Soy Emilio, astrólogo profesional, y te ayudo a hacerle cosquillas al cosmos…

… para que el cosmos se ría contigo, te cuente sus secretos y te ayude a surfear las olas vitales

Los cualidades elementales en Astrología.

Todavía me parece muy fuerte que la gente se ponga a estudiar Astrología (se enrede con Ceres, Vestas y Quincucios) y no tenga ni puñetera idea de lo que son las cualidades elementales en Astrología.

Yo empiezo muchos de mis cursos viéndolas a fondo, o repasándolas, volviendo a ellas: son la fórmula mágica sobre la que se sostiene el lenguaje astrológico. Y te sirven para Espagiria, guardan cierto contacto con la MTC… en fin: que es genial entenderlos y practicarlos.

De hecho, me gusta pensar que tenemos una especie tabla de control con dos rueditas de volumen (una con el calor primordial o radical y la otra con la humedad primordial o radical) y nuestro trabajo como astrólogos (ante una carta, lectura, posición planetaria, predicción, lo que toque) es afinar que esas rueditas sintonicen con el grado más exacto posible de ambas cualidades.

O lo que es lo mismo: descifrar algo astrológicamente, trasladar cualquier cosa, situación, color, textura, olor, sentimiento al lenguaje cósmico es el arte de subir o bajarle el volumen de estas ruedas.

A ver si me explico.

La Astrología es solilunar: esto es, se basa en el Sol y se basa en la Luna. Ambas son las llamadas Luminarias, las dadoras de vida: que si Yang y Ying, espíritu y materia, corriente eléctrica y transformador, principio impulsivo y principio modulador. La clave binaria de toda la vida y presente en tropecientas mil filosofías y que seguro que te suena.

Bueno, pues esta clave binaria, en Astrología, representada por el Sol y con la Luna cuenta con lo que se llama dos cualidades radicales o primordiales.

Al Sol se le considera fuente de calor radical o primordial.

A la Luna, fuente de humedad radical o primordial.

Y esto es la base, el origen, el principio de todo conocimiento astrológico. Repito: de TODO.

No sólo eso, dichas cualidades básicas pueden ser negadas: esto es, su ausencia deriva en otras dos cualidades.

O para que me entiendas:

De la ausencia de calor o del no-calor, surge el frío.

De la ausencia de humedad o de la no-humedad, surge la sequedad.

Claro, ahí ya tenemos un sistema de 4 cualidades: calor, frío, humedad y sequedad (claro, el número 4, sistema cuaternario: sólido, material, estructurado) que nos va a servir, créeme, para un montón de nomenclaturas durante tu aprendizaje cósmico.

De hecho, vamos a poder clasificar a los planetas por sus cualidades elementales; de ahí van a derivar también su carácter benéfico y maléfico; vamos a entender mejor quiénes combinan mejor con quién por aspectos; surgen los cuatro elementos del zodiaco (fuego, aire, agua y tierra)… o sea, un montón de conocimiento clave, mágico que lo flipas y super indispensable para tus lecturas, tu aprendizaje, tu filosofía o como quieras.

¿Y entonces qué significan estas cuatro cualidades elementales?

Pues vamos a analizarlas una por una (y por pares / y contrarios, que verás que no es difícil). Y quiero por fa que estés todo el rato teniendo muy en cuenta que trabajamos con lenguaje simbólico.

¿Esto qué quiere decir? Que caliente no va a siempre significar a 100 grados de temperatura (que también lo significa) sino muchas otras cosas más.

Ni húmedo implica todo el rato gotitas de condensación.

Y además que no pierdas de vista que este combo calor y humedad tiene su equivalencia en ese par Sol/Luna, Papá/Mamá, Yang/Ying, Dios/Diosa o el nombre que quieras ponerle.

Empecemos.

EL CALOR RADICAL

—El calor es principio de vida, movimiento, expansión, estimulación, impulso, mezcla. Son ganas de vivir. Optimismo. Instinto. Intuición. Espontaneidad. Por la actividad, hay cierto mando o actuación en el resto. Ojo, sin pasarse: el calor extremo achicharra, calcina, destruye.

Piensa por ejemplo en la fuerza que necesita una semilla para nacer, para el brote. Y piensa también en algún tipo de búsqueda del otro pero imponiéndose sobre este, o sobre el ambiente.

De hecho, si lo reflexionas, esto ya nos da pistas por ejemplo de por qué los signos de fuego (combinación de caliente y fuego) son de naturaleza muy activa, energética e impositiva. Aunque luego la sequedad les dará un toque más individualista.

Y SU CONTRARIO… EL FRÍO RADICAL

— El frío es retracción, concentración, interiorización, inactividad, reflexión, pensamiento profundo, bloqueo, energía al mínimo, parálisis, muerte

Aquí puedes imaginarte un invierno frío de narices y cómo se te quitan las ganas de salir a la calle (te inmoviliza), se te contraen los músculos (contracción), te da por pensar más de la cuenta (reflexión) e incluso se te cruzan tristezas y melancolías (aquí ya nos estamos metiendo en la teoría de los temperamentos pero mejor la dejamos para otro artículo).

Pero bueno, si hace frío fuera, lo mismo te cuesta menos prepararte unas oposiciones. Se te hace más fácil estudiar para un examen, concentrarte en una sola tarea y no estar con la energía desatada pendiente de mil frentes (algo por ejemplo muy Sagi, por signo de fuego mutable).

O lo que es lo mismo: el frío de Saturno, y de Mercurio (combinados con su sequedad) son los que permiten que estos planetas sean buenos para etapas de estudio y concentración.

Las cualidades elementales en Astrología. Calor radical. Mochilastrologica.

Las cualidades elementales en Astrología. Calor radical. Mochilastrologica.

 

LA HUMEDAD RADICAL

—Si la humedad es principio de vida, fluidez, adaptación, flexibilidad, ablandamiento, movilidad y variedad, rendición, fusión, empatía.

Hay un principio de vida más receptivo, más pasivo: yo permito (celebro, si quieres, desde un principio muy puro), yo favorezco que la vida evolucione y lo hago desde un amoldarse, un adaptarse, un no oponerse a, un servir de contenedor a…

Por eso, por ejemplo, vamos a tener a la Luna (húmeda como ella sola) como principio de variabilidad, de emocionalidad, de ciclo continúo, impresionable y memoriosa (ya que las impresiones externas la moldean). Por eso va a ser representante de viajes azarosos por mar, de embarazos, hasta de mensajería.

Y por eso, su combinación con Júpiter (caliente y húmedo) era para Morin de Villafranche de las mejores posiciones planetarias: o la que auguraba fortuna y vida.

 

Y SU CONTRARIO… LA SEQUEDAD RADICAL

— La sequedad en tensión, endurecimiento, rigidez, pasión, rapidez, dominio, precisión, egocentrismo, fraccionamiento y ruptura.

O sea, lo seco está guays para tomar decisiones, para individualidad, nuestra definición como seres únicos (piensa en el Sol, caliente y un tanto seco). Y nos evita la duda, la falta de definición, el confundirse con el otro que pueden padecer cualquiera con planetas personales, por ejemplo, en Piscis (signo de agua, húmedo y frío, y encima, mutable).

Pero por otro lado, recuerda, porfa, que si te pasas con la sequedad, creas fracturas, división, separación e incluso dolor. Por eso las combinaciones de Marte y Saturno (que potencia la sequedad) son tan trabajosas en una carta natal o cuando te suceden por tránsitos u otras técnicas predictivas.

Las cualidades elementales en Astrología. Humedad radical. Mochilastrologica.

Las cualidades elementales en Astrología. Humedad radical. Mochilastrologica.

 

Te dejo que le sigas dando vueltas al tema. Repito que un básico imperdible para hacerle cosquillas al Cosmos, para signaturar (clave en Espagiria y Astrología) y para que comprendas mejor tu carta, tu vida, lo que te rodea y quién sabe si hasta te conviertas en un mega astrólogo o astróloga.

Image by Sasin Tipchai from Pixabay

 

Entradas relaccionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aprende a leer tu carta natal y empieza tu camino astrológico

Descubre los conceptos básicos del cosmos para ser capaz de descifrar algo como esto