Chicos, chicas, queridos lectores y curiosos de la Astrología, ya tenemos listo el Boletín de esta semana que viene muy calentita, con Luna Llena, Mercurio despertandoconjunción Venus-Neptuno y cuadratura cardinal. Pasemos a analizarla.

Empezamos hoy lunes 9 con la Luna en Géminis, esa Luna parlanchina, que se entretiene por el barrio resolviendo este y aquel asunto o se encuentra de casualidad con un colega y acaba tomándose unas tapas. El día promete mucho dinamismo, dispersión, olvidos y nuevas noticias. Vamos a comprobar cómo poco a poco despertamos del letargo post-navideño y distinguimos con mejor claridad nuestros objetivos. Todo empieza a fluir mejor.

De esto sabe mucho Mercurio en Sagitario, que ya no retrograda. Todavía no ha salido de lo que se llama su zona de sombra -lo hará el 27 de enero, cuando regrese al mismo grado donde comenzó la retrogradación-, pero para aquellos que sufrieran despistes, pérdidas y malentendidos, el cambio de movimiento va a suponerles un alivio. Por su parte, Mercurio en Sagitario se inspira y piensa a lo grande -a lo muy grande-: así que quizá, más que actuar, podéis replantearos vuestra filosofía de vida, ampliar vuestras metas, proyectaros con optimismo en el futuro.

Tenemos cuadratura Sol-Urano el martes día 10. Sorpresitas, despidos, salidas por peteneras y un ambiente electrificado. Los jefes y los padres de familia inaguantables. Lo que estamos es calentando motores para la Luna Llena. Siguen llegando noticias y los signos mutables van a sentirse apabullados con tanta información.

Entre el miércoles 11 y el jueves 12 se lía una gorda en el cielo con la cuadratura cardinal y la Luna Llena en Cáncer. Los que se dedican a la Astrología Mundial vinculan esta configuración con revueltas en el poder, crisis económica y destapes de corrupción. Asuntos como el Brexit, los papeles de Panamá o el desajuste político reinante en España podrían ser un reflejo de este cuadrado. Augura, en teoría, polémicas entre los gobernantes. Más de política peliaguda.

En vuestra carta buscad si tenéis planetas alrededor del grado 22 en signos cardinales, porque son los que se menearán. Debiera sentirse como una suerte de impulso rabioso o de forcejeo entre temas como la pareja, el trabajo, nuestra independencia o el núcleo familiar. Algo así como que tus padres se separan y tienes que decidir con quién te vas a pasar el fin de semana. Como aquella película. Kramer contra Kramer.

Aparte de estos conflictos cardinales, el jueves 12 suceden otros aspectos dignos de mención. Venus y Neptuno se conjuntan en Piscis, anegando de romanticismo a los pececitos o aquellos con mucho Tauro o Libra en la carta. Esta conjunción entre planetas sólo se da una vez al año. Aquellos piscianos con planetas en grado 10 podrían enamorarse, apiadarse de una mascota o vivir una experiencia mística. Las lecturas son infinitas pero que sepáis que es una configuración de amor a su máxima potencia. Poco hay superior a ese Neptuno y Venus. Es un caudal de amor inacabable.

Otro factor menos romántico pero mucho más práctico es que Mercurio regresa a Capricornio, agilizando asuntos de trabajo, pagos pendientes y reparaciones de la casa. Será el momento de poner en acción ese Gran Plan ideado días atrás con Mercurio en Sagi.

Estos son, más o menos, los detalles de la semana. El sábado 14 los trígonos a la Luna en Leo prometen diversión diferente y responsable. Para toda las edades. Aprovechadla, que cae en finde.

Y ahora sí que me despido. Que tengáis muy feliz semana. Mil gracias por leerme.

Emilio P. Millán

 

 

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes