Próxima estación Júpiter en Aries.

Boletín Astrológico: del 9 al 15 de mayo 2022


O la semana en que Júpiter ingresa en Aries

y te preparas para otro eclipse porque tú lo vales

Estando en Málaga me preguntaban algunos colegas que si este Júpiter en Aries les iba a traer mejores experiencias que Júpiter en Piscis. Todos estos amigos y amigas eran arianos, claro. Yo les respondía lo mismo de siempre: Va a depender como siempre de tu carta, pero sí es cierto que lo van a aprovechar más quiénes todavía cumplen en marzo. O sea, si eres un carnerito o carnerita de los que cumple en abril o ya cerquita de que el signo pase a Tauro, pues mejor dejas el tránsito hasta el año que viene, cuando Júpiter ya entre en Aries y se pegue allí su viaje completo.

Además, a mis colegas, esos, los protestones, los impacientes, les hacía un poco más analizar este tránsito de Júpiter en Piscis, ¡y tampoco les había ido tan mal! Alguno se ha dado unas buenas vacas, a otro le sacaron una crítica muy buena en el periódico, hay quien ha ganado dos juicios, quien se ha comprado un perrito o se ha comprado un robo de cocina (el eje 6/12 potente).

Al final, la conclusión a la que he llegado es que nos quejamos cuando los astros no nos dan lo que queremos: pero eso no significan que no estén actuando, tanto para mal, como para bien (en el caso de Júpiter en Piscis) y de manera protectora, equilibrada y saludable.

La cuestión es que esta semana tenemos a Júpiter ya en Aries y esa sería una de las noticias del mes (de hecho es uno de los movimientos significativos del año). Ya colgué un vídeo sobre el mes en YouTube y por aquí que te aconsejo que veas, porque hablo un poco al respecto. Si me animo, escribo también un pequeño artículo sobre este Júpiter.

Eso por un lado. El ingreso de Júpiter en Aries.

Luego por otro, pues tenemos una semana en la que Mercurio ya inicia su retrogradación y además una especie de incremento de tensión porque llena la Luna Llena o plenilunio, plenilunio que será no esta semana, sino la siguiente. Pero digamos que todo va en un increscendo. Y todo culmina en los mismos grados en los que se dio la conjunción de Marte y Saturno y de principios de Abril en Acuario.

Lo digo porque (lo sé, me repito, pero tampoco está de más) el cosmos tiene memoria y hay puntos que este año están ya en carne viva. Aquellos y aquellas con mucho signo fijo pues ya pueden estar teniendo un mes muy intenso, con montañas rusas emocionales, pérdidas de personas, aparatos que se rompen, accidentes, discusiones y un poquito obsesivos o obsesivas (esto es más de Urano, que se pega a algo con mucha fuerza o lo mismo lo suelta).

El truco a lo mejor sería compensarlo con el colchoncito de bondad de Júpiter en Piscis, mucho campo, meditación o alcoholismo. Ahora que Júpiter ingresa en Aries habrá que canalizar la energía a través de deporte, sexo, emprendimiento, independencia y audacia. Tampoco está mal, ojo.

¿Empezamos?

Te animo a que me sigas hasta el martes 10 de mayo y es que ese día Mercurio ya inicia su retrogradación y lo hace en el signo de Géminis (justo ese día además, está la Luna en Virgo haciéndole cuadratura). O sea, dos planetas personales, de la esfera íntima, de lo casero, de tu día a día, de la comunicación, el servicio, los vecinos, el aprendizaje…

La teoría nos aconseja andarnos con ojito cuando Mercurio se pone retro e incluso recomiendan gastar especial cuidado en el día en que cambia de movimiento (o sea, cuando empieza la retrogradación o, al contrario, vuelve a moverse hacia adelante). A ver: tampoco hay que exagerar ni ponerse mega melodramático.

Lo que sí es cierto es que nunca está de más vigilar un poco las comunicaciones, irse un poquito antes al aeropuerto o no invertir una fortuna ni en tecnología ni en coches, motos, bicis y demás.

Y lo que también es cierto es que interesa mucho analizar el momento en que el planeta se pone retro. En este caso, la retrogradación se da con la cuadratura de la Luna en Virgo que te acabo de mencionar. Al ser dos signos mercuriales, Géminis y Virgo, quizá ahí hay una buena llamada al repasar papeleos, reparaciones, visitas al dentista, cuidado de las mascotas y animales pequeñitos, facturaciones, orden y clasificación, pasar apuntes a limpio, felicitar por fin a tu primo que fue padre y toda esa mandanga.

O sea, más que un puto coñazo, el tránsito puede venir de perlas para un montón de cosas. Es más, te animo a que vigiles tanto tu casa con Géminis como tu casa con Virgo. Y que inviertas estas tres semanas para poner en orden los asuntos concernientes en esta casa.

Pero ojo: si hay que firmar y no queda más otra, se firma. Si hay que estrenar un podcast, se estrena. Si hay que comprarse el ordenador, pues más de lo mismo. O lo mismo quieres hacerle un chequeo, actualizarlo, reordenar los correos y todo eso. Prepárate también para el reencuentro de amistades, gente juvenil, compis del pasado que aparecen de la nada.

El grado en el que Mercurio empieza su retrogradación es casi el 5 de Géminis. También puedes mirar si tienes justo algo ahí porque ese planeta por conjunción estará ahora mismo dubitativo, ingenioso, con vaivenes mentales, ofertas, viajes, algo descolocado.

Se dice también que Mercurio se pone en sombra días antes de la retrogradación oficial. Ándate atento o atenta a pequeños equívocos, asuntos que ya se te hayan podido manifestar esta semana anterior: desde un problemita con el ordenador a un mensaje que olvidamos enviar y causa cierto malentendido. Eso te puede dar pistas de qué cosas merece la pena reordenar ya cuando el planeta se mueve hacia atrás.

Lo siguiente interesante en la semana se produce el miércoles 11 y es el ingreso de Júpiter en Aries. Hazte a la idea de que esto implica un cambio en el cielo pero también en tu carta natal: de la espiritualidad, el tetas y culos de Piscis, el ritual de ayahuasca y el compartir es vivir… pasamos al selfie, al miradme qué aventurero o aventurera soy, al emprendimiento, a la competitividad (saludable, ¿por qué no?), a la búsqueda de emociones más arriesgadas, a una filosofía más guerrera.

Ojo, que Júpiter reparte siempre pero Aries es un poquito más egocéntrico y también abrasivo: lo mismo reparte pero su energía es menos empática y menos flexible. Aquí las cosas son a su manera, como el temita de Frank Sinatra.

Vamos a tener un montón de meses con este Júpiter en Aries, así que conviene de verdad echarle un vistazo, sacarlo en tu provecho, darle cariñitos a tu ego, a tu Marte y a tu Sol y todo ese tipo de cosas conectadas con la autoestima y con el deseo y la voluntad propias. Fíjate que el tránsito dura hasta el 29 de octubre, o sea, que todo el verano con creces va a estar este Júpiter fogoso, idealista, infantil y espiritual (hay algo espiritual en todos los signos de fuego, muy intuitivo, primitivo).

Como ya comentaba en el vídeo, esta semana además tenemos un Marte que ingresa en Aries (o sea, un Marte muy potente) y que este Marte se unirá a Júpiter en una conjunción bien interesante. Otras fechas interesantes de este Júpiter por Aries podrían ser el 23 de mayo, el 28 de junio y el 31 de julio. De hecho, los Leo anda de enhorabuena con este ingreso e incluso los Sagi también pillan tajada. Esos signos de fuego al poder y siempre que los planetas anden entre los grados 1 y 10.

¿Qué más?

Pues fíjate que el resto de aspectos, que son dos, se concentran en el domingo 15 y no son más que una preparación para el escenario de la Luna Llena, plenilunio, plenilunio, y del eclipse. ¿Y por qué?

Pues es muy sencillo. Son aspectos del Sol, y claro, el Sol forma parte de la Luna Llena o plenilunio. Así que ándate al loro:

Tenemos un sextil del Sol a Neptuno, de Tauro a Piscis. ¡Bien! Sí, bravo, un poquito de bondad, misticismo, espiritualidad, conexión, empatía, amor universal, todo eso. Sobre el grado 24, 25 de Tauro.

Tenemos también, oh, oh, una cuadratura del Sol a Saturno, de Tauro a Acuario. Eso no es good, no good cuadratura! Saturno es como el opuesto del Sol, si el primero quiere oscuridad y alejamiento, el otro quiere brillo y ocupar el lugar central. Vamos, que no tienen nada que ver. Es más, si tiramos de regencias (ay, cuánto me gustan) resulta que ese Sol se lleva muy mal con todo lo que transite por Acuario… Vamos, que la hemos liado.

Fíjate que, mientras tanto, la Luna ya va por Escorpio y está a puntito de oponerse al Sol y de vivir también esa cuadratura de Saturno. Y a eso tenemos que añadirle que esta vez, para el eclipse, los Nodos Norte y Sur sí están muy cerca de ambas luminarias. A lo que voy es que este eclipse, en comparación con el de hace unas semanas, es mucho más eclipse y más significativo.

En fin. De todas formas, del eclipse y la lunación ya me tocará hablar para el siguiente Boletín. Recuerda por fi que los Nodos son un poco puñeteros y que el Nodo Sur, y sobre todo en combinación con Saturno, tiene mucho que ver con gérmenes, bichitos, resfriados y bajadas de ánimo. Es más, Marte todavía anda en Piscis que es propenso al resfriado y a las alergias.

Te lo cuento por si te apetece darle a los eclipses una lectura un poquito más práctica que esa de vidas pasadas o de talentos que dejar atrás. Y también para que te fijes en lo que sucede a tu alrededor, que, como siempre también digo: la Astrología es práctica, observable y muy de experiencias.

Yeah.

***

Aprovecho para dar las gracias a todo el grupo de alumnos y alumnas de los talleres tanto del martes y del jueves. El martes simplemente fue una de esas clases que casi me sacan la lagrimita y que luego me dejan dormir descansado y feliz porque qué bien aprenden mis niños y mis niñas y qué gusto da verles afinar cada vez más con sus predicciones. El grupo del jueves me ha traído nuevas caras: y me gusta que la familia siga creciendo. Tenemos a brujitas y a cabalistas en ese taller. Pura magia, ¿no?

El resto lo sabes, de tanto que me repito. Que puedes seguirme por un montón de portales no energéticos: facebook, twitter, instagram, ese Youtube. (por fa, no me da tiempo a responderos a todos los privados por FB y IG. Si son dudas, hazlas en abierto, ¡que así aprendemos todos y todas!). Repito: dudas en abierto y el resto de consultas por email. REPITO: consultas importantes y demás a info@mochilastrologica.com.

Había prometido un manual de Astrología y, en serio, ya está listo. Lo que pasa que me faltó el maquetaje y ahora un colega me va a ayudar con el Mailchimp para que os llegue cuando la suscripción y todo eso. ¿Ves? Esas son mis cosas que tengo que organizar con este Mercurio retrógrado.

Además, y también como siempre, podéis suscribiros colocando vuestro correo —somos más de 2000 suscriptores y suscriptoras— y así os llegan directamente a la bandeja, cada dominguito (o cada lunes, o sábado), recién salido del horno como este que estáis leyendo y que quedó de rechupete. 

Gracias, gracias.

Emilio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.