La Luna nunca para quieta en este continuum mágico del cosmos. Buena semana. Buen mes, en definitiva. Pero mejor te lo cuento aquí.

Boletín Astrológico: del 6 al 12 de junio 2022


¿O qué pasa si en el cielo sólo hay aspectos lunares?

No sé si te fijaste en el titular de este Astroboletín, pero incluso si lo hiciste, te animo a volver a leerlo. Sí, en efecto: ¿qué pasa si en el cielo hay sólo aspectos lunares?

¿O qué es lo que quiero decir con esto? Pues lo que intento hacerte ver es que en esta semana tenemos muy, pero que muy pocas figuras allá arriba. Como si el cielo se tomara un mini descanso. Bueno, un mini descanso entre comillas porque encima de nuestras cabezas nada para quieto, igual que nuestro organismo, igual que todo: un continuum infinito.

Pero sí es verdad que comparada con otras semanas con sus planetas que despiertan o que cambian de signo o cuadraturas jodidas o trígonos maravillosos… pues esta que estrenamos apenas atesora un par de novedades y el resto es eso: la Luna que en su periplo va cambiando de signo y va tocando y activando el resto del cielo.

¿Implica que esta semana por ende debiera ser más tranquila? No. En absoluto. Tú piensa que hay aspectos que se activan en un momento exacto pero que se sienten antes. Y al contrario: que se producen pero continúan activos por días o incluso meses después (el caso de los eclipses o las denominadas configuraciones universales).

Esta semana es una prolongación de la previa y al mismo tiempo un preámbulo de la siguiente, que no te quepa duda. Y por otro lado, y un poco reincidiendo en lo que cuento en el vídeo del mes, sí es cierto que vamos a pasar por unas semanas con el cosmos en condiciones (con planetas bien puestos) y no estaría de más usar la energía a nuestro favor ya se en temas de emprendimiento (Marte), de lo plástico, estético y placentero (Venus) y de lo comunicativo, informativo, intelectual, viajero y de negocios e intercambio (Mercurio, aunque esto se hará más potente a partir del 13 de este mes).

Así que teniendo en cuenta de que se trata de un buen mes y de que la semana es una oportunidad deliciosa para sortear tus problemas y tribulaciones, salir mejor parado, dejar atrás penas y malestares o por lo menos aflojar un poquito el melodrama vital en el que encuentres… teniendo en cuenta todo esto, pasemos al análisis.

Me voy a tomar la licencia de mencionar por dónde anda la Luna. Más que nada, por rellenar hueco, que si no se me queda el Boletín muy corto.

Pasemos al lunes 6 y la Luna en Virgo, y que si ideal para escribir, clasificar, optimizar, hacerse un chequeo médico, planear un viaje, unos estudios, ordenar cajones, facturas y lo que toque.

No está tan mal esta Luna porque en algún momento le va a plantar trígono a Mercurio que recién despertó en Tauro: ya llegan las primeras cartas, mensajes, soluciones y alternativas a las encrucijadas. Además de manera muy práctica. Invitaciones. Una prima que nos escribe. Vecinos o vecinas. Una tía. La cita con la pelu, con la de la inauguración, la cena postergada porque alguien estaba enfermo. Hay recuperación. Gente que estuvo enferma que nos contacta. Noticia de embarazo. Una alegría. Un paseo por el parque o arreglitos en el jardín o en el campo. Una cesta de fruta deliciosa.

Habrá además cuarto lunar. Con lo cual todo este tema comunicativo y de opciones y de incluso desavenencias sobre si escoger A o B o C se hará muy notable.

Luego la Luna pasa a Libra el miércoles 8 que para algunos y algunas puede ser un buen momento para la decoración, lo estético, irse de eventos y de copichuela o para cerrar contratos. Y para el viernes 10 andará por Escorpio que cuando logra superar su tendencia al melodrama y a la paranoia resulta de lo más sanadora, terapéutica, intuitiva e incluso divertida en lo morboso y cáustico.

