Bondades oceánicas y místicas de la mano de Júpiter en Piscis

Júpiter en Piscis 2021. Un adelanto.


Como sabéis Júpiter se estrena en Piscis este próximo jueves 13 de mayo —jueves, a más inri, día de Júpiter— y no queda más otra que aceptar que se trata de uno de los acontecimientos más lindos de este 2021 y que se merece, cuanto menos, una introducción.

Y digo una introducción porque, de hecho, es eso lo que sucede: Júpiter se introduce un poquito en Piscis, mete sus pies apenas en la orillita del océano para, casi un mes y medio después, recular y volver a Acuario. O lo que es lo mismo: Júpiter andará por Piscis sólo del 13 de mayo al 28 de julio.

Es verdad que luego, muy a finales de año, ya sí que entrará por la puerta grande en Piscis y será un indispensable del 2022. Pero entre tanto, y hasta que llegue ese momento —con su especial por todo lo alto como los de Acuario (primera y segunda parte), Capricornio, Sagitario y toda la marimorena… — ¿por qué no asomarnos también con él a sus bondades y, sobre todo, sacarle partido a esta mini ventanita de abundancia que se nos abre?

Y ojo, estaba pensando, y también porque cada vez me llega más gente a la consulta y en las redes que me dicen esto de que «no me entero de nada, pero me encanta seguirte y leerte» que sería lindo e interesante que esta introducción fuera lo más facilonga posible para que toooooodo el mundo —todo, todo, todo— se entere de qué va esta mandanga y por qué es tan buenrrollista.

Eso sí: si luego queréis entender cómo de un manera más concreta os va a afectar este evento, no os va a quedar más otra que echar mano de vuestra carta natal. Así que os recomiendo y os animo a buscar vuestra carta, sacarla, usar cualquiera de los programas como carta natal o astro.com o el que os de la gana y que localicéis —aparte de los famosos Luna, Sol, Ascendente— el simbolito de Piscis, en la rueda exterior y que viene a ser representado así:

Nos interesa buscar este simbolito —o glifo, para ser más exactos— porque será la zona de vuestra carta que activará por Júpiter a partir del 13 de mayo. Por supuesto, si no queréis echar mano a vuestra carta, con que me leáis, compartáis, hagáis publis y regaléis Likes también me quedo contento.

Y ahora sí…

 

Júpiter en Piscis. Rico, justo, protector y generoso. 

Haceos a la idea: cada planeta tiene unos significados o equivalencias, y pueden representar a hermanos, madres, jefes, enfermedades o mascotas o lo que toque, porque, en definitiva, todo puede ser representado de manera astrológica.

Y como la Astrología es así de completa y linda, pues hay un espacio para la buena suerte, los angelitos y angelitas de la guarda y para el buenrrolleo. Y ese papel le corresponde a Júpiter. Esto es: allá por donde pasa Júpiter, se produce expansión, riqueza, prosperidad, beneficio… bla, bla, bla.

Recordad, como siempre, que se le considera el Gran Benefactor dentro del septenio de la Astrología Clásica (esto es: cuando antes se trabajaba sólo con Saturno, Júpiter, Sol, Marte, Venus, Mercurio y la Luna pues Júpiter era el mejor de los mejores; de hecho, sigue siendo el más chachi piruli).

Y esto lo podemos formular de la siguiente manera:

Júpiter = Guay.

Eso por un lado.

Y luego, por otro, conviene saber que Júpiter se mueve más a o menos a razón de signo por año y que hay signos con los que se lleva muy bien y otros con los que se lleva regular. Con los signos que se lleva bien se volverá más generoso y más chachipiruleta y con los signos que se lleva menos bien pues le costará más soltar pasta y llenarnos la casa de niños y niñas y niñes adorables.

¿Está claro?

Pues resulta que Júpiter se lleva bien con Sagitario, con Piscis y con Cáncer. Y esto nos interesa mucho, porque ¿de qué va este artículo? ¿Dónde ingresa ahora Júpiter? ¡En Piscis, yeah!

Así que la ecuación se nos queda de tal manera:

Júpiter x Piscis = Super guay del Paraguay.

Si aparte le añadimos un contexto previo donde vemos el año nefasto que arrastramos y que Júpiter viene también de un par de tránsitos complicados a su paso por Capricornio y por Acuario, pues todavía pareciera que sus bondandes, si bien siendo, las mismas, destacaran todavía más. Es como tirarte lo que parece una eternidad trabajando y penando y de pronto te regalasen un mega fin de semana de hotelazo, todo gastos pagados y sin limitaciones. Pues lo flipas todavía más en colores.

Conclusión cosmomatemática:

Júpiter x Piscis (x año de mierda) = Nos encanta Júpiter. Forever in Love with you.

 

Júpiter en Piscis. La ventanita (o la ventanaza) que se abre. 

Repito, será el 2022 donde Júpiter se paseará por Piscis durante muy buena parte del año. Ahora, en esta ocasión, solo tenemos esa ventanita —o esa ventanaza— desde el 13 de mayo al 28 de julio. Ademas, dentro de este periodo, habrá momentos mejores y otros todavía más mejores. En seguida lo detallo.

Antes, me gustaría hacer un mini repaso general de los significados de Júpiter por Piscis porque serán las palabras clave o las áreas o intereses que os interesaría potenciar (o que debieran potenciarse y siempre en función de vuestras cartas) durante este mini ciclo. Tomad nota: abundancia, riqueza, dinero, niños, nacimientos, justicia, regalos, oposiciones, enseñanza, sacerdotes, religión, espiritualidad, fe, fidelidad, herencia, protección, mecenazgo, erotismo, cachondeo, viajes marítimos, vacaciones cerca del agua, magia, conexión, entrega, ayuda desinteresada, arte, musas, caderas, el hígado.

De alguna manera —y muy a lo bruto— toooodas estas palabritas clave y lo que significan en vuestra vida andan de enhorabuena. Repito: luego hay que bajarlo a vuestra carta, pero —y lo repito también— están de enhorabuena.

Claro, luego hay algo muy lindo de la Astrología y muy, muy requetepráctico, que consiste en ajustarse/ajustarnos a lo que está sucediendo allá arriba. ¿Con esto qué quiero decir? Pues que si arriba el cosmos está de festejos y favoreciendo los nacimientos y el erotismo, no está de más darle la bienvenida al folleteo y a nuevos miembros a la familia. O lo mismo a ese viaje a la playa, a ese Camino de Santiago o a ese postularnos para la residencia artística. Cada uno y una con lo que le toque.

Entonces esto significa: que nos conviene aprovechar este periodo para movilizar estos asuntos jupiterianos.

Sigo. Y vamos matizando:

Dentro de esta ventanita —o ventanaza— tendremos momentos muy chachis. Y esos son los que realmente nos conviene sacarle punta. Sin estresarse, ojo, que el año que viene tendremos más Júpiter en Piscis para rato. Pero entre tanto: ¿por qué no planear las vacaciones? ¿O mirar esos estudios? ¿O tramitar esa herencia? ¿O iniciar una práctica espiritual? ¿O chequearme el hígado? ¿O decorarle la habitación a mi hijo? ¿O pegarme esa pateada por la playa y conectar con la magia del océano? Lo mismo me vale para recuperar el contacto con gente sabia o protectora, preguntar por ese aumento de sueldo o la nueva nacionalidad.

Así que quedaos con esto: el 21 de junio Júpiter empieza a retrogradar. No es que sea malo per se, pero, puestos a planear cosas chachis, nos conviene hacerlas un poquito antes de que se produzca esta retrogradación. Además, justo por esas fechas está también el Mercurio a punto de despertar y dos planetas cambiando de velocidad al mismo tiempo en el cielo no nos gustan tanto. Conclusión: Júpiter andará más fuerte en el cielo desde su ingreso, el 13 de mayo, hasta un poquito antes de su retrogradación, esto es, pongamos, hasta el 13 de junio.

Esta es la gran ventanita que se pone a nuestra disposición para —sin sonar muy místico y Mercurio retrógrado mediante— pedirle favores al universo. ¿De acuerdo?

Una ventana de magia con Júpiter en Piscis, siendo el 3/4 de junio un día clave.

Una ventana de magia con Júpiter en Piscis, siendo el 3/4 de junio un día clave.

Además, dentro de este periodo, hay varios días muy significativos con otros aspectos bondadosos allá arriba —recordad que el cielo es un conjunto y hacer análisis aislados peca de pobre— y os animo, además, a anotar estos días en concreto: el 15 de mayo, la franja del 1 al 6 de junio y el 11 de junio.

De todos estos momentos estrella, el que se lleva la palma es el 3/4 de junio porque los dos buenazos del cosmos se contactan y encima se ayudan mutuamente: o sea, el día es mega mágico allá arriba, y ya cada uno, una y une lo podrá aprovechar más o menos en función de su carta. Pero maravilla de día.

Claro, esto da para otro post o incluso para un taller: recordad que lo de arriba debe ser bajado y cotejado con lo de abajo. Pero creo que a modo de introducción, os viene de perlas tener en cuenta este portal y estas fechas concretas.

Si queréis profundizar un poco más en cómo os afecta este Júpiter en Piscis, buscad el simbolito de los pececitos mencionado arriba en vuestra carta y, según la casa que ocupe, allá se manifestarán las bondades y la abundancia y el desparpajo de fertilidad de este planeta. Por supuesto también podéis encargarme un coaching astrológico que tan chachis me salen pero os aviso, tengo lista de espera.

 

Júpiter en Piscis, 2021. Fechas, aspectos y tal y cual Pascual.

Como siempre, y en mi línea friqui mochilera (en plan: Tengo la agenda llena de todos los aspectos de un montón de planetas) os paso aquí la habitual lista de fechas, armonías y desarmonías de Júpiter durante este mini ciclo por Piscis.

Esto es más un antojo mío —que por supuesto necesito para las consultas— y que vosotros, vosotras y vosotres os podéis saltar a la torera y simplemente usar las fechas mencionadas en el epígrafe previo.

Yeah.

— 13.05.2021. Júpiter ingresa en Piscis. La crème de la crème, Mesdames et Menssieurs… La casa que os toque, se activa, y de manera positiva.

— 21.05.2021. Sol en Géminis cuadrado a Júpiter en Piscis. Hay un problemita de regencias pero ni eso: nos encanta que el Sol y Júpiter se contacten. Aunque puede dar demasiados aires de grandeza o querer abarcar más de lo que se puede. No os apuntéis a cien cursillos. Tendencia al despilfarro.

— 04.06.2021. Nos encanta este día porque Venus, benéfico menor, le dibuja un trígono a Júpiter, benéfico mayor, y encima hay una recepción de la hostia que a lo bruto viene a significar que este aspecto está de putísima madre.

— 20.06.2021. Júpiter ya empieza su retrogradación. Por eso molaría apretarnos un poco las tuercas antes de que esto suceda.

— 12.07.2021. Aspecto simpático este, que hay que mirar un poquito más con lupita: Mercurio en Cáncer, ya directo, trígono a Júpiter en Piscis. Bueno para visitar o contactar con la familia, hermanos, tíos… Aclarar y armonizar con ellos.

— 22.07.2021. Oposición entre Venus en Virgo y Júpiter en Piscis. Venus no anda muy católico pero recibe bien a ese Júpiter, o lo que es lo mismo, dentro de su pulcritud y amor por el orden y el cuidado reinará además un poquito de justicia, buenrollismo o incluso las ganas de hacer un cursillo de botica, nutrición o autocuidado.

— 28.07.2021. Se acabó, Júpiter sale de Piscis y vuelve a Acuario. ¿Y por qué no? Los acuarianos y acuarianas del último decanato también tienen derecho a disfrutar un poquito más de este tránsito. Yeah.

Resumiendo. De este Júpiter en Piscis. 

Querides, en plan rollo profe, y resumiendo:

Se nos arrima allá arriba un periodo muy bonito —con momentos muy estelares— con repercusiones a nivel socio mundial, pues Júpiter y sus tránsitos afectan por ejemplo en asuntos de religión y de justicia y nos pueden mover desde la intolerancia por credo hasta la compasión y comprensión más hermosa.

Evidentemente, a nivel personal, repito, todo lo de arriba tenéis que bajarlo a vuestra carta: pero con más y con menos, puede ser una ocasión muy especial para que os concentréis más en los asuntos jupiterianos: desde procrear a pensar en nuevas maneras de hacer dinero a apuntaros a un curso de meditación o de natación sincronizada. Lo que os más os convenga. Usad la lista de palabras clave.

De nuevo, si queréis profundizar un poco más —además de encargarme una consulta— os animo a buscar qué casa os ocupa Piscis. O, también, aunque esto tiene que ser analizado con cuidado: por dónde andan los tres graditos de Piscis.

Si es en el Ascendente, que forma parte de la triada básica de la carta, pues las bondades serán más evidentes; si es en la casa II, pues lo mismo implican aumento de dinero; si es en la casa III, escritos, comunicación, hermanos y hermanas que nos regalan sobrinos, sobrinas y sobrines… y así de oca en oca.

Hay muchas cosas más que mirar: por ejemplo qué planetas andan por esos grados de Piscis, del grado 0  al 5, más o menos, qué aspectos produce al resto de la carta, qué lugar ocupa Júpiter ocupa en nuestro tema o por dónde andan Sagitario y Cáncer… Pero de nuevo, esto era sólo una pequeña intro.

Lo mismo más adelante me animo y os preparo una especie de protocolo para entender mejor el tránsito y que hagáis vuestros propios pinitos con las predicciones, ¡que mola mucho!

Entre tanto, aprovechadlo, en la medida de lo posible, lo entendáis mejor o peor, de verdad que es bien, bien, bien, bien bonito… así que felicidades a todo el mundo ¡y felicísimo tránsito, tránsito mini,  de Júpiter en Piscis!

 

***

El resto, lo de siempre, que ando por facebook, instagram , youtube y twitter y que me ayuda un porrón que compartáis por aquí y por allá estos requeboletines. 

Os animo también a repasar el vídeo con las cositas de mayo. Y con suerte seguiré subiendo vídeos y espero poder meterle mano pronto al formato podcast.

Recordad también que tengo una entrevista muy guasona y con fotos intergalácticas que espero difundais y gocéis de buenísima gana.

Y las gracias. Las gracias, gracias, gracias. Danke schön. A quien me lee, me comparte, me hace consultas, me escribe por privado, por telepatía, se apunta a mis talleres, me hace cosquillas virtuales y toooooda la demás mandanga.

Un muy feliz ciclo de Júpiter en Piscis.

Preparades, preparades, preparades, ¡preparades!

 

 

Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay, Imagen de Franz Bachinger en Pixabay 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 ideas sobre “Júpiter en Piscis 2021. Un adelanto.

    • Mochilastrológica Autor

      Obvio, el Ascendente o Casa I es de las casas más importantes de a carta. Por supuesto, esto luego hay que verlo en conjunto del carta pero es de las mejores posiciones.

  • eugenio

    Piscis, mi casa VIII, uf, y allí tengo a Saturno (con los únicos aspectos en sextil a mi medio cielo y a Venus en mi casa VI) donde se juntará con Júpiter antes de su retrogradación, volverá a mi sol natal, por ser acuariano del tercer decanato, y luego volverá otra vez en 2.022. Esto es un pasacalles, un sin vivir, pero al menos Saturno, ese cascarrabias solo está en esa casa, «sin molestar», sino, seguramente, tendría vida de anacoreta o de fraile o yo qué sé. Eso sí, cuando tuvo su tránsito urano, ya hace años, recibí una herencia. Espero que solo sea eso, me da miedo.
    Ves como si te entendemos, Emilio, ves como sí 🙂