Mucho Plutón y T Cuadrada que lo mismo conviene vigilar

y luego un ir entrando en los reinos de Leo con el Sol potente

y Mercurio abriéndole camino.

No es por tirarme flores, pero parece ser —en función de consultas, testimonios, mensajes por IG y otras redes— que el Astroboletín de la semana pasada tuvo una puntería acojonante. De estas que dices, ¡joder! ¡Vaya con el cosmos, su riqueza y sus montañas rusas!

Si no lo leíste aún pues con hacer clic aquí, ya lo tienes. Lo mismo te apetece cotejar otra vez la semana y pasar revista de qué se cumplió y qué no.

Con este nuevo Astroboletín también te traigo novedades, encrucijadas, hechizos y predicciones. Además, con motivo, porque tenemos no sólo tenemos apectos; también cambios planetarios y estos siempre colorean una nueva parte de de tu carta natal y tiran o modulan de otras casas y planetas.

Es más, después del acelerón que ha supuesto el ingreso del Sol en Cáncer —signo cardinal, signo regido por la Luna, signo que cambia de estación y que estaba además emponderado con la cuadratura de Júpiter en Aries—vamos a estrenarnos en la temporada de Sol en Leo.

Que el Sol en Leo está en buen estado cósmico nunca se puso en duda —y con Júpiter por ahí haciéndole un trígono pues ni te cuento— pero te aviso también que esto significa que vamos a movernos por los terrenos de los signos fijos y que curiosamente estos no son muy afines al cambio —más bien obstinados y fieles a aquello que se proponen—aún a sabiendas de que justamente el cosmos, desde ya una temporada, los está azuzando para que lo manden todo a freír espárragos, cambiar de residencia, de trabajo, divorciarse, soltarse la melena o darle un giro de 180 grados a su vida sentimental, social o sexual.

Y sólo por poner unos ejemplos.

Eso sí, como el Sol es símbolo de premios, salud, genuinidad y reconocimiento; de mando y ganas de vivir, de creatividad, impulso y movimiento, pues en Leo, que está tan de puta madre, siempre es augurio de algún tipo de alegría y buena fortuna en función de la casa que este te transite.

Sin ánimo de ponerme muy técnico, ya te dije mil veces que nuestra Astrología es solilunar, o sea, que se basa en las luminarias y que estas son el Sol y la Luna. Y que estos se domicilia en Leo y Cáncer. Es como que hay algo vital y bello en estos dos signos y este periodo del año.

¡Vamos, que la semana promete y mucho!

Sígueme hasta el lunes 18 con la oposición anual entre Mercurio en el cangrejito y Plutón en Capricornio. Esta oposición se da todos los años desde que Plutón transita Capri (o sea, ya va desde el 2008) y puede dar conflictos con hermanos y familiares cercanos —primos, tías, vecinas que dan la nota—, envidias y secretos, una mente un poco retorcida o perspicaz, investigadora y sanadora. Bueno para los tratamientos de Reiki, para los masajes transformadores, para trabajos mentales profundos, psicoanálisis, terapias de diván, una consulta conmigo y cualquier actividad mental o dinámica donde te incrustes, te claves, casi te obsesiones con pasión y una lente de aumento.

El grado es el 27, el de Cáncer y el de Capricornio y es un aspecto y un eje que se nos va a repetir pues al día siguiente el Sol cangrejero también activa la oposición, esto es, el martes 19 el Sol se enfrenta a Putincito (perdón, Plutoncito).

En Astrología aquello que se repite multiplica sus efectos —no suma, sino multiplica, quédate con esto— así que la zona vuelve a estar potente con todas sus connotaciones. O sea, tu eje Cáncer y Capri que ya quizá pudieron quedar removidos por la Luna Llena ahora tienen un poquito más de ajetreo, de obsesiones, de rencores, competición, conflicto, giro. ¿Recuerdas que te hablaba de que un tema del plenilunio era quién lleva los pantalones en la casa, en el trabajo o en una relación? Pues esto sigue aquí fuerte.

Pueden surgir conflictos sobre la independencia: tutorías de hijos jóvenes, el aporte de dinero en la casa y el llenar la despensa, invitaciones y mensajes con trasfondos por detrás un tanto menos claros, mini chantajes emocionales, indigestiones y todo eso. Adicciones a personas que no nos hacen bien. Stalkeo. Y un poco las vísceras en lo alto de la mesa.

Justo además ese día, el martes 19 y un poquito antes, Mercurio sale del cangrejito e ingresa en Leo. Ojo, vas a encontrarte textos que afirman que Mercurio en Leo está en destierro. Tú ni caso.

Mercurio en Leo está peregrino, o sea, que ni mejor ni peor y, como cualquier posición cósmica, siempre conlleva sus virtudes y defectillos.

¿Cuáles son estos? Pues por supuesto una mente idealista, infantil, melodramática, generosa, dominante, de estas que sienten cátedra y se sienten en posesión de la verdad y con mucha fuerza para influir y mover masas. Claro, sirve brillar y mandar —Leo— con el discurso —Mercurio. Por eso lo podemos encontrar en actores y actrices, en dictadores —se me ocurren Mussolini y Fidel Castro— y en escritores —el malogrado y lleno de talento Hemingway lo tenía (de hecho, en su casa 12, la de los encierros y renuncias).

Recuerda además que Leo es signo fijo, testarudo, un poco egocéntrico cuando se le cruzan los cables y puede tener un orgullo y una necesidad de llamar la atención que sature y abrase.

En fin. Mercurio en Leo. ¿Los más favorecidos? Los, Leo, obvio. Y luego, si quieres, los Aries; que con los Sagi la cosa no funciona tan guay. Hasta el 4 de agosto.

¿Qué más aspectos tenemos esta semana?

Joder, pues el ingreso del Sol en Leo, claro está, que se produce el del sábado 22 muy tardecito. Tienes el especial de Leo aquí.

Y luego hay un aspecto que me gusta mucho —lo mismo tú pillas cacho, a mí no me da ni la hora— que es el trígono del sábado 23. Toma nota.

Mercurio en Leo —recién bautizado— le dibuja un trígono a Júpiter en Aries y en el grado 8. Además que Júpiter está por ponerse retro pero aún anda directo y merece la pena seguir estirando sus beneficios e impulsos.

¿Para qué? Pues para impulsos profesionales, para conectar con mecenas, patrocinios, amigos y amigas que puedan echarnos un buen cable; para disfrutar del estudio, apuntarse a un taller astromochilero (ah, no, que ahora no estoy dando, ¡ja!), para monetizar el conocimiento o invertir en unas vacaciones, viajecitos, soluciones legales y asesoramiento.

Repito, a mi el trígono no me da ni un duro pero lo mismo tú tienes algo por la zona: Aries, Leo o y hasta Sagi y se te activa un triangulito maravillo so de fuego que te va a permitir aprovechar esta semana final de julio antes de que el ambientito se enrarezca en cuanto estrenemos agosto o no ande tanto por la labor y que coste que yo te avisé.

¡Yuhuuuuuuuu!

***

Brujis, se acabó por hoy y con un solazo improvisado en Berlín muy de agradecer (después de lluvia, un frío mortal, resfriados…). Y qué mejor manera de disfrutarlo que en el balcón y luego con los colegas revolcado en las aceras. Vamos, que ya ando en temporada Leo con adelanto.

Por cierto que quienes me seguís por las redes seguro que os habéis enterado de que un señor había usado una infografía mía de las regencias clásicas, lo cual tampoco es el mega melodrama si no fuese porque había tenido el morro de cortar el logo y quedarse tan pancho. Desgraciadamente parece que es una práctica habitual en la red, la del robo de contenidos y si te he visto no me ha acuerdo. ¿Lo bueno? Que lo comenté por aquí y por allá y enseguida salió mi tribu mochilera a apoyarme, contarme sus experiencias y echarnos unas risas.

El tema ya está cerrado, porfis. No merece la pena darle más vuelta al asunto. Pero desde aquí mil gracias a todos y todas quienes apoyáis mi trabajo. Y mucha fuerza para quienes también tenéis que lidiar con que os copien, os pirateen, os vampiricen y toda esta mandanga. Ailobius total.

Y nada. El resto ya te lo sabes. Que puedes seguirme por un montón de portales no energéticos: facebook, twitter, instagram, ese Youtube. (por fa, no me da tiempo a responderos a todos los privados por FB y IG. Si son dudas, hazlas en abierto, ¡que así aprendemos todos y todas!). Repito: dudas en abierto y el resto de consultas por email. REPITO: consultas importantes y demás a info@mochilastrologica.com.

Muchos cariños. Muchos Ahoi, ahoi berlineses.

Emilio

error: Content is protected !!