Domingo, domingo, domingo. Domingos y domingueros. Domingueras y domingas. En fin, que ya está aquí el Boletín de la semana: una entrega más del noticiero intergaláctico con sus cotilleos, dramas, amoríos, rencillas y reconciliaciones. ¿O acaso no os parece todo esto de los planetas una auténtica telenovela? Que si Marte le dibuja un trígono a Venus; que si Saturno se opone a Mercurio; o la Luna que le planta un besito en todos los morros al Sol… Vamos, más romántico imposible.

En el capítulo de esta semana vamos a tener a casi todos los planetas —a casi todos los actores— en la pantalla, con acento latinoamericano y un filtro retro; claro, Mercurio está en noción retrógrada y, junto con Venus, repite contactos que se produjeron en en semanas anteriores y esto conlleva la reaparición de situaciones, ideas y personas (ex amantes, planes que quedaron pendientes, compritas y arreglos anotados en un viejo cuaderno). Vamos a tener también al invitado estrella con el aspectazo del lunes, el guest star. Pero mejor basta ya de metáforas televisivas y pasemos al análisis…

Pues eso. Iniciamos el lunes 26 con mucho bombo y platillo pues se produce la bonita conjunción anual entre el Sol y Júpiter, en esta ocasión en Sagitario y en el grado 4. Una gozada, un chutazo de ego, de confianza, de alegría, de ganas de comerse el mundo o de pretender que a uno le sirvan todo bien cocinado y en bandeja. Será especialmente beneficioso para los Sagis que cumpláis por la fecha. Felicidades, centauros, y super enhorabuena porque un retorno solar así se produce pocas veces en la vida.

Luego el martes 27 se nos apelotonan los aspectos. Para empezar, es Mercurio en Sagitario, con sus zapatillas voladoras y corriendo hacia atrás, que cuadra a Marte en Piscis —enojo, palabrotas, embotamiento mental, querer llevar mil cosas a la vez, retrasos de vuelos, roturas de monopatines y de bicicletas. En el grado 6 y sin tratarse de ninguna novedad; más bien parte de la energía que arrastramos desde la Luna Llena en Géminis de la semana pasada.

Un rato después Mercurio se une al Sol y más tarde a Júpiter: algunos autores dicen que el Sol achicharra a Mercurio y le resta razón; otros dicen que eso era un cuento de los astrólogos antiguos y que la conjunción Sol / Mercurio potencia la inteligencia y la brillantez. Ambas opciones pueden ser viables. Comprobadlo vosotros y recordad que Mercurio sigue retro: planes que vuelven, ideas, proyectos, un viaje soñado que de pronto cobra protagonismo. Un veredicto, una sentencia, una beca, una subvención… Claro, Júpiter también anda por ahí con su varita mágica, su apoyo y protección. Hermanos y viejos amigos que os escriben. El vecino que llama a la puerta para devolveros la aspiradora.

Siempre el mismo día tendremos también el sextil entre Marte en Piscis y Saturno en Capricornio. Al ser un sextil no es el megaspectazo; da un poquito de confianza, solidez, estructura a ese Marte tan acuático y disperso.

Sigamos con la telenovela. El sábado 1 de diciembre —joer, ya se nos fue el año— Venus vuelve a oponerse a Urano en Aries. Nada nuevo que no hayamos visto antes, pero Venus y Urano siguen ahí insistiendo, rompiendo relaciones, o exigiendo independencia y libertad. Mujeres caprichosas. Cascarrabias. Excéntricas. Por supuesto, si hemos iniciado o retomado una relación durante el periodo de Venus retro, la oposición puede generar cierta tensión, hacer brotar asuntos sobre gustos, valores y la autoafirmación de cada uno de los miembros de la pareja o del trío o del cuarteto.

La cosa sigue porque el sábado Mercurio, en su paseíto para atrás, sale de Sagitario e reingresa en Escorpio. Como Escorpio tiene connotaciones monetarias, este Mercurio retro puede veniros bien para resolver asuntos pendientes de préstamos, bancos, subvenciones y demás. Llevamos una semana muy charlatana, cotilla, bocazas y frívola. Este Mercurio puede destapar conversaciones pendientes, secretos y heridas guardadas en el sótano. Mercurio despierta el 7 de diciembre y no saldrá de Escorpio hasta el 12.

Finalmente el domingo 2 —domingo, dominguete con su boletín astrológico— el Sol en Sagi le plantará cuadratura a Marte en Piscis. No es una cuadratura muy malévola pero puede hacernos un tanto temerarios, busca camorras, impacientes, volubles e incluso embusterillos con tal de querer llevar la razón sagitariana hasta el final de los finales.

***

Y ahora sí. Ya me despido.

Por supuesto, un  trillón de gracias por leer. ¡Por compartir! Por la guasa. Por preguntar. ¡Por opinar! Por vuestros Likes. Recordad que podéis seguirme en facebook, twitter, instagram y por mi ya-no-tan-super-recién-estrenado canal de youtube. Que me encanta leeros. Que aprendo mucho, mucho, mucho vuestros comentarios y experiencias. 

Un super abrazo,

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes