Ommm, ommm, ommm, ¡ommmmmmmmmm! (es que hoy anda la Luna en Escorpio y me levanté profundo y místico). Es una Luna que más tarde hará buenos aspectos a Neptuno y al combo capricorniano, pero ahora mismo, si mirásemos al cielo y la hallásemos, veríamos sólo su mitad: esto es, se encuentra en cuarto creciente, en cuadratura al Sol en Acuario, con su correspondiente desafío.

De hecho, creo que de eso va toda la semana: de desafíos. Porque tenemos que acomodar toda la pelotera energética de este mes de enero, con los eclipses, los planetas armonizados en signos de fuego que quieren aventuras y se sienten capaces, la visión romántica-espiritual de Neptuno, el altruismo original acuariano y las barreras y la intensidad de Saturno y Plutoncito. Hay muchísimo colorido en el cosmos, todos los planetas andan directos y ahora es el momento de reordenarse. De seleccionar. De dar el salto al vacío en esta o aquella dirección…

Pero pasemos al análisis de la semana. Planes, planes y más planes. Propuestas. Siempre. Os recuerdo que vamos camino de una Luna Nueva, el 4 de febrero, la mar de interesante.

El primer aspecto lo viviremos el martes 29 con la conjunción entre Mercurio y el Sol, en el grado 9 de Acuario. ¿Sabíais que estas conjunciones con Mercurio involucrado se usan en Astrometereología? Mercurio rige los vientos y según las lunaciones previas o posteriores, algunos astrólogos son capaces de predecir el clima. De hecho, esa era una de sus utilidades en la Antigüedad.

Mercurio conjunto al Sol y en Acuario aporta dosis de inteligencia, originalidad, excentricismo, desapego y locura. O te sale el un ¡Eureka! o se te funde la bombilla. Si en los boletines anteriores hablábamos de los posibles contactos relámpago con gente del pasado, ahora nos llegan gente nueva, propuestas interesantes y emailes un poco rarunos. Ya me contaréis.

Luego pasamos al jueves 31, día en que Saturno en Capricornio le dibuja sextil a Neptuno en Piscis. Lo que os digo de los sextiles: son aspectos armoniosos pero no tan facilongos como el trígono; con el sextil, el nativo tiene que poner un poquito de su esfuerzo para que la cosa se materialice. Y de materializarse va la cosa (Saturno). De hacer realidad posibles visiones y aspiraciones. O de confiar un poquito más y flexibilizarnos (Neptuno). Se da en el grado 15 y le vendrá divino a lo Capri que cumplan sobre el 6 de enero y estén con toda la losa de responsabilidades, preocupaciones y trabajo duro. Escuchad música. Fumaos un porro. Id al cine. Prended unas velitas. No sólo ese día, sino durante los próximos meses: se trata de buscar una salida espiritual o creativa o relajante a tanto afán y empecinamiento.

A ver. El sábado 2 tenemos un aspecto feúcho, pero nada que no hallamos ya vivido. La cuadratura entre Marte en Aries y Plutón en Capri, en el grado 21. Esta cuadratura da mala hostia. El fin justifica los medios. Manipulación. Ocultación de las intenciones. Y hasta fibromialgias. Deseos ocultos que salen a la luz. Obsesiones. Lo de siempre, vamos. Puede afectar a cualquier nativo cardinal nacido sobre el 12 o el 13 de su mes. También, por supuesto, a los que tengáis planetas personales o puntos sensibles en la zona.

También el sábado, nuestra Venus cachonda y aventurera, tan sagitariana y amazona, le dibuja trígono a Urano en Aries, sobre el grado 28. Urano ya pega sus últimos coletazos en el carnero, pero, con aspecto a Venus, todavía quiere relaciones libres, poliamorosas o extraterrestres. Amoríos a larga distancia. Con alguien del extranjero o de otra clase social o religión. Que no tenga nada que ver con nosotros. Y esa ilusión —infantil, pasajera— de que eso va para largo. De que el futuro juntos existe.

Finalmente el domingo 3 tenemos otro par de aspectos. Mercurio desde Acuario dibuja sextil a Júpiter en Sagitario: más y más propuestas, viajecitos, tallercitos… y llegan desde fuera; amigos mochileros, mensajes por las redes o nuevas aplicaciones que nos tienen entretenidos.

Y Venus que cambia de signo.

Se despide de Sagitario para entrar en Capricornio. Esto implica que Capri sigue muy presente en el ambiente. Es una Venus muy trabajadora, de mujeres de pelo corto o vestidas de chaqueta. Con gustos sobrios, funcionales, elegantes. Ambiciosa. Interesada en el dinero o en cubrir sus necesidades. Autosuficiente. Con necesidad de escalar puestos.

Así que genial para todos esos Capris: un respiro en vuestras vidas, un piropo, unos masajes, unos toqueteos y hasta un cambio de estilo. Sin pasarse de la rosca, claro. A lo sumo, un poco más hippies con esto del sextil a Neptuno. Tenéis hasta el 1 de marzo.

***

Ahora sí. Ya me despido. Por supuesto, como en cada Boletín, un trillón de gracias por leer. ¡Por compartir! Por la guasa. Por preguntar. ¡Por opinar! Por vuestros Likes. Recordad que podéis seguirme en facebook, twitter, instagram y por mi ya-no-tan-super-recién-estrenado canal de youtube. Que me encanta leeros. Que aprendo mucho, mucho, mucho vuestros comentarios y experiencias. 

Un super abrazo,

Emilio P. Millán

(Foto. Fte: pethelpful.com)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes