Lo del lunes puede que fastidie un poquito, pero por lo demás,

el cosmos tiene unas ganas de mambo apoteósicas.

Cuidado con lo que bebes en la verbena.

O cuidado en qué verbena acabas.

Pero bueno, que ya fue San Juan y colgué un vídeo por ahí con cara de elfo donde me saltaba las efemérides, en mi línea me despistaba (más elfo imposible) y proclamaba que la Luna andaba por Tauro y opuesta a Urano.

Menos mal que tengo a queridísimos lectores y lectoras (alumnos y alumnas también) que en seguida me contactaron para sacarme del error. De todas formas, desde aquí aprovecho para disculparme por los delirios. Un motivo más para no hacerme caso o para tomarme todavía con más sentido del humor.

Lo peor es que me he hecho medio adicto a otro montón de chorradas de los vídeos de Instagram: que prepárate en las próximas semanas para más elfos, más pestañitas y labios pintados, voces de ultratumba y todo ese montón de variantes egoicas que quiero seguir explorando. ¿O no va Júpiter en Aries de yo, yo, yo y más yo?

A todo esto. Tanto hablar de mi…

¿Y tú cómo estás? ¿Cómo te ha ido la semana? ¿Qué tal el cambio de estación? Ahora que el Sol ingresó en Cáncer estamos muy a merced de la Luna, de sus subidas y bajadas, de su empatía, de su memoria, de su nostalgia, de sus achaques del estómago, de temas de líquidos del cuerpo, de hinchazones, de bultitos y grasitas, de lo redondo, de lo blandito. De lo maternal también. Y por supuesto de asuntos relacionados con la familia, el paganismo, el clan, la infancia, el pasado y la tribu.

Casi nada, ¿verdad? Es tan fácil como identificar tu zona Cáncer en la carta y entender que ahí se está trayendo luz, honores, energía, purificación, salud y vida (Sol) pero que siempre con cierta oscilación, variabilidad, transformación, ductilidad. Claro, es que hablamos de la Luna. Y puedes fijarte con más ahínco si en esa área aparecen de pronto mujeres, personas cuidadoras o patrióticas o chamanas o druidas o profes de yoga o viajeros o recién nacidos, pues que no te extrañe, que también son dominios de este signo.

Respecto a esta semana, además de traernos toda esa energía cangrejera (a fin de cuentas, tendremos también el novilunio, novilunio) trae además un aspecto de Marte en Aries a Saturno en Acuario teóricamente positivo pero que convendría agarrar con pinzas pues activa un grado memoria en el cosmos algo jodido. O, en mi opinión, me gusta regular.

Otros temas de la semana pueden ser la retrogradación de Neptuno, los aspectos a Júpiter (casi todos presentes en la lunación) y la cuadratura de Marte y Plutón. Pero bueno, mejor te lo detallo todo y punto, oder?

Bien empezamos con el aspecto del lunes 27 que es el que menos me gusta. Quédate con estos párrafos porque son un ejemplo de librillo para entender que:

1. Los aspectos no se pueden generalizar. Hay que mirar las regencias con lupita, o si no, no aprenderás nunca Astrología en condiciones.

2. (También importantísimo). El cosmos se analiza en conjunto. Y el cosmos además tiene un pasado y el cosmos tiene memoria.

Entonces lo que sucede el lunes es que Marte desde Aries, que está fuerte, está domiciliado, le dibuja un sextil a Saturno en Acuario, que está también fuerte, domiciliado, pero retrógrado. Ok, de acuerdo, vale.

Dos planetas en buen estado cósmico. Pero Saturno que va retro se lleva regu con Aries. Eso por un lado. Y además, atento y atenta, la movida es que en abril tuvimos una conjunción complicada entre estos dos.

Sí, en abril. En concreto sobre el 4 o 5 de abril y en el grado 22 de Acuario.

Te cuento todo esto porque esa zona ya está muy sensible allá arriba y te cuento todo esto porque lo mismo ya esta semana pasada algo te ha podido dar por saco o lo mismo te vienen memorias de algún asunto complicado de entonces (primera quincena de abril). La idea básica es la de rotura, bloqueo, gastos, enfrentamientos, fiebres, accidentes.

Ojo, que no hay que alarmarse, que esto dependerá como siempre mucho de tu carta. Pero si tienes algo en la zona Acuario, hay papeletas de que el evento suceda o ya se haya dado en estos días. Y, para rizar más el rizo, los que tengáis planetas personales en Aries a final de decanato también podéis andar un poquito al loro o tomarme a guasa, que a fin de cuentas hago vídeos con cara de elfo y diciendo lo que me da la gana. Pero bueno, resumiendo sería algo así como: ¿sextil entre Marte y Saturno…? No te flipes, que lo mismo te jode si tienes algo por el 25 de Acuario o de Aries.

Más cosas. El martes 28 Neptuno empieza su retrogradación en el grado 25 de Piscis. No voy a añadir gran cosa al respecto. Seguro que encuentras información en otros sitios. También puedes leer un libro de Jorge Bucay o apuntarte a un taller de reconexión con tus experiencias uterinas.

Y luego, en la noche del martes al miércoles 29 se produce el novilunio, novilunio. O sea, la Luna Nueva en Cáncer. Luna y Sol juntitos y en el grado 7.

Esta lunación ocurre al mismo tiempo que en el cosmos se forman otros aspectos. Te los enumero. No es que sea lo más efectivo para hacer el análisis (la Astrología es síntesis, no un listado mercurial) pero en cualquier caso, quédate con la idea de que Júpiter trae ajetreo esta semana en tu casa Aries y que lo mismo también no está de más vigilar algo en los grados 7 de signos cardinales (sobre todo Aries y Cáncer).

Tenemos, por un lado, el Sol en Cáncer ¡y la bella Luna en Cáncer! que le dibujan una cuadratura a Júpiter en Aries. Grado 7. Yo hablaba en el vídeo de Youtube (esos vídeos que pronto serán éxito de taquilla pero no todavía) que mayo que se me antojaba todo como un montón de bonos de comida, o grandes comilonas, o venga a ver embarazos, o una gran fiesta del pueblo. Hay algo como muy primitivo, del pueblo, gente que celebra, gente que defiende y celebra lo suyo.

Como Júpiter también representa el dinero y tiene su toque de alegría, pues de pronto gastos en familia, ayudas familiares, cheques bebé. Una mujer da una buena notica dentro del ambiente cercano. Una fiesta con los tuyos.

Súmale que Venus en Géminis también aspecta a Júpiter, en sextil (y lo cierto que no con tan buena recepción). Pero en cualquier caso, lo festivo está fuerte en el cielo y los benéficos se saludan. Cachondeo, armonía, tiquitiqui, relaciones, expansión, lo artístico, lo intelectual, el intercambio, festivales, raves o un bautizo o una cena del trabajo. Lo que quieras, pero que sepas que el cosmos tiene ganas de cachondeo. De cachondeo en familia, eso sí. Quizá las discrepancias puedan surgir en estos eventos ante personas que no compartan el mismo punto de vista, o haya cierto conflicto entre lo frívolo y el pensar de manera muy abierta y plural y el ser desterrado del grupo.

Los últimos tres aspectos se nos acumulan el sábado 2. Telita.

Por un lado, la cuadratura de Marte a Plutón, de Aries a Capricornio y en el grado 27. Más que hablarte de la fuerza para conectar con tu poder y tu alquimia interior y para avisarte de que estás a punto de vivir una gran transformación (o sea, todo mensajes intercambiables) mejor te digo que esta cuadratura no hace sino rematar el aspecto complicado del lunes.

Ojo, Marte da fiebre, golpes, adrenalinas, herpes, erecciones y erupciones. Así que reincido en eso de andar pendiente de la zona Aries del último decanato.

Tenemos además un trígono muy interesante de Mercurio a Saturno, desde Géminis a Acuario: ideal para empollar, para visitar a viejos y a lugares viejos, para apretarle el cinturón a los adolescentes y que hagan caso (para quitarle los dulces y la consola a tu hijo), para que te eche una mano con el examen tu profesor madurito pero interesante.

Vale, sí, de acuerdo. Pero también Mercurio le dibuja cuadratura a Neptuno en Piscis. Resulta que estudiando te fumas un petardo y se te va el día procrastinando; te equivocas de parada yendo al centro budista y acabas cerca de una fábrica de plásticos; a tu hijo le da una alergia con ese sustituto del azúcar que te recomendó la doctora; y en la cita con tu profe de pronto tus sentimientos se te cruzan y ya no sabes si cuando te habla de ecuaciones se refiere a los ejercicios o a la raíz cuadrada que te se te pone dura entre las piernas.

Vamos, Neptuno, que todo lo confunde.

***

Pues nada, brujo, bruja, que aquí me quedo. He tenido una semana con un montón de vericuetos y acertijos que enredar y desenredar aquí en Málaga. Y lo que en mi cabeza era una crónica de los dimes y diretes del Congreso de Astrología se quedó en una bomba de humo y en un libro del autor Sergio Revillo: 100 problemas de Astrología. Ya te contaré cómo va. O no.

Pero vamos, que parece un cuaderno de Vacaciones Santillana. Ejercicios y ejercicios para volverte turulata intentando sólo asomándote a cada tema natal responder a preguntas tipo: ¿El nativo es alto o bajo? ¿Tiene problemas de los nervios? ¿De qué murió? ¿Gozó o no de comodidad material? Y así hasta quedarte bizco.

Y nada. El resto ya te lo sabes. Que puedes seguirme por un montón de portales no energéticos: facebook, twitter, instagram, ese Youtube. (por fa, no me da tiempo a responderos a todos los privados por FB y IG. Si son dudas, hazlas en abierto, ¡que así aprendemos todos y todas!). Repito: dudas en abierto y el resto de consultas por email. REPITO: consultas importantes y demás a info@mochilastrologica.com.

Además, como te comenté, tienes un segundo episodio del Mochicast y en dos semanitas te preparo el tercer episodio. Ayúdame a compartirlo, joder, que es sólo hacer clic y encima gratis. Tienes el enlace aquí.

Siguen las novedades mochileras. Abrazos no caribeños, pero por lo menos muy mediterráneos, tostaditos, salados y con dolorcito a brasa.

Ahoi, ahoi.

Emilio

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes