La conjunción de Venus y Marte (en Leo y donde toque)


Este próximo martes 13 de julio Venus se une a Marte en el grado 19 de Leo. Es una conjunción normalita; quiero decir, tampoco es para fliparnos.

De hecho, como comentaba hace poco por acá, se habla mucho de que si los amantes cósmicos, de que si Venus -la amante seductora- y Marte -el guerrero pasional-, de que si momento idóneo para el amor, de que si las relaciones se llenan de fuego, ardor, ternura, bla bla bla.

Y vale, de acuerdo, Venus y Marte se juntan y no es que esté tan mal, quiero decir, A nadie le amarga un Venus. Pero de verdad que este tipo de interpretaciones tan grandilocuentes, prometedoras y al mismo tiempo simplistas me resultan una bombita de humo y luego así os pasa que os lleváis las desilusiones y esos mega trompazos descomunales.

Por otro lado, cualquier conjunción celeste puede ser estudiada y contemplada como un inicio de ciclo: esto es, por ejemplo, una Luna Nueva o novilunio, novilunio es una conjunción Luna y Sol y se analiza cada mes. O la afortunada conjunción entre Venus y Júpiter, que se da sólo una vez al año y que en el 2022 será francamente hermosa. O la de Saturno Urano. ¡O la famosísima entre Júpiter y Saturno! Vamos, que cada vez que dos planetas se unen se puede extraer un aprendizaje o una predicción al respecto.

Así que como no quiero ir de sobrao, aquí va mi artículo sobre la próxima conjunción de Venus y Marte en Leo. En Leo o donde toque. Quiero decir que con este artículo vamos a analizar un poco de qué va este ciclo y al mismo tiempo espero despejaros un par de dudas, quitarle toda la magia ingenua a esta configuración y, sobre todo ampliar sus significados que van más allá del amor e incluso de las relaciones como he llegado a leer.

 

La conjunción Venus y Marte. Esa conjunción o cualquiera. 

Vamos a ver. Todos y todas -y hasta todes- estamos de acuerdo con que los planetas giran alrededor del Sol. Yeah. Algunos tardan más. Otros tardan menos. Mercurio tarda 88 días. Júpiter un añito. Saturno casi treinta. Y Neptuno como 188, por citar ejemplos.

Y espero que coincidamos también en que, de vez en cuando, estos planetas en su eterno orbitar, se unen en el firmamento. Se trata por supuesto de una ilusión óptica, es decir, los planetas no se unen, no se juntan, pero desde nuestro ojo humano pues pareciera que allá arriba se colocasen en el mismo lugar. Y luego se adelantan, se retrasan, dan pie a las llamadas retrogradaciones y toda esta mandanga tan linda de observar.

Ya he mencionado arriba que cualquier conjunción: cualquier, cualquier conjunción, puede ser objeto de estudio. Y que la más evidente y de andar por casa es la conjunción entre la Luna y el Sol que da lugar al novilunio, novilunio, y que se estudia mensualmente para analizar los próximos treinta días aproximados y hasta la siguiente Luna Nueva.

Pero hay otro montón de ciclos o conjunciones que se estudian y aquí os podría citar un libro muy bonito de Lourdes Muñoz que se llama «Los actuales cambios sociales», donde la autora le da duro a un montón de conjunciones y busca su equivalencia o manifestación en eventos sociales y políticos y lo coteja con cartas de presidentes y dirigentes y todo eso.

Además digamos que hay como diferentes grados de importancia con las conjunciones. En principio, la más relevante podría ser la conjunción entre Júpiter y Saturno -esa que se vivió en diciembre del 2020 en el signo de Acuario y que ya se ha definido como la definitiva del cambio de elemento y del paso a un ciclo de aire.

¿Que por qué es importante? Pues porque involucra a lo que se llaman los dos planetas cronocratores o Señores del Tiempo, los que marcaban las leyes en la antigüedad y bla, bla, bla. Hay mucha teoría sobre estas conjunción y lo interesante es que se repiten cada veinte años y por lo normal suelen además reinicidir por dos siglos en un mismo elemento. Esto es: doscientos años con conjunciones en signos de agua, de fuego, de tierra, de aire…

Pero bueno, vais a encontrar a otros astrólogos y astrólogas que os hablen de otros ciclos y que los consideren más importantes y está bien así.

No os flipéis con la conjunción Venus y Marte que no siempre es tan amorosa. .

 

Lo que sí me gustaría es que entendiérais que, en comparación con otros grandes ciclos, la conjunción de Venus y Marte es un bastante menos significativa. Y sí, ya sé que el amor y el sexo recíprocos molan mucho  y todo eso, pero yo no fui quien inventó la Astrología.

 

Ahora sí. La conjunción entre Venus y Marte. En Leo. O donde encarte. 

A ver, querides. Venus tarda como 255 días alrededor del Sol y Marte necesita casi dos años. Y lo normal -lo normal, lo normal, retrogradaciones aparte- es que ellos se conjunten también cada dos años.

Esto es. Cada dos añitos: conjunción Venus y Marte y todos y todas ahí raspando y rogando porque se junten en un punto importante y positivo de nuestra carta.

No sólo eso. Como toda conjunción o inicio de ciclo, está destinada a vivir sus propios desafíos, empujoncitos, enfrentamientos y ocaso. Ojo, que no es nada agorero ni pesimista.

Pensemos en la Luna Nueva. Cuando la Luna y el Sol se juntan, inicia un ciclo, ¿cierto? Luego tenemos el cuarto creciente, esto es, una cuadratura entre la Luna y el Sol y un momento de reajuste. Luego nos llega la Luna Llena, esto es, Luna y Sol enfrentados y peleándose o necesitados de dialogar. Finalmente tenemos otra cuadratura decreciente donde aquella idea o intención que se plantó debe volver a reajustarse pero quizá con menos fortuna y finalmente la siguiente Luna Nueva, donde la previa intención desaparece para dar pie a un nuevo ciclo.

Pues esto que os acabo de explicar y que se aplica al ciclo Luna y Sol, querides, es aplicable a toda, toda, toda, toda y más toda, conjunción de allá arriba. Esto es, toda conjunción siempre vivirá -aunque con menos exactitud que los novilunios- sus propias cuadraturas, reajustes y oposiciones.

Finalmente y como en cualquier conjunción nos toca juntar, unir, mezclar, batir, hornear los significados de los planetas involucrados. Y aquí es donde me gustaría que fueseis un poco más escépticos y escépticas y no os pusiérais tanto las gafitas de color de rosa.

Empecemos. Por un lado tenemos a Venus y Venus sí que es el amor, es la seducción, son los gustos, el coqueteo, los regalos, la búsqueda de armonía, el pasarlo bien, las fiestas, los perfumes, la comodidad, y también la pereza. Venus es lo venéreo. Lo que te deja engustado y estamos tan agusito. El porrito -con toques de Neptuno- o el MDMA o éxtasis, la droga del amor. Venus es la necesidad de pareja, de aliarse, es comprensión, empatía. Es arte. Lo plástico. Lo estético. Es gente joven, especialmente mujeres, y guapa. Y es nuestra capacidad de atraer o de conectar con lo que nos da placer.

Casi nada, eh.

Pues eso por un lado.

¿Y Marte? Pues Marte son las ganas de camorra, es el ejército, son las armas, es el semen, es la prisa, son los gritos, es el deporte, el emprendimiento, las esquinas y objetos afilados, es la competitividad, la asertividad, la supervivencia, es el crimen, el vandalismo, la guerra, el echarle ganas, el trabajar, el darle duro, el sexo, el mandar al otro, la imposición, el avasallamiento. Marte es la defensa, es el ataque, los músculos, la sangre, la adrenalina, las reacciones rápidas para que no nos maten -junto con la Luna-, es la construcción, el pico, la pala, el hierro.

Pues también casi na, ¿no?

Como veis, el hecho de que ambos planetas se junten NO tiene por qué manifestarse en una relación amorosa. Sí puede dar sexo romántico -sería una lectura- pero también gusto por el deporte o un consumo rápido de drogas o un despilfarro en hobbies o un ataque a mujeres…

¿Y esto de qué dependerá? Pues dependerá de un varias cosas pero podéis anotar unas pocas:

  • Del signo en que se junten Venus y Marte. Esta vez se juntan en Leo, que no es mal signo -todo muy egoico, todo muy fogoso, pero también todo para que te de un infarto y te quedes ahí y no lo cuentes- pero podrían  juntarse en Escorpio y otro gallo cantaría y Marte mandaría sobre el aspecto. O de pronto en Géminis y tendríamos otra reacción distinta. Esto es: mirad siempre en qué signo se juntan. Hay signos de naturaleza más venusina –Libra, Tauro, Piscis– y otros signos que no están para perfumitos y caricias –Aries, Escorpio, Acuario.
  • Del resto de planetas en el cielo. Por ejemplo, este año, la conjunción entre Venus y Marte en el grado 19 de Leo se dan todavía algo cuadrados con Urano en Tauro. ¿Qué los amantes cósmicos se juntan? Sí, vale, de acuerdo, pero Urano está por ahí cuadrando e incitando al divorcio, a lo novedoso, a la interrupción, a la sorpresa.

 

La conjunción de Venus y Marte de este año se da en el grado 19 de Leo. ¿Amantes cósmicos? Pues lo mismo no…

  • Y, por supuestísimo, dependerá de vuestra carta, de cómo está vuestro Venus, de cómo está vuestro Marte, de en qué casa se juntan y si tocan algún punto importante. Y ojo que con punto importante me refiero a planetas sobre todo personales -Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte… si me apuras también Júpiter y Saturno- con unos grados arriba o abajo.

 

¿Y entonces cómo se lee esta conjunción entre Venus y Marte en Leo? 

Pues a ver: ya sea en Leo o en donde toque, y teniendo en cuenta que hay signos más afines a Venus y signos más afines a Marte; y además teniendo en cuenta esto que os digo, que vuestra carta es la que se moldea o reacciona a lo de arriba y que no existen recetas automáticas, creo que la mejor manera de interpretar esta conjunción sería hablando de acción y placer.

O es un movimiento o un emprendimiento o un iniciar que nos produce satisfacción. O es una satisfacción, una actitud amorosa, una experiencia estética o artística la que nos induce al movimiento y nos pone en marcha.

Y perdón que quede todo tan vago y difuso pero es que las combinaciones son infinitas: de pronto puedo hacer del levantar press de banca un arte -Marte y Venus en el Sol, que rige el plexo solar- como que monto un show de circo en solitario en el que soy la estrella o quizá me voy de vacaciones a un lugar lujoso y me enamoro de alguien de melena platina y mucho músculo.

De nuevo, la conjunción invita al movimiento, como a la acción o al ataque -por Marte- y a su vez invita a la seducción, a la armonía, a la búsqueda de un ideal -por Venus. Por eso no es tan fácil predecir y por eso a cada individuo se le manifiesta de una determinada manera.

Buscad además en qué casa os cae, siendo normalmente las casas angulares las más dadas a producir eventos: esto es, las casas I, X, VII y IV. Y también conviene mirar de dónde os vienen vuestros Marte y Venus, es decir, si están determinados a casas de pareja o de sexo -la VII, la V- o de amistades -la XI- o si alguno de ambos planetas es el regente de vuestro Ascendente… O si Venus y Marte ya se encuentran en aspecto en vuestra carta.

Como veis, un montón de movidas.

Por último y evidentemente, buscad con qué planeta hace conjunción. Porque claro, no será lo mismo que Venus y Marte se junten en Leo en el grado 19 y tú no tengas nada cerca a mil kilómetros a la redonda, a que tengas justo en ese grado a tu propio Venus o a tu propio Marte -activando la parte más amorosa o la más competitiva de la conjunción- o que tengas a tu Luna o que tengas a tu Mercurio.

Además, y como siempre, esos planetas regirán otra casa en vuestra carta y siempre podréis seguir tirando del hilo con las posibles interpretaciones.

Ah, y finalmente y solo en este caso, como la conjunción de Venus y Marte se produce en Leo, no está de más echarle un vistazo a la casa en que se sitúe vuestro Sol porque allí también podría rebotar de manera indirecta este tránsito.

¿Quedó claro el protocolo? Como veis es todo un trabajito el hilar fino…

De hecho, y un poco para completar, yo sería especialmente cuidadoso con aspectos que van más allá de la conjunción. Que sí, que ya sé que la pareja ideal y folladora es un sueño fabuloso pero si esta conjunción le hace un trígono a Ceres para mí que no te soluciona gran cosa.

A lo que voy: que podeís buscar si el aspecto hace trígono, cuadratura y todo eso… pero sed de verdad precavidos y precavidas con las expectativas, ¿de acuerdo?

 

El ciclo de conjunción entre Venus y Marte en Leo. Un ciclo muy cortito. Reflexiones. 

Vamos a terminar con un par de detalles más para que veías por qué las recetas robotizadas no funciona…

Fijaos: resulta que los planetas se mueven, se juntan, se guiñan el ojo, se tiran los trastos, discuten… y también retrogradan.

Lo normal sería que Venus y Marte se juntase, diera pistoletazo de un nuevo ciclo marcado por la conjunción y que este durase unos dos años. Peeeeeeero… Peeeeeeero… como este 2021 a finales Venus se pone retro, pues la liamos gorda.

Va a dar lugar a un ciclo muy cortito y, luego, ¡a otro ciclo más corto todavía.

Os pongo las cartas y las fechas para que lo entendáis:

  • 13. 07. Venus y Marte conjuntos en Leo en el grado 19. Bueno, esa es la conjunción que nos ocupa en este artículo y teóricamente debiera iniciar un ciclo de dos años.
  • 19.12. Venus inicia la retrogradación en Capri y desajusta todo este ciclo.
  • 16.02. pero ya del año 2022, tenemos nueva conjunción de Venus y Marte en el signo de Capricornio.

La siguiente conjunción de Venus y Marte en Capricornio.

  • Y no sólo eso, apenas tres semanas después, el 6.03.2022 tendremos otra conjunción de Venus y Marte pero esta vez en Acuario.

Conjunción de Venus y Marte en Acuario. En marzo del 2022.

Eso sí, entonces sí que se iniciará un ciclo que tardará aproximadamente dos años hasta que Venus y Marte vuelvan a juntarse ¡y otra vez en Acuario! E incluirá trígonos, cuadraturas y oposiciones y lo que acostumbra.

 

Conclusiones para el análisis de la conjunción de Venus y Marte. 

Como veis, la conjunción entre Venus y Marte no estrena ciclo tan importante como otros ciclos mayores. Además, según las retrogradaciones, puede transformarse en un ciclo incluso más corto que los que transcurren desde una Luna Nueva a la siguiente.

Además, debéis ser un poco prevenidos y prevenidas a la hora de interpretarlo: quizá ceñirse un poco a los planetas que estén cerquita y siempre que esos planetas sean relevantes en vuestra carta, porque, recordadlo, vuestra carta es la que recibe esos rayitos de allá arriba.

Hemos visto además que tanto Venus como Marte tienen un montón de significados y que estos además han de combinarse entre ellos -la furia o el deporte marcial con la belleza o lujuria venusina, por citar algo. Y que además variarán en potencia y empatía según el signo que transiten.

Y finalmente, para despejaros de toda duda y que os quede claro que esta conjunción de Venus y Marte tiene bien poco de amantes cósmicos y de que las cartas deben ser analizadas en conjunto os dejo dos temas natales de dos personajes muy diferentes.

 

Adolfito Hitler. Venus y Marte conjuntos en Tauro.

Adolfito Hitler. Venus y Marte conjuntos en Tauro.

 

Mahatma Gandhi, conjunción Venus y Marte en Escorpio. 

Mahatma Gandhi, conjunción Venus y Marte en Escorpio.

 

Creo que más no puedo añadir… ¿o qué os parece?

***

El resto, lo de siempre, que ando por facebook, instagram , youtube y twitter y que me ayuda un porrón que compartáis por aquí y por allá estos requeboletines. Por fi, dadle al like, pero sobre todo compartir por aquí y por allá, que así es como me inspiráis y me da gusto seguir escribiendo. Ya casi somos 5000 en Facebook. Como yo mido la felicidad de mi vida a través de esos números pues os podéis imaginar lo happy que me encuentro. 

También, como os informé, ando por México de mochila, de mochila mega astrológica. Se supone que estoy de vacaciones pero no pude evitar repartir tarjetitas y liarme a hacer cartas con locales. Sólo a modo excepcional. El resto es playa, preguntas existenciales y demasiadas tortillas.

Y las gracias. Las gracias, gracias, gracias. Danke schön. A quien me lee, me comparte, se atreve con mis mega coachings/consultas, me escribe por privado, por telepatía, se apunta a mis talleres, me hace cosquillas virtuales y toooooda la demás mandanga.

Ciao, amiguetes. A darle duro. Y un órale muy cariñoso.

 

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Foto de Oaxaca. Artista Cesar Viyegax.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

10 ideas sobre “La conjunción de Venus y Marte (en Leo y donde toque)

  • Marta

    Buenas!! Me encanta tu blog! Me gusta mucho como cuentas las cosas! He llegado aqui buscando info sobre la conjunción de venus con marte en piscis y en la casa 12, que es como esta en mi carta, ademas yo soy acuario ascendente aries, me podrías contar algo de esta conjunción?? Muchisiiimas gracias!!!

    • Mochilastrológica Autor

      Qué bueno que te agrade el blog. Bienvenida. En el caso de la conjunción de Venus y Marte en Piscis tendríamos lo que se considera «un rescate», esto es, Venus suaviza, embellece, dota de dones y sensibilidad la actividad nerviosa y dispersa de Marte. O sea, debe haber ciertos dones artísticos pero, siendo la casa XII una casa de encierro, también problemitas de acometer el rol de salvadora o de víctima; una vida onírica/espiritual poderosa, sufrimiento por amor, periodos de reclusión y un largo etcétera.

  • Sandra

    Increíble y muy claro tu texto! Gracias por el tiempo que dedicaste a escribir con tanto detalle, la seriedad, la claridad, la coherencia, el buen humor 🙂 disfruta México 💛

    • Mochilastrológica Autor

      Gracias, gracias. Aquí andamos con no muy buena conexión pero muy inspirado y con el tiempo libre y las ganas de redactar nuevos artículos. Gracias, gracias y un gran Órale.

  • Alejandra Miranda

    Wow! Qué maravilla de artículo y efectivamente Emilio, para mi esa unión jamas ha sido (donde caiga) una conjuncion linda o amorosa y bueno ahora le toca caer justo en mi signo ascendente y nada mas y nada menos que aspectando a mi saturno natal jajajajaa! Mi risa es de nervios, ha sido un mes y medio del asco en mi vida y la unión de estos «amantes cósmicos» pues creo que mas que cosa linda traerá a mi vida más caos… Asi que para los que sí van a disfrutar de este tránsito pues qué genial y afortunados… Y tú sigue disfrutando de mi bello país, de ese mar hermoso y de la comida tan deliciosa como es la oaxaqueña! Que todo lo bueno y bonito de esta vida te encuentre siempre!!! Te mando un abrazo y gracias por siempre compartir!

    • Mochilastrológica Autor

      Ale, qué gusto leerte. Bueno, la verdad que todo esto que se cuenta de los amantes cósmicos y todo eso hay que leerlo con pinzas. Marte tiene un puntito abrasivo, peleón y vale que sirve para trabajar y sacar cosas adelante y luchar por la supervivencia. Pero de ahí a suponer que la conjunción es un punto maravilloso sobre las relaciones, me parece… como decís aquí una «pendejada».

      Querida, yo también te deseo lo super mejor y que ese eje fijo no te de mucho quebradero de cabeza. Te abrazo desde la costa oaxaqueña. Emilio