Bueno, a ver. Sucedió lo siguiente. Resulta que me voy de vacaciones, pero de vacaciones de las buenas, de esas que desconectas de todo y no miras ni el teléfono móvil. Pero como os tengo demasiado cariño, me las he organizado para escribir el Boletín de la próxima semana. Eso sí: en cuanto lo publique, desconecto todo y ya no me leéis por unos pocos de días.

Por supuesto, no es nada grave. De hecho, apagar el móvil, ignorar las noticias y olvidarse de los tránsitos celestes parece una actitud bastante afín a la retrogradación de Mercurio; es decir, que además de este rehacer, repasar, reconsiderar, etcétera, los planetas retrógrados también nos invitan a desplazar la energía desde el exterior al interior. A mirar menos fuera. Y más dentro.

Así que nada. Que ahí os quedáis…

Pero antes, el Boletín.

La verdad que la semana próxima sigue calentita. Recordemos que vamos a vivir una Luna Llena en Libra muy tensa el sábado, disparando nuestras emociones. Además, en el cielo no paran de vivirse cuadraturas y el mundo va como va, con atentados en Francia, incendios en Rusia y en unos calabozos de Venezuela. Una maravilla.

Claro, el lunes 2 se produce la temida conjunción entre Marte y Saturno en Capricornio, prácticamente en el grado 9. No estaría de más que buscarais en vuestra carta este grado y comprobaseis si afecta de manera tensa o fluida otros puntos de la carta. Si hay conjunción, apretará los tornillos. Si hay cuadratura, será un grano en el culo o una especie de mosca zumbándonos y agobiando cerca. Si se trata de trígono o sextil pues ya la cosa se suaviza.

Conviene andar pendiente de este Marte, porque pasada la conjunción y habiéndose cargado de la seriedad saturnina, seguirá dibujando otros aspectos en el cielo, luego se juntará a Plutón y, un poco más adelante, en Acuario, comenzará a retrogradar y cuadrará a Urano en Tauro. Vamos, que tenemos Marte para rato durante este 2018.

Seguimos.

Los siguientes aspectos los tenemos de la mano de Mercurio y son un poco jodidos. Por un lado, no olvidemos, Mercurio anda para atrás y a mí me encanta quitarle el drama; hemos visto en el artículo especial que se trata de un planeta un poco gamberro y que sus retrogradaciones sí pueden ayudarnos en determinadas actividades.

Lo que pasa es que en este andar hacia atrás, Mercurio, que corre por Aries que se las pela, va a dibujar cuadraturas a Marte y a Saturno. Lo hará el 4 y el 5 de abril. El 4 a Marte y el 5 a Saturno, entre los grados 9 y 10. En estos días, precaución con lo que se dice, con lo que se corre, ojito con las prisas, atentos a las normas, a los cortes… Incluso el ánimo podría decaer. Encuentros sombríos. Cierta amargura puesta sobre el pasado o la gente que nos viene. Aguantad el tirón porque el aspecto se repetirá luego cuando Mercurio espabile y vuelva a moverse hacia adelante.

También podría ser que no suceda nada del otro mundo. No me canso de decíroslo. La Astrología es vivencial, circular y muy práctica. Tenéis que experimentarla en cada uno de vosotros. Lo que podéis hacer es andar un poquito pendientes durante estos días y, más adelante, compararlo con las fechas cuando el aspecto se repita. Esto será el 25 de abril y el 12 de mayo, pero ya se hablará en los Boletines correspondientes.

Nos despedimos de la semana con un aspecto lindo -el único, al parecer- y tampoco es para tirar cohetes, pero menos da una piedra. El sábado 7 Venus, que ya anda por Tauro, tan hedonista y un poquito posesiva, dibujará trígono a Saturno en Capricornio. Se trata de una figura que le corta un poco el cachondeo a Venus o lo hace, cuanto menos, un tanto más tradicional o chapado a la antigua. Promueve el buen uso de dinero. Vejez larga, acomodada y estable. Amores lentos, pausados; gusto por las antigüedades, la cerámica y la escultura. Atracción por personas responsables y de gran poder adquisitivo. Goce responsable y ambicioso. Éxito económico.

Bueno, la verdad que tampoco está tan mal el aspecto… ¿Alguno lo tenéis en vuestra carta?

***

Y ya sí me despido. Que me voy de vacaciones. Muchas gracias por leer. Por compartir. Por preguntar. Por opinar. Por vuestros Likes.

Acordaos de apagar el móvil. El ordenador. Y si no sois capaces, pues continuad siguiéndome por facebook, twitter e instagram. La telepatía, esta semana, la desenchufo.

Un super abrazo

Emilio P. Millán

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes