¡Aloha, surfistas de las estrellas! ¿Cómo va eso? ¿Qué tal apretó la semana? Algunos que me seguís por facebook o instagram os habéis animado a compartir testimonios y sensaciones alrededor de la conjunción del pasado jueves; sí, sí, la gorda esa que hubo entre Marte y Plutón en Capricornio en el grado 21.

Ya lo sabéis, Marte se arrimó a Plutón justo el jueves pero la intensidad del aspecto veía percibiéndose un par de semanas antes. Tened en cuenta además que el cielo tiene como una especie de efecto acumulativo, algo así  como piezas de dominó que se derriban unas a otras o corredores que se ceden la antorcha en la maratón. Marte venía de juntarse con Saturno, había cuadrado al Sol y a Mercurio en Aries y por fin llegaba a Plutón, es decir, andaba calentito. Y de hecho,  todavía le va a dar tiempo a endiñar otra buena hostia a Urano aunque eso será a mediados de mayo.

De manera que ha sido un abril intenso y me temo que mayo todavía arrastre y agregue agitación al ambiente. Lo curioso es que esta semana que estrenamos casi no ofrece aspectos. Habrá Luna Llena el lunes y un sextil entre el Sol y Neptuno el domingo. Ya está.

Esto nos va a suponer un respiro -aunque el plenilunio del lunes tampoco me parezca una golosina- y también la oportunidad de dedicar el Boletín a un breve repaso de los planetas en el cielo, ¿os apetece?

 

Luna Llena en Escorpio para Berlin

Luna Llena en Escorpio para Berlín

 

Fijaos. Esta es la carta del plenilunio de la madrugada del lunes 30. La he sacado para Berlín pero podía haberla sacado para la Cochinchina. Seguramente muchos ya sabéis leerla pero también sé de otros que me siguen y van aprendiendo poco a poco sobre Astrología. A estos les dejo una imagen extra que les va a solucionar un montón de preguntas:

Glifos astrológicos

Glifos astrológicos

Así que tenemos por tanto la carta astral del día de la Luna Llena y una tablita que nos explica qué significa cada simbolito en la carta, es decir, los signos y los planetas.

Con un poco que os fijéis podéis comprobar que los signos, el zodiaco completo, se encuentran en la parte exterior del círculo: desde Aries a Piscis y esto tiene connotaciones metafísicas sobre la totalidad del ser, su movimiento cíclico, su anhelo de perfección y eso que siempre os repito de que todos y cada uno de nosotros y de nuestras cartas contienen a todos los signos. Por eso da igual que hayas nacido con el Sol en Géminis que por algún lado de tu carta andará Libra. O que seas Acuario y no soportes a los Tauro: siento decirte que en tu carta también hay elementos taurinos.

Una vez ubicados los signos, podemos aprovechar y localizar los planetas. Estos estarán emplazados en algún signo en concreto. Ya que la carta es para el plenilunio, es decir, el momento en que el Sol y la Luna se oponen, vamos a empezar por localizar a estos dos.

Al Sol y a la Luna no se les conoce como planetas -lo cual tiene mucho sentido común-; de hecho en Astrología se les denomina luminarias. ¿Los habéis encontrado? El Sol se encuentra muy al fondo del circulito, en Tauro; la Luna anda por arriba, en Escorpio -no podía ser de otra manera- y una línea roja los conecta. Esa línea roja es un aspecto, un aspecto de oposición. Los numeritos que los acompañan indican el grado -posición exacta- en que se encuentran ambos. En este caso, el plenilunio se da en el grado 9. Os recuerdo además que cada signo tiene un recorrido de 30 grados (30 grados x 12 signos = 360 grados o lo que es lo mismo un círculo) y que no es lo mismo ser un Capri del 28 de diciembre que uno del 5 o del 18 de enero. Por eso os recomiendo sacaros la carta y tenerla a mano. O mejor aún: solicitarme un estudio 🙂

¿Queréis buscar el resto de planetas? Bueno, sabemos que Júpiter sigue por Escorpio, así que si miramos cerca de la Luna lo encontraremos. Este tiene una nota añadida: un Rx que significa que el planeta anda retrógrado. Si continuamos en el sentido de las agujas del reloj aparecerán los malotes en Capri: Saturno y Plutón, retrógrados, y Marte que ya va por el grado 22.

¿Habéis visto qué fácil? Luego esta Neptuno en Piscis, dibujándole trígono a la Luna -la línea azul-; Mercurio en Aries cuadrado a Saturno -otra línea roja-; Urano a punto de salir de Aries y entrar en Tauro -va por el grado 29 el muy maldito- y Venus en Géminis, dejado de la mano de Dios y sin dibujar aspectos.

Pues nada, ya le habéis un repaso a los planetas y habéis visto su posición para el lunes 30. Luego habría que matizar sus relaciones: definir bien las cuadraturas, trígonos y los sextiles -por ejemplo el de Saturno a la Luna. También habría que enfocarse en ese Marte y  Plutón pues son regentes de la Luna. Pero todo eso ya para una próxima clase.

El resto de la semana, como os adelantaba, no contiene aspectos relevantes. Quizá conviene destacar que el viernes 4 Mercurio sale de la postsombra al alcanzar el grado 16 en Aries. Le va a venir bien al planeta y también a los arianos que han pasado un abril de bloqueos, jaquecas, retrasos e indecisiones. En general ganarán velocidad las comunicaciones, llegarán emailes de respuesta, los paquetes perdidos y los técnicos reparadores.

Por último el domingo 6 el Sol desde Tauro dibujará un dulce sextil a Neptuno en Piscis, un aspecto creativo, de empatía, soñador y musical. Recordad que esos Tauro siguen cumpliendo años hasta el 21 de mayo y que Venus, su regente, se pasea por Géminis. Regalad libros, ukeleles, bicicletas, flores o entradas de cine o conciertos. Seguro que acertaréis.

***

Y nada, esos son los poquitos aspectos semanales. Espero que hayáis disfrutado la mini lección astrológica. Ya sí me despido. Muchas gracias por leer. Por compartir. Por preguntar. Por opinar. Por vuestros Likes. Recordad que también podéis seguirme en facebook, twitter e instagram. Y si no, por telepatía. 

Un super abrazo

Emilio P. Millán

(Foto Fte: Kikka Roja y Nottiultima)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes