es que os quedéis con la idea básica de que este Júpiter en Libra va a traer muchos regalitos.

Durante a su paso por Virgo, Júpiter quizá haya despertado cierta conciencia respecto a la alimentación, la conexión mente-cuerpo, la somatización de las emociones y la necesidad de mantener un estilo de vida más saludable. Ramas como la nutrición, la dietética y la medicina pueden haberle sacado buen partido a este tránsito. En cualquier caso, Júpiter y Virgo no funcionan bien. Es como encerrar a un caballo joven, hermoso y ávido por trotar a sus anchas dentro de un establito estrecho y ordenado. Se aburre, desespera y, encima, si mancha o rompe, lo regañan. Por eso, en Astrología se dice que Júpiter en Virgo está en caída: no consigue dar lo mejor de sí.

Ahora que Júpiter entra en Libra, va a alegrarnos el viaje . Como Libra es un signo sociable, disfrutón y comunicativo en estos próximos doce meses experimentaremos el empujoncito en nuestras relaciones y vida social. Libra tiene que ver con el compartir, con el ceder parte de la autonomía para compensar al otro, intentando mantener relaciones de igualdad, por lo que será una época excelente para asociarnos, tanto en lo laboral como en lo sentimental. Libra, no lo olvidemos, es un signo enamorado del amor y del emparejarse.

Más cosas. Los profesionales vinculados con la justicia -abogados, jueces, fiscales-, la belleza -peluqueros, modistos, modelos, maquilladores, estilistas, decoradores, cirujanos estéticos-, las relaciones internacionales -embajadores, diplomáticos-, la organización de eventos -relaciones públicas- e incluso la búsqueda de pareja -consultores matrimoniales, coaches de seducción- sentirán que el viento sopla a su favor y las oportunidades se multiplican.

Por supuesto, el signo más afortunado de este tránsito es Libra. Por trígono también recibirán ayuda los otros dos signos de aire Acuario y Géminis (este último lleva un año un poco jodido). Los signos cardinales Aries, Cáncer y Capricornio tendrán muchísimo meneo debido a la oposición y la cuadratura de Júpiter y vivirán un año interesante y con muchas curvas. En menor medida y por cuestiones de regencia, Sagitario y Piscis sentirán el cambio en positivo (el primero más que el segundo). El resto de los signos pillará cacho aunque de forma más sutil. Pero no os preocupéis. Hay tarta para todos.

supertarta

Señora emocinada agarrando su trozo de tarta jupiteriana

La última vez que Júpiter viajó por el signo de la Balanza fue desde finales del 2004 hasta octubre del 2005. Yo no recuerdo en qué lío andaba metido entonces pero para aquellos que tengáis este Júpiter en Libra (los que cumplís 12, 24, 36, 48… etc), os supone un retorno del planeta. Se trata de un ciclo que se repite cada doce años y en el que te regeneras con un buen chute de energía y reciclaje de la filosofía de vida. A veces coincide con un viaje importante, algún logro en el ámbito de los estudios, el nacimiento de un hijo, un premio, un reconocimiento. Yo lo relaciono un poco con el horóscopo chino: con ciertas variaciones tu año chino suele coincidir con el año de tu retorno de Júpiter y algo bueno siempre pasa.

A pesar del carácter bonachón del planeta y de su carita de Papá Noel, los próximos meses también plantearán sus desafíos. Júpiter dibujará oposición a Urano y cuadratura a Plutón (recordad: el supergrano en el culo), lo que promete un noviembre y unas Navidades revueltas, así como otras fechas significativas en el 2017. Para los nacidos entre 1980 y 1981 y entre  1988 y 1991 puede resultarles un año crucial: sus decisiones tomadas en estos próximo meses repercutirán en el futuro a largo plazo. Tengo, además, unos pocos amigos que tienen Urano en Libra -son los que viven ahora la crisis de los cuarenta– y unos muchos que tienen Plutón en Libra: si quedan asuntos pendientes con la expareja, se han puesto cuernos, vivimos amores no declarados o relaciones insatisfactorias, de una manera u otra, la realidad se tambaleará y nos obligará a tomar las medidas consecuentes. Además, recordaros, que como en todo tránsito jupiteriano, se producirá una retrogradación, obligándonos a reflexionar y a mirar un poquito hacia dentro: esta será del 6 de febrero al 9 de junio, afectando sobre todo a los librianos del segundo decanato.

En fin. Ya no me enrollo más. Os dejo con las predicciones. No soy muy amigo de ellas  porque pecan de generales, pero ¿qué le vamos a hacer? A todos nos pica la curiosidad y nos encanta adelantarnos al futuro. Os cuento, eso sí, que se trata de predicciones basadas en el ascendente y el orden de las casas natales. Esto quiere decir que debéis leer vuestro signo ascendente antes que el signo solar. ¿Que no conocéis vuestro ascendente? Pues meteos en carta-natal o cualquier página de astros y calculadlo. Como cada carta es un mundo y las casas astrológicas rara vez coinciden completamente con el signo, puede que lo que yo mencione en las predicciones llegue con retraso o ya esté sucediendo. De todas formas, si tenéis preguntas, comentad abajo y ya me encargo de aclarar las dudas. Me he tomado la licencia de referirme a algunos de mis colegas, para que cuando lean este artículo, se sientan en familia.

Empecemos…

¡Pasen y vean!  Las SUPER PREDICCIONES de MOCHILA ASTROLÓGICA 

(¡Recordad! Leed primero el ascendente y luego vuestro signo solar.)

ARIES, como Catu y mi hermana.

Al ser signo cardinal, esta época os promete mucho meneo. Aparecerán muchos socios y pretendientes y, en general, os sentiréis demasiado puestos en el foco de atención. Pareciera que todo el mundo demandase vuestra compañía. Entre tanta diversidad seguro que os saturáis y, más de una vez, necesitados de independencia, cortaréis por lo sano. Gastos indebidos. Relaciones sentimentales que parecen no cuajar. Proposiciones de viajes y trabajo en pareja. Crisis profesional.

TAURO, como Debo Púbica y Manu.

Jupiter paseará por vuestra casa 6 y recuperaréis la ilusión por el trabajo bien hecho. Algunos ascendente Tauro han tenido la salud pachucha este último año -bajas laborales- o se han hecho cargo de familiares enfermos. Muchos se han sentido agobiados con su trabajo e incluso lo han cambiado. Vais a entrar en una etapa de mucho curro, de mucha energía y mejor salud. Ingresos económicos: si habéis sembrado y todavía no veis frutos, será época de recoger. Los clientes y los jefes por fin pagan. Llegarán los primeros cheques, la primera venta de vuestro negocio. Ojo durante marzo y abril del 2017 con la retrogradación de Venus.

GÉMINIS, como Danielle y Lelo.

Venga, chicos, que este Júpiter os regala un respiro después de un año compliqueiter. Habrá mucho cachondeo, aventurillas amorosas y oportunidades creativas. Si juegas a la lotería, lo mismo te toca o lo mismo no. Aunque qué más da, si lo importante es participar. Apúntate a ese cursillo musical de pandereta. Reserva ya ese billete para tus vacaciones en las Azores. Tienes por delante un año muy disfrutón. A los Géminis con críos: muy buena época para aprender con vuestros hijos y a los que quieren ser papás, este puede ser el año para estrenaros.

CÁNCER, como Eva y Kikerl.

Júpiter por la casa 4 puede sentirse como un tránsito muy ligero, ya que se trata de una casa de agua de naturaleza oculta. Esto se puede traducir con que las satisfacciones y el empuje se vivirán más a nivel interior que exterior. En cualquier caso, este Júpiter augura un aumento de la autoestima, armonía con aquellos con vivís (pareja o compis de piso) y bellos reencuentros familiares. A veces, uno redecora la casa o incluso se muda a otra más bonita. Crisis sentimental: la pareja muy guerrera y destructiva. Habrá que apretar los dientes a finales de año.

LEO, como Emily Watson y Day, la brujita.

Os toca viajar, chicos. Desplazamientos cortos: tres días por aquí, cuatro por allá, un fin de semana visitando a los primos y el siguiente visitando a los colegas. Además, una vez al mes os puede tocar viajar a la capital para ese cursillo al que os habéis apuntado. Es un año de intercambio de ideas y donde vais a luciros por vuestro liderazgo. Si tenéis un proyecto creativo -Saturno pasa por vuestra casa cinco- este es el momento de difundirlo, de buscar colegas que os ayuden a moverlo.

VIRGO, como el Shato y Piqueta.

Sé que ha resultado un período complejo para muchos Virgo, aunque mi amigo el Shato, por ejemplo, se pasó los malos rollos por el forro y aprovechó el tránsito de Júpiter para enganchar un viaje tras otro. En cualquier caso, Júpiter activa ahora la zona de los recursos económicos. Si no se gana más dinero; por lo menos, debería de sentirse cierta holgura económica. La oposición con Urano puede haceros pagar multas o quizá llegue esa ayuda del gobierno que tanto tiempo anhelábamos. Con Júpiter por casa 2 puedes comprarte el coche, la moto, la bici de tu vida o aquel capricho caro y de calidad para tu tiempo libre. Quererse significa, con este tránsito, autocolmarse de regalos.

LIBRA, como my brother y la Pelona.

Bueno, bueno… ¿qué os voy a contar? ¡Felicidades, cabrones! Muy buena época ante vosotros. Viajes, estudios, nuevas ideas fenomenales y, de tanta expansión, seguro que algunos kilos de más. Es lo que tiene la buena vida y el sentirse bien. Disfrutad. Disfrutad y compartid con el otro, que para eso sois Libra.

ESCORPIO, como Fran y Sam.

Este es un tránsito que controlo poco, porque se da en otra casa de agua, la más misteriosa de todas, la casa 12. Lo que sucede ahí dentro sólo se puede vislumbrar de reojo y sin hacer uso del raciocinio. Este tránsito despierta en muchos la vena espiritual o, por lo menos, la necesidad de apartarse de los demás y de disfrutar de la soledad. Se trata de una soledad bien vivida y gozada, sin ninguna connotación dolorosa. Además, como Libra se mueve de dos en dos, posiblemente la soledad se vivirá compartida. Retiros espirituales, trabajos de servicio, vida onírica rica o simplemente una armonía en el interior que uno no sabe de dónde viene ni cómo explicarlo. Época cojonuda para atreverse a soñar y proyectarse en el mejor de los futuros.

SAGITARIO, como Helen y el que escribe estas líneas.

Joder, después de toda la caña que nos ha pegado Saturno en Sagitario con sus dos cuadraturas, hay que recibir este Júpiter en Libra con los brazos abiertos. Se nos presenta un añito bueno donde hay que seguir currándoselo (Saturno sigue por Sagi hasta finales del 2017) pero que ya no parecerá tan cuesta arriba. De hecho, algunos de nuestros esfuerzos van a dar sus primeros frutos gracias a la aparición de nuevos grupos de amigos, alguna asociación o incluso un mecenas que apueste, subvencione y distribuya nuestro proyecto. Ou yeah.

CAPRICORNIO, como Noe y Ágata.

También sois signos cardinales y, por ello, de los más sacudidos con este tránsito. De hecho, Júpiter pasará por vuestra casa 10, casa angular muy vinculada con Capricornio y con las ambiciones en el plano profesional. Ascensos, reconocimientos, asociaciones y favoritismo en el plano laboral. Viajes por trabajo. Un proyecto vital que ve la luz. Si esperas la resolución de un juicio, este es el año. Bastante indomable en la consecución de tus objetivos si eres de los que tiene Plutón cerca del Ascendente. Ojo con la salud: Saturno continúa en tu casa 12.

ACUARIO, como Robotius y Faccia di Culo.

Vosotros también pilláis muy buen cacho por ser signo de aire. Además, Júpiter en vuestra casa 9 se siente a sus anchas. Esta es época de estudios, de realizar el viaje que os cambie la vida, de conectar con la verdadera vocación y plantearse un cambio de trabajo. Mucha vida social, muchos planes (demasiados, a veces) y, sobre todo, esa satisfacción impagable que se siente cuando uno entiende que va por el camino correcto.

PISCIS, como Manoli y Fede.

A ver, pescaítos. Júpiter paseará por vuestra casa 8, la zona de herencias, el sexo y los recursos del otro, que no es moco de pavo. Puede que os echen una mano en lo monetario, que vuestra pareja se reactive en la cama o que Hacienda os devuelva el dinero prometido. La casa 8 también se relaciona con lo esotérico, así que los mismo os pega el subidón por practicar yoga o aprender Tarot. Quizá el interés no viene de vuestra parte, pero conocéis a alguien muy cercano que resulta ser muy espiritual. Este tránsito da suerte y ayuda a estar en el sitio correcto en el momento perfecto. Ya me contaréis.

*

Y aquí ya sí que me despido, mochileros y mochileras. Espero que el artículo os haya gustado, os sirva y si os quedan dudas, las planteeis ahí abajo. El tránsito termina el 11 de octubre del 2017, cuando Júpiter se meta en Escorpio y nos vuelva místicos e intensos.

Como siempre, ya sabéis: Acordaos de compartirme, darle al like, subscribios al boletín y esas cosas bonitas.

Os dejo con un tema mu gracioso, para que os enamoréis con este Júpiter en Libra.

Feliz finde ¡Hasta muy pronto!

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes