Hola, mis queridas y queridos. Hoy lunes 1 de mayo estrenamos semana y mes, coincidiendo, además, con el Día Internacional del Trabajador en numerosos puntos del planeta. En Berlín, las manifestaciones se entremezclan con el festival urbano del barrio de Kreuzberg -conocido como el myfest- así que no va faltarnos la música, el alcohol, la reivindicación y los espeluznantes blindados de la policía. Esperemos que la jornada transcurra de manera pacífica.

Entre tanto, nos adentramos en una semana muy ligera de cambios, li-ge-rí-si-ma,  Al más puro estilo de Tauro, que prefiere conservar y deleitarse en el presente a ceder a las novedades.

Aprovechemos entonces para darle un breve repaso al cielo. Como bien sabéis, el Sol continúa en el signo del toro: despacito, regalándole placeres a los nativos y, en general, frutos a todos aquellos que se esfuercen lo suficiente. Días para sanar la autoestima, satisfacer nuestros deseos y disfrutar de los pequeños placeres de la vida y el cuerpo. El miércoles 3, coincidiendo con el cuarto creciente, le dibujará un sextil a Neptuno en Piscis: los que cumplan por la fecha pueden vivir una jornada romántica, artística y mágica. Cine y poesía de la mano. Felicidades.

Mercurio es el protagonista de la semana. El jueves 4 finaliza su retrogradación, es decir, poco a poco comienza a moverse hacia adelante. Lo hace desde el grado 24 de Aries.

Ya os comenté la semana pasada que -se deba o no a Mercurio- ando con un problema en la cuenta de Facebook y no conseguía gestionar el grupo de Mochila Astrológica. Parece que ya se ha medio solucionado, ¡bien! En cualquier caso, para evitar otros malentendidos, tenemos una página alternativa: Mochila_Astro, a la que os podéis suscribir para que os lleguen los artículos, comentarios sobre el cosmos y demás.

Curiosamente, en estas apenas dos semanas que está durando la retrogradación me llegaron varias historias significativas: un chico que borró sus datos del móvil, otro que perdió a su perro y aquel al que le usurparon su perfil en Grinder. Para más inri, los tres chicos son Aries. ¿Casualidad? ¿Retrogradación de Mercurio? Después de todo, de eso va la astrología, de unir puntos, en apariencia, inconexos.

Siguiendo con la tradición, los días de cambio de movimiento en un planeta conviene andar atento ya que se cree que el efecto se intensifica: no os sorprendáis, entonces, si durante el resto de la semana sufrís percances en la comunicación, os llega un mensaje de alguien del pasado o vuestro tren o bus se retrasa. Así pues, todos atentos a ese 4 de mayo.

En cualquier caso, la cercanía de Urano, también en Aries, le añade originalidad al asunto: los Aries, Leo y Sagi del tercer decanato recibirán sorpresas de las buenas entre finales y principios de la próxima semana.

Del resto de planetas os recuerdo las posiciones: Venus recién ha regresado a Aries y se paseará por el carnero todo el mes, aportando erotismo, autoestima y capricho a los nativos. Marte desde Géminis, y todavía sin aspectos tensos, insufla de vitalidad a los signos de aire. Júpiter sigue retrogradando en Libra, alrededor del grado 15 -¿tenéis algún planeta por la zona?. También se mueve hacia atrás Saturno en Sagitario -grado 27- y Plutón en Capricornio -grado 19-, pero estas retrogradaciones afectan menos que las de los planetas rápidos. Neptuno continúa en Piscis hasta el 2026: nos queda yoga, misticismo y medicinas alternativas para rato, les guste a muchos científicos o no.

En fin, como veis, se trata de una semana tranquila: claro que eso no significa que los asuntos no avancen y que os debáis acomodar. Tauro se mueve muy despacio, pero se mueve.

Y ahora sí que me despido. Os animo a comentar si habéis sentido los efectos de este Mercurio retrógrado. O cualquier otro asunto que os parezca relevante.

Mil gracias por leer. Por compartir. Nos leemos muy pronto.

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes