Soy Emilio, astrólogo profesional, y te ayudo a hacerle cosquillas al cosmos…

… para que el cosmos se ría contigo, te cuente sus secretos y te ayude a surfear las olas vitales

Astroboletín. Del 15 al 21 de abril 2024

¡Pero bueno… ! Que se me está pasando la temporada Aries en un suspiro… ¡que ya casi entramos en Tauro!

¿Por qué? ¿Por qué? —y suena de fondo ¿Quién me ha robado el mes de abril?… 

En realidad, si lo piensas, lo mismo resulta hasta guay bajarle un poco las revoluciones a ese Marte guerrero; a ese Marte y sus aspectos (o sea, la conjunción con Saturno en Piscis) y de paso un respiro para los eclipses.

Que pueden haberte dado duro… o no.

Lo que está claro es que… conforme abril se vaya consumiendo, el cielo se va a ir portando mucho, mucho más cariñoso. Y no me atrevo a decir que esta tenga que ser la semana más bella del mes: habría que avanzar un rato más, esperar a que Venus se domicilie y Marte se aleje de Saturno y su aspecto a Urano.

Pero lo que sí está claro, es que esta es la semana de la conjunción de Júpiter y Urano —y este aspecto no se nos regala cada año, brujis. Más bien cada 13 o 14 años. O sea: es muy novedoso, distinto, cósmico, Vía Láctea, Galáctico, diferente, un poco punki, disfrutón, creativo (claro, está en Tauro) y mil cosas más.

Ya lo desgrané en el especial del mes, pero ahora te lo RE comento. Además, la semana nos trae los primeros cumpleaños de los Tauro; una conjunción de Venus y Mercurio bastante cariñosa; y luego el sextil entre Marte y Urano del que yo soy muy poco fan.

¿Le damos duro?

Realmente podría detenerme y analizar un poco el cuarto lunar del mismo lunes 15, con la Luna domiciliada en Cáncer y el Sol exaltado en Aries (ambos en el grado 26). Me parece un cuarto lunar interesante porque ya va a mover temas de la familia, la alimentación, la despensa, incluso el transporte de comidas y formas de llenar la despensa. Nutrir, proteger, el alimento como derecho universal. La defensa de este derecho. Sus bloqueos y ataques.

Y también algún problemita con aguas, ríos y lo fluvial.

Con piscinas y guarderías. Supermercados.

Recuerda lo que siempre te digo: la Luna es como un campanazo en el cielo que obliga a mirar el conjunto. Y este cuarto es muy buena carta de presentación para algunos temas de la semana.

Total, la Luna saldrá de Cáncer, pasará a Leo, después a Virgo —el Sol en Aries pegará sus últimos coletazos (iluminando con independencia, intuición, impulso y un poco de mal genio la casa que corresponda).

Los aspectos e ingresos, vas a verlo en seguida, empezarán a apretarse al final de la semana (pero repito que ya el cuarto lunar nos dará pistas). Toma nota.

Viernes 19 y una interesante conjunción entre Mercurio —en noción retrógrada—y Venus, ambos en Aries y en el grado 17. A ver: realmente, los planetas están algo debilitados. Uno, por la retrogradación; el otro, por su poca fuerza cósmica.

Pero como a nadie le amarga un Venus: pues el momento se presta para no tirar todos los libros y apuntes de casa y quedarte con los que más te gusten. Libros, ropas, objetos cariñosos. También se puede recuperar una prenda guardada hace tiempo en el fondo del armario y ponértela ese día.

Amistades del pasado. Cariñitos que estaban ahí dispersos. Buen día para la comunicación un poco más romántica. Para declararte a alguien. Simplemente para expresar tus emociones con un poquito de más suavidad —la que Aries permita. Día de cartas de perdón. De necesidad de hablar de traumas. De remordimiento o arrepentimiento. Bueno para reflexionar sobre qué se habla y qué se calla.

Y si te gusta escribir y quieres repasar, corregir algún texto, darle una vuelta a tu currículum y ordenar tus apuntes: de pronto puedes ir un poco más ágil, o encontrar cierto placer y gusto al hacerlo.

Claro, todo eso el viernes.

Pero ahora vayamos al sábado 20. 

Primero, el Sol ingresa en Tauro. Eso ya sabes que nos cambia el chip: del guerrerismo a la tranquilidad, buen gusto, placer y disfrute. ¿A la vaguería? Bueno, Tauro puede ser un tanto lento, perezoso, desconfiado a la hora de tomar decisiones rápidas…

Así que un poco se bajan las prisas. Un poco… ¡o un mucho! Felicidades a todos los Tauro. Obvio. Y tienes tu especial aquí.

Sigo. Empezamos ya con los aspectos de Marte a Júpiter —y a Urano. Vienen seguidos y se van a dar entre el sábado 21 y la madrugada del domingo 22 (o sea, el fin de semana).

¿Por qué es importante este sextil de Marte desde Piscis? Pues porque, en mi opinión, violenta y desvirtua un poquito las posibles magias de la conjunción de Júpiter y Urano, esa que tanto nos encanta.

Esto es, Marte desde el grado 21 de Piscis toca a Júpiter en 21 de Tauro—ok, no es tan terrible. Y luego a Urano… mismo grado y este vez ni tan genial, más bien un tanto violentado, acelerado, belicoso y demás.

Como que Marte arruina un poco la magia: o la hace más explosiva. Lo siento, brujis: el Cielo se mira en conjunto y si no, te estaría vendiendo una bomba de humo.

¿Problemitas que pueden suceder?

O para que lo entiendas: al final de la semana se unen Júpiter y Urano y nos encanta. Pero… justo un poquito antes Marte está ahí haciendo sextil a ambos y yo no lo veo tan genial, como que lo violenta, lo acelera, lo vuelve un poco más belicoso y demás.

O sea: problemas con motores, incendios, torres eléctricas, camiones, la iglesia, jardines, invernaderos, también lo marítimo; reincido en la iglesia. Lugares de ocio violentados; un centro comercial. Un cine. Una policía muy represiva. Y gastos: puede dar un poco de gastos.

Aunque lo mismo el aceleramiento de gastos sea para bueno. Yo creo, además, que Marte pincha un poco esos grados uranianos de Tauro que han dado guerra al resto de signos fijos: es decir, que me puedo imaginar que si tienes cositas por Leo, Escorpio y Acuario por la zona (o sea, por los grados 22, 23, 24), pues lo mismo hay un corte por lo sano.

Sigo.

El domingo 21 ya es oficial la conjunción entre Júpiter y Urano —que per se, a solas, es bastante divertida, guasona, con un toque disfrutón de adolescente. ¿Por qué no soltarse la melena y hacer cosas que hasta entonces no te habías atrevido?

Y que conecten con lo artístico y el placer: o sea, Tauro.

Si lo tienes por conjunción, genial. Si lo tienes por sextil, trígono. Pues también. En la casa que te toque habrá un chapuzón de novedades galácticas.

Y… aquí es a donde quiero llegar. Lo bonito es que Marte desde Piscis da su toque, jode; pero se aleja. Así que luego vas a poder explorar este evento cósmico con mucha más calma (repito, abril luego remonta de manera muy chachi).

Voy a terminar con el último aspecto de la semana —claro, ¿acaso podía ser de otra manera?. Esto es: mismo domingo y cuadratura del Sol en Tauro y Put*oncito en Acuario, yeah.

A ver, va a depender mucho de toda tu carta: de qué tienes por la zona, ¡de si cumples en esas fechas!, de también dónde tienes tu P*utón (perdón, tu Plutón) y tal. Teóricamente es un aspecto que puede dar ansias de poder, ganas de terapia, más sexualidad… crisis profesionales o con el padre. Asuntos de dinero. De propiedades. Discusiones al respecto. O una fuerte e inexplicable necesidad de profundizar en lo espiritual o cuestionarse miles de por qué sobre la vida, su sentido y demás.

Si cumples en la fecha, por supuesto, según tu revolución solar —y tu carta y demás, pues podría ser un tema a trabajarte. Y si quieres que te ayude en el viaje, pues puedes hacerte una lectura conmigo.

***

Y nada brujis, el resto ya te lo sabes.

Que con gusto me sigues, me regalas cariños, si te apetece por estos sitios…

En Instagram.

En Facebook .

En Youtube.

Feliz semana.

Ahoi, ahoi,

Emilio

Imagen en Pixabay

 

Entradas relaccionadas

2 Comentarios

  1. Gracias, te quiero mucho

    Responder
    • A mandar ^^.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aprende a leer tu carta natal y empieza tu camino astrológico

Descubre los conceptos básicos del cosmos para ser capaz de descifrar algo como esto