Maravilla de Júpiter en Piscis y de este novilunio, novilunio en Tauro.

Boletín Astrológico: del 10 al 16 de mayo del 2021


Me levanté tempranísimo, con estos hábitos de nonagenario impuestos por la pandemia, y tampoco me viene tan mal porque así redacto el Boletín y, además, me dará tiempo cuanto menos a perfilar un articulito sobre Júpiter en Piscis. Cuanto menos, una introducción, querides, ya que es el evento del mes y no sé si del verano… o del año.

La verdad, que sin exagerar, no me cabe duda de que es una de las noticias más positivas que podremos vivir este 2021 —son apenas unas semanas que se moverá en noción directa, realizará aspectos lindos y amables y alguno que otro cachito del pastel puede que agarremos y siempre en función de nuestra carta, de dónde tengamos a Piscis, de dónde venga nuestro Júpiter y un montón de cosas más. Pero bueno, eso os lo cuento en el otro artículo.

Quedaos, en cualquier caso, con la idea de que esta es la semana en que Júpiter ingresa en Piscis y eso es bueno. Muy, muy, muy bueno.

Eso por un lado.

Y luego, por otro, ¿qué mas nos regala la semana? Bueno es la semana del novilunio, novilunio, una Luna Nueva en Tauro muy positiva en comparación con el plenilunio tan jodido en Escorpio. Y además hay un par de aspectos relativamente agradables… Vamos, que no es una semana con cuadraturas, oposiciones y esas tensiones en puntos ya más que sensibles que nos llevan dando un montón la lata. Una semana, en resumen, linda.

¿Preparades?

Lo haremos saltándonos al martes 11 y al novilunio, novilunio, día y momento en que Luna y Sol se juntan en el grado 21 de Tauro. La Luna, igual que tiene su caída en Escorpio —esto es, que no vale ni un duro, peca de sensible, agresiva, melodramática—, se exalta justo en su signo contrario, esto es, se vuelve cariñosa, maternal, disfrutona y dadivosa en Tauro.

Vamos, que de entrada ya tenemos un novilunio, novilunio que por naturaleza intrínseca ya es positivo. Claro, luego hay que mirar la fotografía completa del cielo y ver qué más sucede con el resto de planetas pero lo cierto es que no hay malos aspectos al combo Sol / Luna en el 21 de Tauro: un sextil de Neptuno en Piscis, un trígono de Plutón en Capricornio Todo bien, gracias.

También conviene mirar el planeta regente de Tauro, esto es, el que manda sobre él. Venus está desde hace unos días en Géminis y sin malos aspectos tampoco. Como los novilunios, novilunios marcan un periodo hasta la próxima Luna Nueva y Tauro es comilón y artístico y amante de lo orgánico y Géminis necesita variedad y comunicación, todo esto podría resumirse en un periodo lindo para realizar viajes al campo, tener cierta vida social que combine intelectualidad y artisteo, un periodo para la escritura o la comunicación, el inicio de un curso de pintura, una cita doble con el masajista o el almuerzo tanto tiempo postergado con las vecinas.

Y siempre —siempre, siempre, siempre, siempre— en función de vuestra carta que es la que manda o, mejor dicho, es la que reacciona o refleja o tira los dados o da su mano de cartas en función de lo que brilla allá arriba en el cielo.

Ok. Novilunio, novilunio bueno. Grado 21.

Luego hay un sextil Marte / Urano, de Cáncer a Tauro que no me hace tanta gracia —por el famoso tema de recepciones— y que además reincide en esa zona calentita de la carta —esa zona fija que os llevo repitiendo hasta la saciedad y que es la prota de este año. Los aspectos positivos entre Marte y Urano en teoría permiten pasar a la acción de manera rápida, espontánea, buscar soluciones fuera de lo común, una especie de salida sorpresiva e ingeniosa que abre un nuevo camino. Puede dar gusto por deportes arriesgados, actividades deportivas algo alocadas, sexo atrevido, tecnología, robótica; un trabajo con mucho ordenador y chip de por medio.

De nuevo, es un sextil un tanto peliagudo: Cáncer y Tauro tienen mucho que ver con el hogar, la familia, la cocina, la alimentación. A lo mejor es un poco de revuelo en la casa o una cena por Zoom o la llegada de ese robot de cocina que estabas esperando. O de pronto el ordenador con el que trabajas en casa te da un chisporrotazo.

El miércoles 12 hay un trígono entre Mercurio y Saturno, de Géminis a Acuario que me parece una maravilla para estudiar, estudios matemáticos, escritura ensayística, organización, hablar con superiores y todo un montón de talentos brillantes y desapegados que para mi mente nebulosa se le antojan casi de otro planeta. Bendecidos y bendecidas —y bendecides— los que tienen este trígono de aire mental, científico y sociable en sus cartas. Sí, sí.

Y finalmente acabaremos el jueves 13 con, por un lado, el sextil del Sol en Tauro a Neptuno en Piscis — un sextil que se da cada año y se seguirá produciendo mientras Neptuno siga en los pescaditos y que, de hecho, forma parte del novilunio, novilunio que detallé más arriba.

Neptuno es poético, místico, sensible, intuitivo en su mejor vertiente —en su otra vertiente ya sabéis que yo no quiero ni verlo; de hecho, ni lo veo porque el cabrón se escabulle y se camufla y se viste de tinieblas—. En contacto con el Sol y en sextil fijáos que anuncia un retorno solar para quienes cumplan este año donde el nativo o la nativa puede tener inquietudes espirituales o artísticas, o lo mismo es el padre que últimamente le dio por cantar en un coro del vecindario o se apuntó a clases de yoga o a un grupo de senderismo.

En cualquier caso, la noticia de la semana es el Júpiter en Piscis que también sucede ese jueves 13 (jueves, a más inri, día de Júpiter). Voy a hacer un especial sobre este Júpiter. De hecho, voy a ponerme YA —que de algo me sirve despertarme justo cuando sale el Sol.

Quiero decir, entre tanto, una cosita: Júpiter ingresa en Piscis y es algo muy, muy, muy, muy bueno para todos, todas y todes. Digamos que desde un punto de vista cósmico, universal, colectivo, lo que queráis, es un ingreso ma-ra-vi-llo-so.

Pero claro, luego es verdad que a nivel individual no lo vamos a flipar todos igual. Otra cosa será cuando el año que viene ya se pasee a sus anchas por Piscis y nos de tiempo a aprovechar más sus bondades. Esta seguirán de alguna manera condicionadas por vuestra carta propia, pero será más fácil agarrar cacho.

Este año, haceos a la idea de que Júpiter ingresa en Piscis el 13 de mayo y vuelve a Acuario al 28 de julio. No sólo eso, el 20 de junio empieza a retrogradar. Esto implica que, quien quiera aprovechar el buenrollismo de este planeta, tendría que apurarse por sembrar, iniciar, planear, lanzar, empujar —o lo que tenga que ser y que le toque en función de su propia carta— durante este mini ventanina, esto es, desde el 13 de mayo al 20 de junio, y todo eso teniendo en cuenta de que pronto Mercurio se pondrá retrógrado.

Pero incluso, con Mercurio retro, me parece un Júpiter muy, muy, muy cojonudo. Os lo cuento en un ratito porque este Boletín aquí se acabó.

***

Nada, de nuevo ooooootro boletín a ritmo de pomodoro, esa técnica de concentración y productividad que ya he mencionado en otras ocasiones. Y con el Sol asomado por fin entre las nubes. De paso, aprovecho para indicar que ayer granizó / aguanevó / Schneeregen en Berlín. Muy mal. Queremos calor.

El resto, lo de siempre, que ando por facebook, instagram , youtube y twitter y que me ayuda un porrón que compartáis por aquí y por allá estos requeboletines. 

Os animo también a repasar el vídeo con las cositas de mayo. Un mayo muy requetemayo porque Júpiter entra en Piscis, que mola mucho, y además Mercurio retrograda, viviremos un eclipse y una bella Luna Nueva en Tauro, novilunio, novilunio.

Recordad también que tengo una entrevista muy guasona y con fotos intergalácticas que espero difundais de buenísima gana.

Y las gracias. Las gracias, gracias, gracias. Danke schön. A quien me lee, me comparte, me hace consultas, me escribe por privado, por telepatía, se apunta a mis talleres, me hace cosquillas virtuales y toooooda la demás mandanga.

Preparades, preparades, preparades, preparades.

Imagen de David Mark en Pixabay

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.