Boletín Astrológico: del 12 al 18 de julio de 2021


Joer, menudo retraso con el Boletín. Bueno, no tanto: o menos, no tanto a este lado del charco. Lo que pasa es que la conexión es pésima, sobre todo variable y el ordenador con el que viajo es un chiste por ligero y por torpe.

Encima ya me hubiese gustado estrenar el informe un poquito antes para así ya adelantaros el trígono de hoy lunes, pero habrá que fastidiarse o ser paciente y compasivo con uno mismo.

Sí es verdad que tenemos una semana mucho más ligera que todas las anteriores -al menos, cósmicamente hablando- y hay aspectos agradables y, por supuesto, la conjunción entre Venus y Marte en Leo.

Hablando de esta conjunción, como ya anunciaba por aquí y por allá, preparé un especial muy, muy, muy requetecompleto que debéis leer y compartir y empaparos de él. Os va a aclarar muchas cosas sobre esta conjunción y sobre la Astrología en general y viene hasta con un pequeño protocolo para analizar el tránsito y así como las fechas de las próximas conjunciones Venus / Marte. ¿A que ya lo leísteis?

Bueno, pues eso. Que estrenamos semana con el Mercurio recién ingresado en Cáncer -sucedió ayer domingo- y varias bondades y desafíos. Semana ligera post Luna Nueva, novilunio, novilunio.

Entonces…

Pues directamente empezamos hoy lunes 12 con el trígono bendito -bueno, sin pasarse, podría ser mejor porque la recepción no es mutua- entre Mercurio en Cáncer -ese Mercurio cangrejero, emocional, memorioso y empático- y Júpiter en Piscis -también emocional, misericordioso, generoso, espiritual pero en modo retro.

Se da prácticamente en el grado 0 del signo: entre Cáncer y Piscis, claro, e incluso podría beneficiar a Escorpio por esto de los trígonos entre signos de agua.

Más allá de que Mercurio no se lleva tan bien con Piscis -lo sufro a diario y puedo contar mi vida a base de pérdidas y despistes-, cuando el planeta de la comunicación y los viajes -Mercurio- y el de las leyes, el dinerito y la buena suerte -Júpiter- se guiñan el ojo pues la mente se vuelve generosa, sabia, hay ganas de leer, aprender, viajar, conocer otras lenguas y religios, predicar verdades, filosofar y andar de buen rollo con los vecinos y vecinas. Es más, cualquier cosa mercurial puede darnos beneficios tanto económicos como de bienestar, ya sea el escribir, el comunicarnos, el acercarnos a maestros y maestras o un poquito de trueque y mercadeo.

Eso es hoy lunes 12. Y es un aspecto bien lindo.

Luego el martes 13 tenemos la famosa conjunción entre Venus y Marte en Leo y todo eso. Ya estáis tardando si no leísteis el artículo. De verdad que va a aclararos un montón de cosas: además os servirá para entender un poco mejor que esto de los ciclos que se inician con cada conjunción. Os dejo el enlace aquí.

Venga, vamos, vamos… rapidito.

Lo hacemos con el trígono entre el Sol y Neptuno, de Cáncer a Piscis y el jueves 15. A ver, lo que le pasa a Neptuno es lo mismo que a Plutón: que se tiran tropecientos mil años en un signo y se mueven muuuuuuy despacito. Esto implica que este trígono lo llevan sintiendo los cangrejitos ya un porrón de tiempo.

Que sí, que es inspirador, espiritual, artístico, mediúmnico… que te puede dar por hacer yoga o por sacarte un título de reikista -a fin de cuentas, el Sol da brillo y mano poderosa-… pero repito, esto es un proceso en el que se encuentran los cangrejitos del último decanato -los que cumplen por estas fechas- desde hace ya bastante.

Es más, acabamos la semana con oooootro aspecto más del Sol. Además de haberle hecho un trígono a Neptuno, pues también le dibuja una oposición a Plutón en Capri. El sábado 17.

Si el trígono es de naturaleza armoniosa (una ayuda, un empujón, un trampolín), la oposición siempre es un reto, una pelea, un obstáculo, una invitación no tan grata al diálogo…

Y de nuevo lo importante aquí es entender que esta oposición anual lleva confrotando a los cangrejitos y cangrejitas con sus propios fantasmas, asuntos de terapia, visitas a psicólogos o la muerte de alguien querido. Obsesiones, manías, arrimarse a la persona menos adecuada y encontrarse durmiendo con el enemigo. Todas estas son las bondades de Plutón que por supuesto no suceden de un día para otro.

De hecho, os animo a un experimento muy fácil que es buscar qué planetas tenéis sobre todo en conjunción o en oposición con Plutón: porque ahí suele haber que rascar y no precisamente para encontrar oro. Bueno, sí, te dicen que luego toda la mierda que sacas se transforma en oro y que esto es como el ave fénix que renace de sus cenizas… de acuerdo, de acuerdo, te lo compro. Pero te aseguro que hasta que sale el dorado, tienes que hacerte pupita.

***

El resto, lo de siempre, que ando por facebook, instagram , youtube y twitter y que me ayuda un porrón que compartáis por aquí y por allá estos requeboletines. Por cierto, ¿me ayudáis a alcanzar los 5000 seguidores, por fi?. Es tan fácil como darle al Like de la página. De la página de Mochila Astrológica, claro. Somos 4900 así que está la cosa calentita, calentita. Venga ayudadme y luego cantamos todos y todas y todes algo tipo cumpleaños feliz. 

Y como siempre, las gracias. Las gracias, gracias, gracias. Danke schön. A quien me lee, me comparte, se atreve con mis mega coachings/consultas, me escribe por privado, por telepatía, se apunta a mis talleres, me hace cosquillas virtuales y toooooda la demás mandanga.

Ciao, amiguetes. Jo, jo, jo.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.