Lo reconozco, que esta semana no he estado muy operativo en las redes. Si hasta se me pasó la fiebre de Instagram. Entre consultas, el trabajo, las clases que imparto, las clases que tomo y un mínimo de Menschenkontakt —contacto social— se me escurrieron los días sin colgar una chorradita astrológica para que le diérais al Me gusta y compartiérais.

A veces incluso me ocurre que interpreto al pie de la letra mis propios boletines —o como me decía una amiga el otro día: Es que soy carne de planetas, y mira que los Boletines son bien generales, que cada carta es un mundo… Pero si no no podría explicarme este continuo ir y venir, propuestas, entrevistas, cancelaciones y planes sin finiquitar, cosas de Mercurio en mi signo rebotando de un aspecto a otro. O el novilunio de anoche con confesiones tanto de mi madre como de una queridísima amiga.  Claro, luego miras el cielo y piensas, joder, es que se está oponiendo a mi luna natal y es que tengo ahora mismo la carta para cogerla con pinzas entre cuadraturas, conjunciones y una dirección primaria que a ver si ya me regala lo que promete.

En fin, eso: que sí o sí, Astrología.

Esta semana que estrenamos viene con Venus como protagonista. Claro, tiene sentido, el planeta del amor anda en Aries, pisándole los talones a Mercurio y repetirá los contactos que este tuvo la semana pasada. Por lo demás, Mercurio cambia de signo y poco a poco continúa activándose la zona Tauro del horóscopo y de vuestra carta natal. Y para el finde tenemos un cuarto creciente en Leo que promete mucho placer y cachondeo para los que quieran aprovecharlo.

Empecemos. Lo hacemos el mismo martes 7 con la cuadratura de Venus a Saturno, de Aries a Capricornio. Ya os he dicho que Venus es la prota del boletín, de oca en oca y tiro porque me toca, con una de cal y otra de arena: esto tampoco significa que tengáis que notar cada día sus aspectos, o que el amor o las relaciones anden vapuleados con tanta cuadratura y el buen trígono a Júpiter; pero buscad la casa en vuestra carta que ocupe Aries y andad atentos a señales amorosas, a regalitos, a un poquito de celos o a decepción. Para que os hagáis a la idea: es como un fin de semana romántico en la sierra pero repleto de altercados.

De hecho, Venus y Saturno se llegan regular, y en cuadratura y tan mal recibidos, pues peor. Y es que la niña quiere irse con su noviete del instituto a jugar al futbolín y el padre le dice que nanay, que primero tiene que hacer los deberes, recoger el cuarto, subir la compra, sacar al perro y echarle un ojo al hermano pequeño. Y como, encima, la niña tiene algo de mal genio y poca paciencia, pues por querer hacer rápido las cosas, tarda todavía más tiempo y acaba super irritada… Colorín, colorado, fin del cuento de la Cuadratura entre Venus y Saturno. Grado 20. 

Ese mismo martes, por cierto, Mercurio sale de Aries e ingresa en Tauro. Si en las últimas tres semanas, los carneritos hemos podido andar más parlanchines, ingeniosos, nerviosillos y comerciantes, ahora les toca a los toritos. Claro, Mercurio en Tauro se mueve a otra velocidad, la velocidad de Tauro, que es déjame que lo toque, lo palpe, lo huela, lo medite y, entonces, a lo mejor, si despierta mi deseo o si veo que satisface mi anhelo de seguridad y comodidad, entonces… entonces actuaré. Cosas de Tauro, claro está. Fijaos que Tauro rige las posesiones, el yo tengo, el esto es mío y como es domicilio de Venus y exaltación de la Luna, pues lo mismo puede servirnos para agilizar asuntos de estética, moda, arte y hasta de la alimentación y del hogar. Hasta el 21 de mayo.

Claro, un día después, sólo un día después, el miércoles 8 Mercurio se conjunta con Urano. Si sois de los que cumplís por el 22 de abril o así, mirad qué tipo de noticia o imprevisto os llega o si un hermano patenta un invento o si el teléfono móvil os da un calambrazo. Mercurio y Urano ponen la mente a mil, obsesivos, radicales, brillantes y diferentes. Y eso, el toro con los cuernos multicolores.

Luego el jueves 9 tenemos un bellísimo sextil entre el Sol en Tauro y Neptuno en Piscis. Digo precioso porque me parece super tiernecito y porque Tauro y Piscis se entienden muy bien. Es de hecho, el mismo sextil que ya estaba activo durante la Luna Nueva de la semana pasada: misticismo, sueños premonitorios, creatividad mágica, romanticismo y toda la marimorena.

El viernes 10 Venus vuelve al escenario: primero dibuja un trígono a Júpiter en Sagitario espectaculeitor y un rato después le hace cuadratura a Plutón en Capri. No hace falta ser un erudito astrólogo para entender que el primer aspecto es benéfico y el segundo no lo es tanto: con el trígono se ama, confía, viaja, gasta en exceso y se hace el amor en la playa; con la cuadratura se controla, se sienten celos, se oculta y se fornica en los sótanos y cuartos de baños. Claro que para gustos, colores.

Lo interesante es que al día siguiente la Luna ingresa en Leo y luego dibujará cuadratura al Sol con su cuarto creciente mensual. El cuarto creciente genera tensión y dinamismo, el Sol recibe muy bien esta cuadratura y, encima, va a formar un trígono de fuego con Venus y Júpiter. Vamos, que no está nada mal para hacer el idiota, pasarlo en grande, sentirse joven, improvisar y vivir un fin de semana muy cachondo. Buscad si el trígono os activa algo por la carta, o las casas ocupadas por Aries, Leo y Sagi, en especial la casa con Leo y allí habrá tomate.

Finalmente, el sábado 11 el Sol desde Tauro dibujará un trígono a Saturno en Capricornio. Saturno ya se puso retrógrado, pero no por ello el trígono deja de ser sólido, resistente y pasan los años y el nativo no tiene ni arrugas. He visto este aspecto de tierra en cartas de familiares, también de gente cercana y en consultas; almas viejas, gente muy trabajadora, todo un ejemplo para la precocidad del elemento fuego. Total, buen aspecto para contactar con maestros, personas mayores, viejas, sabias, escultores, pintores, banqueros y granjeros con emporios, cuellos anchos y manos enormes. En el grado 20.

***

Y ya sí que me despido. No sé cómo me las apaño que siempre intento acortar los Boletines pero se me van de las manos. Aparte, os cuento lo de siempre, que podéis seguirme por las redes, que le deis a los Likes, que me tenéis por  facebook, twitter, instagram y youtube aunque a veces no me asome ni para saludar. Ah, y que os suscribáis a la newsletter, así os llegan los boletines y el resto de artículos que voy subiendo. 

Os abrazo telepáticamente desde mi balcón de Neukölln, en Berlín. Muy feliz semana.

Emilio P. Millán

(Foto. Fte: https://www.quartoknows.com/blog/quartogifts/mythological-love-aphrodite-and-venus)

 

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes