Bello es Venus en Tauro. Y trabajador Marte en Aries.

Boletín Astrológico: del 23 al 29 de mayo 2022


Mercurio da un bajoncillo en Tauro,

Marte se junta a Júpiter en Aries

y lo mismo te comes el mundo…

o le prendes fuego.

Pues nada, que ya todo el mundo se puso a hablar del Neun Euro Ticket y qué bien que la gente cambie de tema. Lo digo porque últimamente no me dejaban de llegar mensajes sobre guerras, amenazas nucleares y el consumo de yodo para combatir las radiaciones.

Eso se acabó. Al menos por unos días. Ahora el debate es el ticket mensual para transporte público alemán que va a pasar a costar sólo 9 euros. Todavía no me ha quedado claro cómo funciona pero parece que con nueve pavos vamos a poder montarnos en todos los metros, tranvías y lo que se tercie (versus los 89 euros que costaba su versión AB para zonas céntricas berlinesas).

Es más (aunque aquí reconozco que no acabo de enterarme bien): es muy probable que el billete no sólo se reduzca a cada ciudad sino que va a permitir montarte en trenes cercanías y poder atravesar todo el país. What the fuck. Y sólo nueve pavos.

A mí me resulta todo super geminiano. Fíjate: por un lado el cotorreo, el chisme, el debate, lo que dicen en la radio; pero también que se cambie de tema, que se aligeren un poco las noticias, que se le añada un tema que, curiosamente, tiene que ver con los medios de transporte. O sea: ¡Mercurio y Géminis total!

De hecho, el ticket entrará en vigor el 1 de junio y justo apenas después de la Luna Nueva en este signo. Luna y Sol geminineizados. Y todo el mundo discutiendo y criticando (algo muy alemán) los beneficios del experimento. Ya te contaré.

¿Y la semana? Pues la semana ya la tenemos con el Sol en Géminis, eso lo sabes. Pero con un Mercurio que cambia de signo (lo mismo también lo sabes). Es más, tenemos otros dos planetas que cambian de guión o de disfraz o de escenario y de una manera VERY POSITIVE. Me refiero a Marte y Venus. Muy guay sus cambios y en seguida te los detallo.

Empecemos.

Lo hacemos el mismo lunes 23 con el cambio de signo pero para atrás de Mercurio. Claro, Mercurio está en Géminis pero está retrógrado… Esto significa que (aunque sea aparentemente) en el cielo retrocede casillas. Vamos, que sale de Géminis para ingresar en Tauro.

¿Y qué opino yo al respecto? Pues yo creo que por un par de días el Mercurio retro puede volver a ofrecernos su cara más traviesa o puñetera. Fíjate: normalmente los momentos en que Mercurio anda más sensible son cuando cambia de velocidad (o sea, alrededor de los días que empieza a retroceder, y alrededor de los días que decide volver a moverse hacia adelante).

Eso por un lado. Pero también puede darnos problemas si resulta que pasa de un signo en que se encuentra a gusto o domiciliado (Géminis) para pasar a un signo con el que ni fu ni fa (Tauro, donde está peregrino) y encima, el regente de esté se encuentra en mal estado cósmico (me refiero a Venus que a principios de la semana continúa en Aries).

¿Conclusión? Yo me aguantaría unos días con las firmas de contratos importantes y me andaría un poco más aliquindoi que de costumbre con las reuniones, mensajes, transacciones y demás. Sólo un par de día. Luego Venus se domicilia y todos y todas estupendos y maravillosos.

Por cierto que el mismo lunes, el Sol geminiano ya le dibuja un sextil a Jupiter en Aries. No es la mejor recepción del mundo pero es un aspecto que cae bien para quienes cumplen por la fecha y sobre todo por si tienes, de pronto, algún planeta en los primeros grados del Carnero, de Leo y hasta de Sagi. ¿La Luna o en el Sol por ahí cerquita? De los arianos que cumplen el 21 o 22 de marzo…

En fin. Mejor preparaos porque par allí va a haber un montón de jaleo bien guasón y esto es solo el comienzo.

Sigo. En seguida tenemos otro aspecto el martes 24. Atento, atenta. Se trata de un sextil entre Mercurio retrógrado en Tauro y Marte en Piscis… ¿Recuerdas cuando siempre te digo que los aspectos merecen ser analizados en conjunto en toda la carta y de que esto de las recetas de manual no conducen a buenas lecturas de cartas? Pues aquí tienes un típico ejemplo de un aspecto teóricamente bueno pero que en realidad es un mojón de a kilo.

O sea. Este sextil no vale un duro porque: 1. Mercurio está retro y débil. 2. Las recepciones son malísimas. Ambos planetas no se miran bien. Es más, si pudieran se harían hasta putadas. 3. Incluso podemos pensar que al estar en el último grado, todavía se vuelven más dañinos.

¿Conclusión? No firmes nada importante, joer.

Aparte es muy curioso porque en el mismo día tenemos otro sextil que, si bien no está tan fastidiado como el que te acabo de explicar, lo cierto es que tampoco es para tirar cohetes. Venus en Aries le dibuja sextil a Saturno en Acuario. ¿Buen sextil? Pues yo diría que no… Trae más obligaciones que otra cosa en asuntos amorosos. Decepciones. Una cita por Tindr en la que te encuentras a un nerd o a una vieja que en nada se parece a las fotos… ¿Y tú que te habías hecho tanta ilusión? Y lo peor es que ahora no hay manera de deshacerte de la cita…

Cuidado con los gastos. Con las visitas a la pelu. Con las compras. De pronto el secador se escucharra. La plancha del pelo. El masajeado del cuello y la cabeza… O tu amigo te suelta la chapa sobre su idea seria y práctica de las relaciones y tanta ausencia de romanticismo acaba por deprimirte.

Tampoco es un gran drama. Pero si tienes a Venus y a Saturno seguro que te suenan estas posibilidades o sus primas hermanas, ¿a que sí?

¿Qué más?

El miércoles 25. Muuuuuuuy interesante. Mucho. Porque ingresa Marte en Aries que es un cambio planetario fuerte y además justo anda por allá la Luna también en el carnero. Recuerda: la Luna es activadora. La Luna saca fuera las promesas de lo de arriba y lo de abajo.

Marte es el guerrero y en Aries se encuentra bastante cómodo para emprender, pelear, sacar su individualismo y su audacia fuera. Ya sea en una competición como en el terreno profesional o en el amor o en lo que le dé la gana. Marte en Aries quieres ser el primero y sobrevivir. Y quiere además hacerlo solo.

Y hasta aquí genial y seguro que tienes dos casas de tu carta regidas por Marte y además una de ellas será la que esté ocupada por Aries. Prepárate para la acción en esa casa. La acción significa: voluntad, deporte, riesgo, movimiento, sexo… pero también cortes, accidentes, separaciones, gritos, jaquecas y cosas que pueden hincharse, recalentarse o estallar.

Es lo que tiene ser el Maléfico Menor del cosmos: representa cosas buenas, of course, pero también cosas que no lo son tanto.

Súmale a eso que además Júpiter ya anda por Aries y que al final de la semana se juntan y ya está el combo. Y se a va a notar con todo este abanico de significados ya desde el miércoles y justo por esos primeritos grados carneriles. Wonderful. Ya me contarás.

Justo además el miércoles hay un trígono interesante entre Mercurio y Plutón, desde Tauro a Capri. A ver… como sabes, Mercurio anda retro y un pelón más debilitado. Pero es un aspecto entre planetas en signos de tierra y esto implica sensatez, reflexión y poca locura, así que ni tan mal.

Como Mercurio ahora lo que hace es prácticamente repetir aspectos que hizo unas semanas, lo mismo quieres repasar tu agenda de qué promesas, comunicaciones e ideas se barajaron sobre el 28 de abril. Te digo esto porque el aspecto puede traerte temas de entonces que, como bien aconseja un planeta retrógrado, no estaría de más revisar y hacerle una puesta a punto.

Vamos ahora al viernes 27 (de nuevo de este mes, de mayo) y a la cuadratura entre Venus en Aries y Plutón en Capricornio. Manipulaciones amorosas, daños en el corazón, mujeres doloridas, mujeres que se pelean, una fiesta donde hay un ataque de celos o un evento repleto de envidias y codazos rastreros.

Como a fin de cuentas siempre podemos intentar sacarle un poco del lado bueno a todo aspecto: lo mismo el Venus en el Aries es lo suficiente valiente para destapar secretos sentimentales o ponerlos sobre la mesa, airear unos trapillos sucios, confesar unas infidelidades o torear con buen tiento los desplantes de jefes y superiores y, con persuasión y con mucho escote o bulto en el paquete hasta conseguir salir unas horas antes de la oficina. Yeah.

¿Sábado 28? Maravilla. Y es que Venus pasa a Tauro. Si eres muy venusino o venusina en tu carta (o sea, con mucho Tauro, Libra o incluso Piscis) pues te sentará este tránsito de maravilla ya que todos los plantas que tengas por la zona se regocijarán y pasarán a sentirse más coquetos, guasones, disfrutones, sensoriales y que viva un banquete, una tapa o un (auto)masajito con final feliz.

Es un Venus que va a pasar, por lo general, un buen tránsito y promete muchas alegrías para la casa que transite. Eso sí, hay que contar con un el encuentro con Urano, que no tiene que ser tan malo per se. Y luego con la cuadratura de Saturno en Acuario que ni siquiera me parece tan fastidiosa: un ajuste de cuentas para equilibrar la relación o amueblar mejor la casa o conseguir reparar ese bellísimo y ornamentando espejo que tanto nos gusta.

O sea. Que bravo por Venus en Tauro.

Finalmente nos despedimos con el aspecto del domingo 29. La conjunción entre Marte y Júpiter en Aries y en el grado 3. ¿No te dije que los Aries que cumplan entre el 21 y hasta el 26 andarán on fire? Aquí la explicación…

A mí me encanta el aspecto siempre que no saque su lado más canalla: el de los incendios, los navajazos y las lesiones. Vamos, que a tu favor es pura vida, actividad, intuición, entusiasmo, coraje y un par de cojones u ovarios para apostar por lo que deseas. Como estamos estrenando ciclo con Marte en Aries (y también con Júpiter, ya que ambos se colocan en el primer signo del zodíaco) pues lo mismo no está de más entender la conjunción como una especie de estallido de nuevo periodo que por supuesto quedará muy matizado por tu propia carta natal.

Ojalá le saques todo el partido que se merece. Y que te mereces, ¿no?

***

El resto lo sabes, de tanto que me repito. Que puedes seguirme por un montón de portales no energéticos: facebook, twitter, instagram, ese Youtube. (por fa, no me da tiempo a responderos a todos los privados por FB y IG. Si son dudas, hazlas en abierto, ¡que así aprendemos todos y todas!). Repito: dudas en abierto y el resto de consultas por email. REPITO: consultas importantes y demás a info@mochilastrologica.com.

¿Qué más? Tengo el Manual todavía en stand by, pero entre tanto organicé un sorteo de una carta astral. Es muy fácil participar. Te lo cuento todo aquí. Además, y esto también me hace mucha ilusión: ya grabé mi primer podcast. Sólo a la espera de que me lo editen un poco y con suerte pronto verá la luz.

Además, y también como siempre, puedes suscribirte suscribiros colocando tu correo —somos más de 2000 suscriptores y suscriptoras— y así te llegan directamente a la bandeja, cada dominguito (o cada lunes, o sábado), recién salido del horno como este que estás leyendo y que quedó de rechupete. Además del Boletín, recuerda que los correos vienen con detalles golosos sólo para quien se apunte. Así que ya te puedes aplicar el cuento.

Te sigo informando. Muy pronto. Siguen las novedades mochileras. Y una primavera cojonuda en Berlín.

Gracias, gracias, ahoi, ahoi.

Emilio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.