Venus en Escorpio y Marte en Libra. Conflictos y drama necesarios en las relaciones.

Boletín Astrológico: del 13 al 19 de septiembre de 2021


¡Ou, yeah! Otro boletín más en este septiembre dorado berlinés, pomodoro activado y a darle duro a los astros…

¿Qué tal andáis? ¿Cómo se siente la cualidad del panorama celeste en vuestras vidas? ¿Dónde comenzaron a manifestarse las minucias y (des)encuentros de la última Luna Nueva? La carta de la administración que se os devuelve, el papel que falta, el debate en la oficina, la discusión en el grupo de Whatsapp, la cita amorosa medio truncada… Todo podría pintar peor de lo que es, debido a nuestro sentido crítico —Virgo— pero de verdad que estos tropezones o mini desencuentros son muy válidos y necesarios para que las cosas funcionen / se optimicen a la larga. Así que más vale agradecerlos…

Claro, esta semana no hace sino prolongar, matizar, moldear los planteamientos de la anterior: tenemos cuarto lunar con Neptuno presente; también oposición del Sol al planeta de la mística, la confusión y las borracheras y el ingreso de Marte a Libra, que no es un buen estadoooo cósmicooooo y añade foco, energía, trabajo a asuntos legales de acuerdos y relaciones… Además, Venus, en Escorpio, da pistoletazo a sus desafíos amorosojoviales… Casi nada, ¿no?

Empecemos entonces…

Vamos a pasar por alto el cuarto lunar del lunes 13 —ya que bastante tengo con analizar los novilunios, novilunios y los plenilunios, plenilunios para encima comentar los cuartos. Pero para bien o para mal, implican un reajuste: se da entre planetas en signos mutables y con el puñetero de Neptuno presente… Si empezáis la semana con poca fuerza, medio adormilados y adormiladas, acusando resaca, resfriado, melancolía y/o ganas de huir pero sin saber bien a dónde, ya sabéis a quién echarle la culpa. Al cosmos.

No es poca cosa y viene reforzada por la oposición anual del martes 14 del Sol en Virgo a Neptuno en Piscis. Esta oposición es anual, querides, implica a un planeta tan lento, sutil y intangible como Neptuno: así que de nuevo no esperéis un evento que se materialice en el día, sino que, por el contrario, implica situaciones, experiencias, neblinas, sacrificios y milagros a lo largo de todo el año.

¿Los más afectados, las más afectadas? Pues sobre todo quien cumpla en estas fechas. Lo cuento en el vídeo del mes: las connotaciones de este cumpleaños, de esta revolución solar; el proceso de crisis / desencanto (y hasta desencantamiento) que pueden vivir desde hace ya meses los nativos y nativas de Virgo con el Sol por este grado 21.

Y ojo, que si tenéis la Luna por el mismo sitio tampoco os libráis del extravío neptuniano. (Os compro también un Venus o un Mercurio por la zona).

Luego el miércoles 15 ya empieza la guasa y es que Marte ingresa en Libra. Esto también lo tengo ya bien digeridito y explicado por aquí y por allá, pero haceros a la idea de que no es una oposición cómoda para Marte. Tenemos, de momento, a Mercurio y a Marte en Libra (las relaciones, los acuerdos, los socios, el número dos). Al Sol en Virgo (trabajo, burocracia, salud, trabajadores, equipos, subalternos, pluralidad). Claro, si el regente de Virgo es Mercurio, nos remite a Mercurio en Libra… o sea que volvemos a las relaciones (por ejemplo, relaciones en el trabajo y acuerdos que optimicen o mejoren o tengan efectos prácticos)… bien.

Pero es que este combo en Libra también tiene otro regente, Venus, que está en Escorpio, intensito, melodramático, un poquito rencoroso, apasionado y muy emocional.

Y si seguimos tirando de los regentes, de nuevo este regente de Venus en Escorpio es Marte en Libra… lo que nos reduce a últimos dispositores —perdón por toda la jerga astrológica— a Marte en Libra y a Venus en Escorpio, o sea, a relaciones, colegas, socios, intensidad, pasión y cierto bloqueo o debilidad o mala leche debido a injusticia o mal reparto que no termina de canalizarse en condiciones. ¿Y por qué? Pues porque los planetas… están en mal estaaaado cósmico… De ahí que insista en que septiembre va a ir retorciéndonos los cuernos poquito a poquito.

Con todo y como siempre, Marte en Libra también atraerá discusiones necesarias, cierta búsqueda (auto)impuesta de armonía, trabajo diplomático, político, social y… un montón de dudas. Fijaos que estamos añadiendo pluralidad al combo: pues Virgo, como mutable y racional, ya tiende a darle vueltas al coco; pero es que Marte en Libra tampoco se queda corto. Ataco, planteo, propongo, defiendo… pero primero le doy telita de vueltas al asunto.

Hasta el 30 de octubre y poniéndole las pilas a Libra y a sus compañeros de aireGéminis, Acuario. Lo bueno es que habrá varios trígonos razonables a Saturno y a Júpiter y una conjunción a Mercurio retro que esperemos traiga más bondades que descalabros (servirá para reorganizar temas viejos).

Finalmente nos despedimos de la semana con los aspectos del viernes 16.

Por un lado, el trígono del Sol a Plutón, de Virgo a Capri, grado 24, y que tampoco es para analizarlo con detalle. Sí, sí, un trígono, lo sé; pero también se repite todos los años y más vale considerarlo si aparece en el tema natal que por un banal tránsito. Paso palabra.

Lo que sí me interesa, y mucho, es la cuadratura de Venus a Saturno, de Escorpio a Acuario. ¿Y por qué? Pues porque involucra un planeta personal como Venus y a uno generacional como Saturno y sus efectos son más palpables a la hora de hacer predicciones, querides.

Además, la tensión va a reactivar nuestra zona fija que llevaba un tiempito un poquito más relajada y traernos experiencias y asuntos amorosos, artísticos, de relaciones y encuentros sociales con regusto a julio, cuando Venus caminaba por Leo y la gente se flipaba con el rollo ese de la conjunción de los amantes cósmicos… ¿Vuestra tarea? Pues podéis hacer memoria o echar mano a los diarios o simplemente observar qué sucede, en especial si tenéis un punto relevante en vuestra carta sobre el grado 10 de signo fijo (Tauro, Leo, Escorpio, Acuario).

La cuadratura implica dolor pero no tiene por qué ser algo muy rimbombante: puede ser una triste noticia, una trifulca en la pareja, una amiga que se separa, una fiesta que no termina como queremos, una madre que sufre. Esto también está mencionado por los vídeos, acá y allá, pero los más sensibles y las más sensibles a este Venus en Escorpio y sus tejemanejes en las relaciones serán quienes tengan Ascendente en Tauro o Libra o mucho Venus en su carta.

Habrá que hablar más de Venus porque luego se opondrá a Urano… así que mantened la guardia… la paciencia y mucho amor.

 

***

Y eso fue todo.

El resto, lo de siempre, que ando por facebook, instagram , youtube y twitter y que me ayuda un porrón que compartáis por aquí y por allá estos requeboletines. Sabéis además que podéis suscribiros colocando vuestro correo —somos más de 2000 suscriptores y suscriptoras— y así os llegan directamente a la bandeja, cada dominguito, recién salido del horno. 

Se os quiere, se os abraza.

Un Ahoi desde Neukölln.

Emilio

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 13 al 19 de septiembre de 2021