Boletín Astrológico: del 20 al 26 de junio 2022


Cabeza aturullada post congreso,

calorcito malagueño

y excursiones a recoger la hierba de San Juan para el cambio de estación

y el ingreso del Sol en Cáncer.

La verdad que ponerme ahora a destripar el cosmos de la semana que viene me resulta un poco cuesta arriba: pero era escribir el Boletín ahora o ahora.

Y esto lo digo sobre todo porque acabo de pegarme tres días a saco con el machete astrológico en el Congreso Ibérico que se celebró en mi tierra (miles de stories y un par de fotos colgadas en IG) y tengo la cabeza desamueblada, desarticulada, atestada de preguntas de cómos, dóndes, algunas Lunas Negras y porqués, he dormido poco y si pestañeo o cabeceo un poco se me mezclan acentos latinoamericanos, diapositivas proyectadas, conversaciones con el público y los congresistas y un montón de emociones dispares.

Vamos, que el Congreso se ha acabado hace un ratito: de ahí nos fuimos a un vegetariano muy conocido del centro de Málaga a almorzar, de ahí andando a mi barrio con la calina, de ahí al cole de mi infancia a votar (tenemos elecciones de la comunidad) y de ahí a la terraza también de mi niñez con los agapornis y su guasa enjaulada y las discusiones entre mi padre y mi sobrino que le está rapando la cabeza.

Pero bueno: lo mismo saco la fuerza y el tiempo para alguna crónica de estos tres días a los que se les puede sacar un montón de chicha. Me comprometo en un 75 % y a ver si, con algo de paciencia también, preparo un artículo.

Ahora vamos con la semana. Una semana con fuerza por la tan sencilla razón de que el Sol pasa a signo cardinal y eso ya se considera una de las llamadas puertas del año (o momentos clave a estudiar respecto al devenir de los próximos meses). Así que ya tenemos algo interesante en los próximos días: cambio de estación, de energía, pantalla nueva en este videojuego.

Además, tendremos a un Venus que pierde fuerza o que ingresa en la intelectualidad y el desapego de Géminis. Y un par de aspectos planetarios que en seguida te detallo.

Atento. Atenta.

Nos vamos directamente al lunes 20 y al primer aspecto: sextil entre Mercurio y Júpiter, de Géminis a Aries. El sextil siempre es suavito, relacional, hay que ponerle un poco de empeño de nuestra parte porque si no esto es una bomba de humo.

Lo interesante, además del aspecto, que no es malo per se, serían las regencias: a Júpiter no le hace tanta gracia Mercurio; Mercurio, sin embargo está dispuesto a echarle una mano a Júpiter. Conocimiento, viajes, desplazamientos, estudios, el mensaje de un sabio o de una sabia, una exposición, ¡un congreso!. Bueno momento para ordenar, clasificar, descuartizar y debatir sobre asuntos económicos, espirituales, legales o interculturales. Para solicitar una beca, para enviar un mensaje o contactar a un abogado o una profesora.

Por cierto que el lunes el Sol andará saliendo de Géminis y dibujando su último cuarto lunar, vamos que estará en Cuadratura con la Luna en Piscis que curiosamente también están emparentados con este sextil: dilemas entre el dogma y la frivolidad, entre lo racional y lo que se escapa a la mente. Casualidades, sincronías, un pequeño resfriado, algo que afecte a la movilidad o a temas respiratorios.

Martes 21. Antes de que se produzca el cambio de estación tenemos otros aspecto armónico a señalar, un trígono de Venus a Plutón, de Tauro a Capricornio. Es un buen trígono, es en el grado 28, es dos planetas en tierra y ayuda que da gusto a materializar, a lo práctico, a lo que se toca, se saborea, se disfruta.

Puede ayudarnos a la seducción, a asuntos sexuales, también a darle un impulso a temas artísticos, plásticos, relacionados con la nutrición, lo hedonista: proyectos a largo plazo (Capricornio) para el que haya que echarle un buen par de huevos/ovarios/o ambos, mucha voluntad, mucha mala leche en el mejor de los sentidos (Plutón).

Pues vale, pues te lo compro.

Pero digamos que el momento importante del día es el ingreso del Sol en Cáncer que se producirá un poquito más tarde. En Europa un poquito antes del mediodía. Fíjate qué bonito esto del ingreso del Sol en un signo cardinal y su conexión ritualística (los días puerta, que se llaman; los grado 0 de signo que se estudian en Astromundial) que he conocido a una estupendísima ponente del Congreso que trabaja con la Espagiria y las plantas y para la mañana del martes tiene organizada una salida muy matutina a la sierra para recoger hipérico y usarlo cada uno en función de su credo y talismánica en la noche de San Juan.

Si salgo a patear la sierra, te lo cuento. Pero en cualquier caso, quédate con eso: el Sol pasa a Cáncer que es signo cardinal, que rige los cambios y que está mandado por la Luna. Y la Luna es uno de los puntos más importantes de tu carta, rige tus fluidos, tu salud, tus emociones, tu manera de nutrirte y de acompañar y cuidar a los demás, mecanismo viscerales, defensa del individuo, protección, actividades cíclicas, paganismo, ritualística, chamanismo, la ecología y un montón de movidas.

O sea, que el ingreso de Cáncer es fuerte, tienes su especial ahí y ya puedes ir buscando qué casa en tu carta la ocupa Cáncer porque es la que va a pedirte cariñitos, sensación de pertenencia, nostalgia, conexión con la tribu, repeticiones, sensibilidad y un poquito de ñoñería, pataleta, cascarrabieo y mandoneo. Que Cáncer con sus pincitas bien que pincha, corta el bacalao y se lía de hostias aunque sea caminando ladeadamente.

Un mes con el Sol en Cáncer, con su novilunio, novilunio; su plenilunio, plenilunio y su sorteo de carta natal, no lo olvides. Todavía puedes participar. Y es muy fácil. Enlace aquí.

Finalmente, el último evento que te puedo confiar es este: el cambio de Venus de signo del jueves 23. Al loro. Hasta el jueves 23 vamos a tener un jaleo de signos domiciliados, esto es, en buen estado cósmico: Mercurio, Venus, Marte y hasta Saturno.

Ahora Venus sale de Tauro e ingresa en Géminis, que no es que esté mal, pero digamos que el cielo va a perder toda la fuerza o transparencia en la posición de sus planetas. ¿Que Venus en Géminis es una posición chunga? ¡En absoluto! Recuerda que a nadie le amarga un Venus y que Venus es de regalar alegrías, armonía, felicidad, búsqueda de equilibrio, risas y su dosis de place.r

¿Que en dónde se va a producir entonces todo este cachondeo con Venus en Géminis? Pues por supuesto que en tu casa ocupada por Géminis y, evidentemente, en asuntos geminianos y/o mercuriales. Que si la mente, el intercambio, la relación con hermanos y parientes cercanos, con el vecindario, con gente joven, leyendo, cambiando de escenario, negociando, haciendo trueque, intercambiando las cosas de lugar, cuestionando, frivolizando, desapegándonos de la emoción y sociabilizando.

Como Géminis es muy rápido, con Venus en este signo también hay un gusto por la velocidad, por la variabilidad, por la volatilidad. Así que ya te puedes aplicar el cuento.

Los más beneficiados, pues por supuesto que Géminis. Pero de la misma manera aquellos con carga en Libra lo mismo también se alegran y los que tengan planetas personales en Acuario pues también, a fin de cuentas se trata de aspectos de trigono entre signos del elemento aire. Al resto de mortales pues lo mismo ni fu ni fa: o lo mismo a Piscis le da cierto toque de pereza y seducción y locuacidad, Virgo lo mete en compromisos y lo sembra de dudas y posibilidades y con Sagi tiene que hacer un reajuste de cuentas o un enfrentamiento en un evento, en una fiesta o con una chica guapa.

Hasta el 18 de julio. Yeah.

***

Pues nada, brujo, bruja, que aquí me quedo. Que ha sido un finde muy intenso y todavía quiero pasar un ratito con los viejos (mi padre ya con la cabeza rapada) y responder a un par de correos y cenar un rato en la terraza a la fresca.

Ja, mira que en Málaga hace calorcito; pues parece ser que en Berlín hacía todavía más calor. En la capital alemana están tan mal preparados para el calor (no sólo física sino psicológicamente) que en cuanto suben de treinta la gente ya sólo protesta, el cielo descarga unas tormentas repentinas de la hostia y en el cole podemos cancelar las clases y enviar a los críos a casa. ¿Qué te parece?

Y nada. El resto ya te lo sabes. Que puedes seguirme por un montón de portales no energéticos: facebook, twitter, instagram, ese Youtube. (por fa, no me da tiempo a responderos a todos los privados por FB y IG. Si son dudas, hazlas en abierto, ¡que así aprendemos todos y todas!). Repito: dudas en abierto y el resto de consultas por email. REPITO: consultas importantes y demás a info@mochilastrologica.com.

Ah, por cierto. Que ya hay segundo episodio del Mochicast. Es un podcast discreto, pero lo mismo te apetece echarle un vistazo. Hablo un poco sobre los planetas y formas de clasificarlos. Hay mil clasificaciones pero lo mimo las mías te animan, te estimulan, te abren la cabeza. Tienes el enlace aquí.

Te sigo informando. Muy pronto. Siguen las novedades mochileras. Este calorcito sabroso. Y con suerte lo mismo hasta una crónica de estos tres días muy especiales.

Gracias, gracias, ahoi, ahoi.

Emilio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 20 al 26 de junio 2022

  • Tania

    Vaya que te ha queda’ó de rechupete, que te felicito por haber podido participar en el Congreso y haber saboreado tanto conocimiento. Emilio que pena, no tengo Instagram y no hay chance para los que te seguimos en Facebook para la carta que andáis sorteando, igual agradecida por lo que te nos compartes . Un abrazo.