Aries y a berrear porque tú lo vales.

Boletín Astrológico: del 21 al 27 de marzo de 2022


Good news, everyone!, o podríamos decir: FELIZ AÑO NUEVO ASTROLÓGICO.

Sí, sí, no exagero. Justo este domingo 20 a las 16:33, o sea, a la hora de la siesta dominguera peninsular, o a la hora del tercer cubata post almuerzo —o el noveno si estás de after— viviremos el ingreso del Sol en Aries y, por ende, el inicio del año nuevo astrológico.

Esta carta trae sus desafíos —sobre todo de la mano de Marte y Urano, que vuelven a encararse en cuadratura, desde Acuario a Tauro y con Venus mediante. Pero también incluye casi triple conjunción de Mercurio, Júpiter y Neptuno.

La de estos dos últimos planetas —Júpiter y Neptuno— se produce cada trece años o así y suele ir acompañada de acuerdos y procesos de paz. Con más motivos si se trata de un Júpiter tan bien ubicado. Como Piscis no discrimina, las bondades y normativas protectoras pueden ir hacia el sector de las mascotas, de la chavalería, del sector musical y bohemio, del cinéfilo, del literario; e igualmente la ecología, la protección de los mares, el problema de los plásticos (Neptuno) y por supuesto las farmacéuticas y las ceremonias de ayahuasca y rapé llenándose los bolsillos. Habrá gusto por la intoxicación, sea más o menos espiritual. En cualquier caso, ya nos llega un adelanto suyo porque será exacta en abril.

Nuevo año. Nueva pantalla. Nueva temporada de Cosflix (el Netflix cósmico). ¿Sabes cuándo ves una serie y unas temporadas te molan más y otras menos? Pues ojalá esta nos mole más a todos.

Pero bueno, pasemos al análisis que redacto mientras me tuesto al balcón. Que te parece si lo hacemos ya con el mismo lunes 21 y la conjunción de Mercurio y Júpiter en Piscis y en el grado 18.

Sobre esta conjunción se está debatiendo mucho: ¿es buena, es mala, potencia los despistes de Mercurio o los rescata?. Lo normal es que los mitigue: yo ya he ido comentando mis peripecias mercuriales de la semana —la mía y de mis alumnos y alumnas— que cubrían desde torpezas informáticas a billetes de avión reservados para la fecha equivocada. Pero también tuvimos en mi cole la semana de la salud mental en la infancia y la adolescencia y se vivieron dinámicas preciosas y muy emocionales, o sea, la cara más bella de esta conjunción de Mercurio y Júpiter en el signo de la comprensión absoluta.

Mercurio son los vecinos, los hermanos, las tías, las mascotas, los viajes cortos, los estudios, las corrientes de aire, el correo que te llega, las clasificaciones, bifurcaciones y compartimentos. Por eso, además de poder llenarte de posibilidades y, por ende, de dudas cabe esperar un poquito de más acción y multiplicación en la casa que estos te transiten ahora mismo. Júpiter es sagrado, justo, ecuánime y además representa a maestros, gurúes, el dinero y la abundancia. De ahí que puedes encontrarte con más noticias de embarazos, mensajes que resuenan como epifanías, aumentos de sueldo, propuestas, un taller de meditación, el lanzamiento de un tema musical, un empacho de cine o una visita a un lugar místico. Todo eso cabe. Eso y lo demás.

El martes 22 ya conviene andarse con ojo —bueno, conviene andarse antes pero, en cualquier caso, el aspecto se perfecciona este día—: me refiero a la cuadratura entre Marte en Acuario y Urano en Tauro y en el grado 12.

Esto no es más que la tensión del año pasado, otra vez más, la de alrededor del grado 10 de Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. No es un mega melodrama pero sí puede estresar un poquito y causar accidentes, cosas que se rompen, fragmentaciones, divorcios, separaciones, tú en tu casa y yo en la mía. Sobre todo si cae con planetas personales: las tensiones entre Acuario y Tauro hablan de mucha intolerancia o rigidez, recuerda que son signos fijos. De sentirte de manos atadas. Y si te las liberaran sería para llevártelas a la cabeza y arrancarte a manojos los pelos.

Que sí, vamos, que da estrés y se las puede relacionar con la aeronáutica, por ejemplo, y con accidentes y estrés laboral (por eso de que Marte es trabajador y manual). Tauro es un signo femenino, Venus no anda tan lejos de Marte, así que cuidadito si son mujeres las que se pelean a tu alrededor o se vuelven majaretas.

Sigo.

Luego el miércoles 23 Mercurio se une a Neptuno en Piscis: es más de lo mismo que te he mencionado con Mercurio y Júpiter, a fin de cuentas, están tan cerca los tres que por eso podemos considerarlo una triple conjunción.

Borrachera, neblina, ahogamientos, alergias, confusiones, enamoramientos, contactos con el más allá, inspiración, musas, burbujas de champán, lo inasible, lo fusionante y espectros que atraviesan las paredes y te dejan recuerdos y señales y sincronías en el descansillo de la casa.

Obvia subrayar que la vida onírica andará a tope durante esta semana: un par de chupitos de Jägermeister antes de ir a dormir y prepárate para el delirio. Eso o un buen petardo de tu hierba favorita. O el famoso CBD que ahora usan todos los hipsters de Neukölln. El grado de la conjunción es el 23.

Como Mercurio corre que se las pelas —o podríamos decir que nada que se las pela, pues está en Piscis— el sábado 26 le dibuja un sextil a Plutón en Capricornio. Está todo por la misma zona, o sea, esta vez el sextil lo hace en el grado 26. No puedo añadir mucho a este aspecto porque en defnitiva todo suma a esta carga mercuripisciana de estos días. Con Plutón por ahí podemos aderezarla con pasión, con más magia, con lo terapéutico, con lo sexy, con el gusto por el diván y el psicoanálisis, por lo manipulador, por lo oscuro… (jo, jo, jocon risa maléfica).

Nos despedimos de la semana con el cambio de signo de Mercurio el domingo 27. O sea: nos despedimos de la semana y nos despedimos de Mercurio en Piscis, que pasa a Aries. Mercurio en Aries lo tienen un montón de amigos y amigas: son quienes me sacuden el nubarrón de encima y con quienes más a acostumbro a viajar, a hacer el indio y otro montón de cosas (claro, su Mercurio se lleva a mi Solete de paseo y yo brillo viajando o intercambiando con ellos).

Lo cierto es que Mercurio en Aries está peregrino, o sea, ni fu ni fa: pero es menos propenso a esos despistes no-siempre-tan-mágicos de Piscis y por supuesto toma decisiones rápido, piensa en el futuro —cosas de los signos de fuegos— y cuenta con un montón de intuición e incluso habilidades de mando, organización, de tirarse al barro por donde nadie todavía se ha tirado. Obvia también decir que a veces le puede la impaciencia, que es medio mandón y que eso del pensamiento reflexivo le cuesta: todo para ayer, rápido, veloz y un poco infantilizado. A veces puede dar conflictos y competitividad con un hermano o hermana.

En fin. Es que nadie es perfecto. Será un Mercurio muy veloz y formará parte de la Luna Nueva del 1 de abril, novilunio, novilunio cuando Luna, Sol y Mercurio, todos, todas y todes, se junten sobre el grado 12.

Los más beneficiados, nerviosos, viajeros, paralanchines, llenos de planes, mandones y demás: pues Aries, y en menor medida Leo y Sagi (aunque Sagi como siempre exagera y se pierde en sus planes, pues lo mismo no se beneficia tanto).

Hasta el 11 de abril, pues entonces pasará a la cabezonería estética de Tauro.

Y eso fue.

***

Más cosas… Ya ultimando al menos uno de los talleres de abril. Será una continuación del básico de estas anteriores semanas. Algo así como un Astrología 1.2. e irá enfocado en el análisis de los planetas. Y sí, trabajaremos con Saturno como regente de Acuario y Marte como regente de Escorpio. Y sí, incluiremos en segundo lugar a los corregentes modernos. Y no, no hablaremos ni de Quirón ni de la Luna Negra ni de Vesta ni de Vetusta Morla.

Esta semana te lo comparto todo. Recuerda que las plazas son limitadas y recuerda también que nos lo pasamos tan guay que se te quedará corto.

El resto lo sabes, de tanto que me repito. Que puedes seguirme por un montón de portales no energéticos: facebook, twitter, instagram, ese Youtube. (por fa, no me da tiempo a responderos a todos los privados por FB y IG. Si son dudas, hazlas en abierto, ¡que así aprendemos todos y todas!). Repito: dudas en abierto y el resto de consultas por email.

Además, y también como siempre, podéis suscribiros colocando vuestro correo —somos más de 2000 suscriptores y suscriptoras— y así os llegan directamente a la bandeja, cada dominguito (o cada lunes, o sábado), recién salido del horno como este que estáis leyendo y que quedó de rechupete. 

Gracias, gracias. Ahoi, ahoi. O quizá sólo un grito de AHOI, que ahora hay que sacar al guerrero y la guerrera, pues es temporada Aries.

Emilio

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.