Soy Emilio, astrólogo profesional, y te ayudo a hacerle cosquillas al cosmos…

… para que el cosmos se ría contigo, te cuente sus secretos y te ayude a surfear las olas vitales

Astroboletín. Del 29 de abril al 5 de mayo 2024

Bueno, como le decía el otro día a un par de amigas: ¡Ya empezamos! ¡Ya empezamos con lo bueno!

Todo era porque se quejaban un poco de este abril virulento, de ese Mercurio retro que les había roto la página de sus servicio (a mí me pasó algo muy similar), de esa Luna Llena en Escorpio que no les había dejado pegar ojo y cuyo brillo, en mi casa, me tenía hipnotizado, rebotaba en en los azulejos de mi chimenea —sí, mi casa tiene esas cosas centenarias de Berlín— y había traído revelaciones en los días siguientes.

De hecho —podría ser tu caso— lo mismo a lo largo de esta semana se te ha resuelto un problema, te ha llegado por fin un documento, te aceptaron la ciudadanía, te enviaron el informe, has firmado tu renuncia o apuntado a un nuevo cursillo.

El cielo se engrasa. Y los planetas van a ir empoderándose y parte de ese color vas a percibirlo ya esta semana que estrenamos.

¿Y por qué? Pues porque Venus y Marte cambian de signo —y Júpiter y Urano todavía tienen tiempo de darnos el chapuzón refrescante que prometen en esa casa en concreto que ocupan en tu carta natal.

¿Por cierto, viste toda la serie de vídeos sobre el tema? Son 3, y los tienes en IG y en FB.

A ver, empecemos con el jaleo. Hagámoslo el mismo lunes 29 con la conjunción de Marte y Neptuno en el grado 28 y en Piscis. Que lo mismo te enferma, te pone pachucho, te tira al mar y casi te ahogas —como desafortunadamente ya sucedió con los inmigrantes que cruzaban a Inglaterra la semana pasada—, o quizá te da una sesión de amor, sensualidad y misticismo de estas mágicas e inexplicables.

Procura no lastimarte bailando: pero baila. O ve al cine. O trabaja con enfermos. O flirtea y ataque con un enamoramiento sobrenatural a sabiendas, eso sí, que te puedes pegar el super tortazo y decepcionarte. Recuerda que la estafa puede flotar en el ambiente. Lo mismo que el gran ideal casi inalcanzable.

Piensa que Plutón no anda tan lejos por sextil: ¿será un timo o una ilusión virtual nueva? ¿Drones por el océano e Inteligencia Artificial en el cine o en las iglesias?

Finalmente, y by the way, el grado de la conjunción es MUY CERCA del eclipse en el eje Virgo y Piscis que tendremos en septiembre. Así que ni tan mal irse familiarizando con ese grado en concreto y con lo que por ahí sucede.

Además, maravillas de las maravillas,  Venus ingresa en Tauro también el mismo lunes y, claro, a nadie le amarga un Venus. obvio. Pero es que si está en Tauro, pues menos todavía.

Vamos, que —conjunción con Urano mediante, que también se dará y no tiene por qué ser negativa— nos espera un buen regocijo y alegría para nuestra casa ocupada por Tauro durante las próximas semanas.

Ok, yes, te lo compro: Venus también es la pereza. No esperes ponerte a trabajar por esa zona: a no ser que sea un trabajo artístico (que por cierto vas a poder levantar y materializar con ayuda del sextil de Saturno). Pero si no, en general, lo que vas a sentir son ganas de fiestas y cachondeo.

Sigamos, que la semana promete.

La Luna saldrá de Capricornio, ingresará en Acuario, el martes 30 y, oh, la lá, Marte saldrá de Piscis e ingresará en Aries.

Si te das cuenta, Venus acaba de domiciliarse —o sea, de ponerse fuerte, dueña y segura— pero es que a Marte le va a pasar lo mismo. Se domicilia: se enseñorea, decide, corta y manda.

Y si por un lado teníamos a un Venus guasón en tu casa Tauro; pues ahora tendremos a un Marte muy ejecutor, muy currante, muy sexual, muy gritón, un tanto accidentando en tu casa Aries.

Los dos planetas dan lo mejor —y lo peor de sí— en cada casa. Pero es más lo mejor que lo peor: pues están bien puestos y no van a tropezarse con muchas dificultades ahí arriba (recuerda que el Cosmos es un equipo y hay que mirar todo el cielo al completo).

A lo mejor Marte en Aries da un poco de visceralidad con su aspecto a Plutón —pero lo analizamos en seguida.

Simplemente busca qué casa ocupa Aries en tu carta natal y échale ahí unas buenas ganas de emprendimiento y aventura e independencia y trabajo.

Marte en Aries puede tener con armas, con mecánicos, motores, ejército, deporte, competición, intuición a la hora de arriesgarse y tomar riesgos, gores en la cabeza y cierto temperamento colérico, obvio. El cabreo explosivo que al rato se pasa. Ojo que no es un Marte que se contenga en gastos: o sea, que es gastón como buen signo de fuego.

Luego el miércoles 1 de mayo —día del currante— Venus dibuja su, podríamos decir, único aspecto jodido desde Tauro. Me refiero a la cuadratura a Plutoncito en Acuario y sobre el grado 2. Ese grado 2 Acuario va a tener mucha candela esta semana.

La cuadratura de Venus y Plutón es dramita en las relaciones. Es pégame que me gusta. Es vamos a gastar y a devorarnos. Y es engancharte a las redes para buscar el amor y que te hagan un ghosting de la hostia.

El tránsito coincide con el cuarto lunar: vamos a tener las casas de Tauro y Acuario en tensión (y, en función de lo que contengan en tu carta y las áreas que afectan) podrían generar cierto trabajo, forcejeo, fricción, necesidad de ajuste. Violencia soterrada. Inflexibilidad: el antes roto que doblarme, como cantaba el Camarón.

Continuemos… (que queda temita).

Para empezar, el jueves 2 con la Luna a punto de ingresar en Piscis y Plutón que retrograda. ¡Una vez más!

Put*oncito se pone retro y lo hace en el grado 2 —claro, si se mueve muy despacio—. Ojo, que se va a desplazar para atrás y asomará la cabeza a Capricornio un rato más a ese grado 29. Pero eso será más adelante.

Tú quédate con que Plutón se pone retro, lo ha tocado Venus… ¡y ahora lo toca Marte desde Aries!

En efecto, el viernes 3 viviremos el sextil entre Marte y Plutón. Por el grado 2. Puede dar, de pronto, fuerza para ayudar y actividad que beneficien a la sociedad. Eso en su mejor forma.

Como hemos visto que Marte a veces podría dar gastos, estos quizá se relacionen con tecnología o con formaciones virtuales, coches eléctricos, robótica y demás. Mientras no se gaste en material armamentístico, pues genial .

Pero con todo, es verdad que Marte tiende un poco a los accidentes y a los ataques. Y Plutón es muy malvado cuando quiere. Ciberataques. Hackeos.

Escándalos que se destapen y que involucren a lo digital, espionaje y esas mandangas.

***

Y nada brujis, el resto ya te lo sabes.

Que con gusto me sigues, me regalas cariños, si te apetece por estos sitios…

En Instagram.

En Facebook .

En Youtube.

Ah sí, y que mi editora, los libreros y libreras, el Cosmos y la Literatura  (y yo, por supuesto) nos alegramos y mucho si te asomas a leer los ocho relatos que conforman Un 24, mi primera ficción publicada. Y luego me cuentas qué te ha parecido como habéis hecho algunos y algunas :).

Tienes Un 24  de ediciones Franz: aquí, tan bonito, con esa Carmen de Toulouse Lautrec en la portada.

Y luego en un montón de librerías, si eres de quienes le gusta rodearse de libros. Te nombro algunas.

En Madrid, en Crazy Mary y La Fabulosa.

Málaga en Luces y el Museo Thyssen, ambos lugares preciosos de mi tierra natal.

Berlín, Andenbuch, con evento prontito, ¡apúntate el 7 de junio! y pásate a saludar y echarte unas letras y estrellas.

Por cierto, que el jueves pasado salí en la tele de mi tierra, Canal Málaga, para el programa de literatura Letras Mixtas y puedes ver la entrevista en este enlace (gracias a Francisco Quintero por la invitación y su generosidad).

Ahoi, ahoi,

Emilio

Imagen de Armin Forster en Pixabay

Entradas relaccionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aprende a leer tu carta natal y empieza tu camino astrológico

Descubre los conceptos básicos del cosmos para ser capaz de descifrar algo como esto