Soy Emilio, astrólogo profesional, y te ayudo a hacerle cosquillas al cosmos…

… para que el cosmos se ría contigo, te cuente sus secretos y te ayude a surfear las olas vitales

Astroboletín. Del 5 al 11 de febrero 2024

Ya anunciaba en el especial de mes que febrero era una cascada de aspectos: un atropello, una caída libre. Esto es: todo lo que entra en Acuario, se topa con Plutón. Todo lo que ingresa en Piscis, con Saturno.

Y entre medio, lunas llenas y nuevas, cuartos crecientes y menguantes. Para que te aprendas de memoria los grados y energías.

Justo empezamos ya con el circo esta semana: digo circo, por lo, a veces, bufonesco que puede resultar Acuario en sus colores y negación de la norma.

No porque sea malo lo que viene ni mucho menos.

Pero digamos que iniciamos este momento probeta porque ya entra Mercurio en Acuario (el primero de la tribu; lo seguirán Marte y Venus).

Antes de que los planetas abandonen Capricornio van a hacer varios aspectos lindos esta semana: en seguida te los cuento. Y además tendremos una Luna Nueva, novilunio, novilunio: muy uranizada (esto ya lo contaba para el cuarto lunar en Escorpio tanto aquí como aquí)… y poco más.

Bueno, eso y los 3 webinares que tengo preparados para este febrero. Salseo astrológico. El primero, el martes, sobre la Astrología del 2024. Tienes la info y todo acá.

Así que brujis, oye, que el lunes 5, por el culo tralará y ya tenemos a Mercurio ingresadisísimo en Acuario —y pegadito a Put*ón, perdón, a Plutón (en Acuario, obvio).

La teoría ya te la sabes: todo lo que tengas por el grado 1 del Aguador o por el grado 1 de los otros signos fijos va a quedar activado. 

Plutón se mueve muy despacio y a mí no me la cuelas con que notas sus efectos así, sin más. Necesitamos otros planetas que lo activen. Y por ahí llega Mercurio, significador de estudios, jóvenes, escuelas, periódicos, lenguaje y estudios.

Justo en el directo hablaba del otro día comentaba la fascinación de ese nanochip sobre el que había leído en las noticias y que, implantado en el cerebro, en personas con parálisis, les permitía comunicarse, dialogar con otras personas, a través de impulsos eléctricos y una pantalla de realidad virtual.

Esto es una cara bella, cientificista, inclusiva de Acuario y de Plutón.

El aspecto este es conjunción (en tu carta podrá hacer trígonos, cuadraturas, oposiciones, vete a saber): así que puede dar lo mejor y lo peor de cada planeta. 

A veces, ya que Plutón destapa, desentierra, puede mover asuntos de espionaje, escándalos a lo Wikileaks, infidelidades que se descubren (como cuando le pillas a tu pareja mensajitos en el WhatsApp, bribón, bribona).

Mercurio andará por Acuario hasta el 23 de febrero (te lo cuento mejor en el especial del mes). Es muy bueno para comprar tecnología o, por lo menos, es mejor para comprar tecnología que cuando pase a Piscis (ese Mercurio es mejor para comprarte tu baraja de Tarot).

Más cosas: me gusta y mucho, el miércoles 7 (además, la Luna desde Capricornio activa el aspecto) y es que tendremos un trígono muy original y revolucionaria entre Venus y Urano, de Capri a Tauro. Y como Venus rige a Tauro, pues se lleva la energía a tu casa Capricornio. 

Grado 19, casi 20 (y además con Urano ya directo). Me encanta para abrirse a los hobbies inesperados, a una invitación sorpresa, a un paseo a algún lugar en las alturas, una casa en la montaña, viejas amistades, una conversación junto a la hoguera… y una tiradita de cartas. 

Si tienes algo por Virgo, también lo puedes aprovechar. De hecho, ya estuvimos bajo un trígono de tierra hace unos días (era con Júpiter, un poquito más sosegado; este es un poco más eléctrico, de Tinder, Grindr, aeropuertos y moderneo). ¡Disfrútalo!

Claro, el mismo día —y siempre en Capricornio, que es una casa que tienes que vigilar con cariño— Marte, currante, exaltado, preciso, le dibuja un sextil a Neptuno en Piscis, por el 26. Puedes conocer a un amante en un concierto, en un evento esotérico, en una terapia de grupo, en un cursillo de deportes, en un viaje de trabajo. 

Guays, ¿no? Repito, tu casa Capri tiene parte de la clave. Tu carta, que es la que manda. 

Eso sí, ya vamos añadiendo elementos para Luna Nueva del del viernes, novilunio, novilunio. Para empezar, el jueves 8 se produce la cuadratura exacta entre el Sol y Urano: hay que vigilar ese punto de zona fija. Es el grado 20 (te lo sabes de memoria, claro). 

O sea: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. ¡Tenéis una parte muy uranizada: que implica culos inquietos, no saber dónde poner el huevo, divorcios, revolución, eurekas, aeropuertos, electricidad, móviles, pantallas rotas, reseteos, y un poquito la Torre o Maison Dieu del Tarot.

Puede haber disgusto, rebelión, manifestaciones y gritos. O un portazo bien dado y liberador. Va a depender mucho de tu carta: la batería falla, el marcapasos también. Y en la oficina cierto aire de rebelión contra el jefe o la jefa.

Quédate con todo esto, porque en definitiva es el ambiente de la lunación que se dará el viernes 9. A lo mejor hay huelga en los aeropuertos, de pronto. O una mani en tu barrio que acaba tirando piedras y rompiendo vitrinas. ¡Grado 20! Aunque podríamos mirar todo el cielo, obvio.

Y por supuesto, cuenta ya con un stellium en tu casa acuariana: Luna, Mercurio, Sol y Plutón. Y si no me crees, mírala aquí debajo…

 

Oye, Luna Nueva en Acuario.

Oye, Luna Nueva en Acuario. Oiga, novilunio, novilunio.

Sigo…

Sigo y acabo, de hecho: nos despedimos el sábado 11, un día después de la lunación, con una cuadratura —que de hecho también nos da pistas de lo que puede aportar (y aportar de bueno) este evento.

Me refiero a la tensión entre Mercurio en Acuario y Júpiter en Tauro, grado 8.

Esto es el impulso para comprarte el iPhone última generación o apuntarte a un curso y soltar una buena pasta. O simplemente un momento donde estar pensando en ideas y estrategias para generar dinero. También genial para pedir ayudas en una beca de investigación y doctorado.

Me gusta y mucho la cuadratura porque creo que puede anunciar o dar pie (a pesar de lo, un tanto radical de la lunación) a más descubrimientos, inversiones en ciencia, la publicación de un paper o un artículo muy epifánico en avances y desarrollo.

¡Que así sea y lo aproveches!

***

Y nada brujis, sigue dándole duro al Cosmos —y no te olvides no sólo de chequearte a ti y a tu carta, sino también lo que te rodea (que eso de que la Astrología sólo sirve para procesos internos y psicológicos ya se quedó muy rancio, muy poco moderno). 

Recuerda, por supuesto, que no sólo me ayudas leyéndome y compartíéndome, consultándome o apuntándome a mis talleres; también puedes regalar/te literatura y comprar mi primer libro, Un 24.

Y, cuando te vea, prometo firmarlo. En Madrid lo encuentras en Crazy Mary (barrio de las Letras) y en La Fabulosa (Malasaña). Y en Berlín, en ese patio de flores de Andenbuch. ¿la conoces, la visitaste?

Además, me encantaría verte en algunos de mis próximos webinares. Son 3, para gustos colores.

Y en marzo regresamos con los nuevos módulos dedicados a Los Planetas y a Los Aspectos. Apúntate a la newsletter para no perderte ningún detalle.

Feliz semana. Feliz de leerte abajo y que me cuentes y compartas.

Ahoi, ahoi,

E.

Imagen de Pixabay.

Entradas relaccionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aprende a leer tu carta natal y empieza tu camino astrológico

Descubre los conceptos básicos del cosmos para ser capaz de descifrar algo como esto