Soy Emilio, astrólogo profesional, y te ayudo a hacerle cosquillas al cosmos…

… para que el cosmos se ría contigo, te cuente sus secretos y te ayude a surfear las olas vitales

Astroboletín. Del 25 al 31 de marzo 2024

Pos nada, brujis. Semana del eclipse. Del primero —que siempre vienen de dos en dos. Y semana muy discreta en lo que se refiere en aspectos. 

El miércoles pasado, después del evento tan bonito en Madrid, me tomaba un vino y compartía cariños con los invitados, con mi editora, con ex alumnos de la escuela y con alumnas de ahora (¡gracias, Anto!); y una amiga de Berlín, que también estaba presente y con ganas de bachata, me preguntaba si un eclipse podía definirse como un reseteo o renacer.

“A ver, le dije, a mí todo esto de reseteo o renacer me parece muy new age.  Lo más honesto que puedo decirte es que el eclipse va a poner el foco o el cortocircuito o el tirar de la cisterna o el acelerón en dos casas en concreto de tu vida“.

En este caso, se trata de las casas Aries y Libra. Como mi amiga tiene el Ascendente en Aries esto implica que su casa 7 es Libra: o sea, le afecta quizá el eje más importante a la hora de analizar una carta astral…

Y seguí:

“Puede traer reminiscencias de lo que se moviese seis meses atrás entre septiembre y octubre. Y por supuesto puede replicarse una vez más dentro de medio año”.

“Joer, es que vaya año que llevo”, dijo mi amiga.

Y ya tuve que explicarle —ya que ella no sabe tanto del Cosmos, y mejor así; y también para que quienes sabían lo entendiesen mejor— que no podía cargar con toda la responsabilidad a los eclipses. Que ella, en su caso, en su carta natal, tenía a la Luna en Tauro en la casa 1 y en el grado 22, y ese planeta llevaba un año y medio de zarandeo de la hostia.

O sea, todo suma en Astrología. Volvamos a su caso:

Eclipses en el eje 1 y 7 (recuerda, que son las casas más importantes. O mejor dicho: el Ascendente es lo más importante pero rebota en casa 7).

Una Luna tocada (recuerda, la Luna es también de lo más importante).

¡Una Luna además en casa 1 (aunque alejada del grado del Ascendente pero siempre en casa 1…) y que eso, una vez más, rebota en 7! ¡Relaciones, contratos, gente, público, clientela!

Total, que mi amiga tenía el combo perfecto para el divorcio, la mudanza, fin de curro, temas con la hija y la madre (la Luna: a ella además le rige la casa 4),  la alteración… y el soltarse la melena (que Urano en su mejor versión te pone a bailar chachachá, reguetón y lo que te echen).

Y con esto al final lo que quiero es UNA VEZ MÁS, soy un pesado, lo sé, animarte a no trabajar en tu carta de manera tan aislada: vamos, que esto es siempre un conjunto. Una cosa holística. Un tejido muy tupido, mágico, profundo y plural en un montón de niveles.

O, como veíamos el otro día en las clases de La Escuela Cósmica, cada Ascendente es un universo y no es lo mismo un Ascendente Géminis con su regente exaltado y sextil del Sol; que otro Ascendente en los Gemelos con aspectos de los malotes y encima el regente en mal estado cósmico y casa malita.

En fin: que cada uno de nosotros y nosotras somos únicos, fuera y por dentro, y la carta natal es buena prueba de esto.

Por no hablar —y sé que ahora estoy un poco de verborrea loca— que igual que pasan cosas menos agradables en nuestra vida, también suceden cosas super geniales y nuestra carta las registra. Otra historia es cómo nosotros las procesemos y el valor que finalmente le damos: A veces, un tránsito de Venus, una caricia de la Luna, unos cariñitos de Mercurio y Júpiter pueden ser… eso, una tarde con amistades, un cafecito con una antigua compi, un regalo que dan de sorpresa, o esa tarde maravillosa que pasamos en Madrid y que espero poder repetir pronto.

Desde aquí mis mil gracias a todos y a todas. A mi genialísima editora Christel —y a María, la dueña de Crazy Mary, que es un lugar precioso que tienes ya que conocer. Por cierto, que allí tienes mi libro de relatos, Un 24. Y que también lo vas encontrar a través de la página de la editorial Franz —y en otras librerías españolas ¡y hasta en Berlín!

Pero bueno, vamos a intentar centrarnos en la semana, en el Cosmos de esta sin olvidar, por fa, que el eclipse no es todo lo que sucede —y que, puede removerte, o no. Y que puede que lo que te esté pasando o te pase, no siempre tenga que ver con el eclipse… o te pase como a mi amiga y sea una combinación de diferentes factores todos tirando de tu carta natal a la vez. ¿De acuerdo?

Total, eclipse, lunes 25 —por el culo, tralará. Y se trata de un eclipse de Luna, de Luna en Libra (que suelen ser menos torbellino que los de Sol).

Pero vamos, aquí los datos. Tendremos una Luna Llena eclipsada en el grado 5: o sea, la Luna en Libra en el grado 5 y el Sol en Aries en el grado 5. Y los Nodos, que son los causantes de los eclipses, pues por ahí —aunque estos están por el grado 15.

En cualquier caso, búscate si tienes algo por Aries o Libra por la zona del grado 5 y lo normal es que por ahí algo de revuelo, en función de las casas y de los planetas presentes afectados, se acelere, revolucione, se agrande… o se achique. En algunas tradiciones tienes que pensar que el Nodo Norte (que está por Aries) tiene un efecto jupiterino y de exageración. Mientras que el Nodo Sur (que es el que está por Libra) se vuelve más saturnino, corta, quita y demás. 

Puede ser el fin de un contrato o de una relación o asociación —da igual que tenga tintes sentimentales. Pero también un avance emprendedor o independiente. O el dilema entre el ir a tu puñetera bola —y claudicar por el otro.

Repito, grado 5 de estos dos signos cardinales… ¿pero aplicable también hasta el grado 15 donde se encuentran los nodos? Pues lo mismo sí, pero con menos potencia.

Y aquí quiero hacer un poco de hincapié en que, con los eclipses, toca regresar al arquetipo y a la casa Piscis: y es que los regentes de las luminarias, se encuentran en los pececitos. Hay un tema artístico, mágico, confuso, drogadicto, festivalero, de cuidados, de viejitos, de hospitales, y de salud y alergias, de mar y de barcos, de faros y nieblas. Por ahí van algunas respuestas: una asociación artística, una asociación de yoga, un contrato en un hospital, un nuevo dealer que traiga las chucherías, una plaza en el colegio, una sentencia de abogados o estudios. Una propuesta sorpresa y una cita con alguien que te saca 10 años más (o menos).

La Luna en Libra, luego aplicará al Nodo Sur y se opondrá a Mercurio: así que puede accidentar un poco los viajes y la cabeza que esté indecisa y loca y ansiosa y llorona y peleona. Puede ser como tener dos opciones a las que ir por la tarde y acabar llorando por no ser capaz de decidir si ir a una u otra. O porque vas a una, y te arrepientes por estar en el lugar equivocado. Y no aguantas a nadie y estás hasta las narices de formalidades y etiqueta. 

Luego el miércoles 27 ya está la Luna en Escorpio, en aspecto a Marte en Piscis: susceptible, trabajadora, muy cuidadora y mística. Y nos plantaremos en el último aspecto de la semana —que ya te dije que es muy discreta— el jueves 28 con el sextil entre Venus y Urano, de Piscis a Tauro. 

El sextil es muy refrescante, bandolero, alternativo y genial. Se da en el grado 20 de ambos signos —y está todavía bajo los amores y protecciones de Júpiter —o sea, ¡toda esa zona está feliz! (e incluso puedes aplicarlo a Capricornio, Cáncer… en menor medida a Virgo y Escorpio).

Hay algo muy desinhibido en este aspecto, rockero; muy, muy, muy plástico, estético, de un buen gusto genial. Y con ese toque un tanto desenfadado y de saltarse normas de Urano. Bueno para citas y encuentros un tanto distintos: no quedes para tomarte un café; proponle hacer puenting o una tarde en las termas o cantando mantras o una pateada por la sierra. Y así os conocéis… “mejor”.

Que lo disfrutes. Que lo aproveches. Que de eso se trata.

***

Y nada brujis, el resto ya te lo sabes.

Voy a estar de vacaciones por mi tierra semanasantera. Así que dame un chiflidito o un tirón de orejas o suéltame un piropo si me ves.

Además, se agradecen y mucho los Likes, Follows, Comentarios y demás en las redes (si puedes en todas, hacer clic es gratis y ayudas y camelas al algoritmo).

En Instagram.

En Facebook .

En Youtube.

Feliz semana. Feliz eclipse.

Ahoi, ahoi,

Emilio

Imagen de Pixabay.

 

 

Entradas relaccionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aprende a leer tu carta natal y empieza tu camino astrológico

Descubre los conceptos básicos del cosmos para ser capaz de descifrar algo como esto