Fíjate que el viernes por fin tenemos nuestro primer evento planetario de la semana. Un trígono de Mercurio a Plutón, desde Tauro a Capricornio. Que sí, que la semana pinta divina para tu mudanza, para que por fin tires todo lo que te sobra del piso, le eches huevos y pidas la ayuda o la beca, te enfrentes al funcionario con un par de ovarios o huevos, consigas que te aprueben el proyecto o la idea y te pongas hasta el ojete de terapia (Plutón mediante, o círculo de hombres y/o mujeres, tantra o hedonismo sanador o ese masaje atrevido).

Yo creo que todo apunta a que tengo que publicar el nuevo episodio del Mochicast, ¿no te parece?

Nos despedimos de la semana con la Luna en Sagi ya el domingo, pero antes, antes, el sábado 11 se produce el otro aspecto semanal. La conjunción de Venus con Urano en Tauro y en el grado casi 17.

¿Que si es importante este evento? Pues yo creo que sí.

Ya conté hasta el hartazgo cómo los grados del 18 al 25 de los signos fijos van a tener que enfrentarse a varios desafíos este año (es lo que tiene, hay que joderse). Y si bien este aspecto per se no es negativo, tampoco es per se positivo.

Es y punto. Y esto implica que puede traer desde mujeres nerviosas a desajustes hormonales a gastos y placeres fuera de lo común a fiestas sorpresa y regalos inesperados y en definitiva a cierta radicalidad, electricidad, meneo, ajetreo, merequetengue a esa zona que ya anda sensible.

Repito. No tiene por qué ser malo. Pero si hay que contar con que lo mismo los planes o las relaciones o los amores o incluso esa visita a la pelu no terminan con el desenlace que en principio habíamos planeado. Algo así comento en el vídeo: es como ir a ponerte el pelo rubio en la peluquería y salir de allí con mechas violetas.

Ya me irás contando.

***

El resto lo sabes, de tanto que me repito. Que puedes seguirme por un montón de portales no energéticos: facebook, twitter, instagram, ese Youtube. (por fa, no me da tiempo a responderos a todos los privados por FB y IG. Si son dudas, hazlas en abierto, ¡que así aprendemos todos y todas!). Repito: dudas en abierto y el resto de consultas por email. REPITO: consultas importantes y demás a info@mochilastrologica.com.

¿Y qué más? Ah, pues que nos despedimos antes de las vacaciones con una reedición del curso de las Casas Astrológicas. Es un mega curso: o sea, una pasada que no tiene nada que ver con, me atrevo a decir, el noventa o noventa y cinco por ciento de lo que se enseña en las escuelas.

¿Y por qué? Pues supongo que algunos motivos es porque recuperamos con un montón de conocimiento Clásico que ya se ha perdido, mandamos a freír espárragos ya esa tontería del llamado Zodíaco Astrológico (o sea, la equivalencia de los signos, planetas y casas), practicamos con un montón de cartas de famosos y famosas para cotejar lo que aprendemos y encima sacamos tiempo para asomarnos a las cartas de los asistentes.

¿Te parece poco? Bueno, yo es un curso que adoro de hacer, dejo al personal encantado y con ganas de repetir y, como siempre, son plazas limitadas y tienes el resto de detalles en este enlace.

Finalmente, te cuento que en un par de semanas voy a tener el gusto de visitar Málaga para el Congreso Ibérico de Astrología. Prepárate porque voy a ponerme hasta el ojete de conocimiento cósmico y espero al menos poder compartirte un poco de esa sabiduría contigo. ¡Lo haré en los correos, que ya sabes que sólo lo reciben quienes estáis suscritos y suscritas a la página! Así que corriendo a anotarte, si todavía no formas parte de la comunidad astromochilera. Lo haces aquí.

Te sigo informando. Muy pronto. Siguen las novedades mochileras, que de algo tengo yo que sacarle partido a este Júpiter en el signo de mi sol, ¿no te parece?

Gracias, gracias, ahoi, ahoi.

Emilio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 6 al 12 de junio 2022

  • Amparo Ecoffey

    Excelente mensaje, sorprendentes cada día con tu análisis y jocosos comentarios del cosmos! Seguimos dando las vueltas al hermoso vivir 💚 con los astros! ⚛🪄🆒️

    • Mochilastrológica Autor

      Querido, sí. Un poquito. Pero en mi opinión los efectos se darían antes o quizá un par de semanas después de la conjunción exacta. También se podría vivir pero de una manera más colateral y no tan directa, a través de otras personas, por ejemplo.