Chicos, chicas. Mochileritos del universo. El tiempo me come así que intentaré no extenderme demasiado en este Boletín.

Eso no significa que no podamos hacer un pequeño repaso de los últimos días: ¿Cómo fue la semana pasada? ¿Os contactaron viejos amores? ¿Regresaron recuerdos? ¿Se respiraba la tensión en el ambiente? Os recuerdo que vivimos un novilunio un tanto complejo, Plutón andaba por ahí cuadrando al Sol y con Mercurio, Venus, Júpiter y hasta la Luna en Escorpio parece que hay pocas ganas de frivolizar y muchas de poner el dedo en la llaga.

La verdad es que Escorpio es de blancos o negros —y de profundizar y de terapias, lo cual no está mal de vez en cuando (a mí me viene genial porque no paro de hacer coachings). Pero probad también a hacer uso de los signos de aire de vuestra carta: Géminis, Libra y Acuario. El aire es un elemento frío y nos ayuda a aplacar las emociones. La tierra, con su serenidad y objetividad, su conexión con el cuerpo, con el aquí y ahora, puede ser también muy práctica durante este periodo.

Claro, digo este periodo porque el mondono aún continua —ya lo sabéis, que los efectos de los aspectos se notan antes y después de formarse. No olvidemos, además, que en apena un par de semanas el Sol también ingresará en Escorpio. Así que tenemos casi dos meses de limpieza, tirar trastos viejos, abrir los últimos cajones y asomarnos a las alcantarillas.

Con lo que respecta a este boletín y a esta semana, viene con pocos aspectos y todos de la mano de Mercurio, que corre que se las pela, y que desde el martes pasado se encuentra también en Escorpio. Un Mercurio intenso, obsesivo, detectivesco y un tanto paranoico que va a traer noticias, viajecitos y ajetreo mental sobre todo a los signos de agua.

Pero pasemos al análisis:

El primer aspecto, el más interesante a mi parecer, es el del lunes 15. Fijaos: Mercurio que se mueve hacia adelante se conjunta a Venus, que todos sabéis que retrograda. El besito se lo dan en el grado 8 de Escorpio. Andad atentos a las noticias, los contactos del pasado, las propuestas amorosas, las transacciones económicas y las invitaciones. Pueden activarse asuntos de cursillos, aprendizajes, excursiones, contratos, hermanos y vecinos que vienen a echarnos una mano.

De nuevo lo que os comenté en el último boletín: ¿Qué casa/s os ocupa Escorpio en la carta natal? Y también recordar lo que comenté en los vídeos: ¿Por dónde andabais hace ocho años? ¿Qué limpiasteis? ¿Dónde cortasteis por lo sano o hicisteis borrón y cuenta nueva?

Por cierto que cuando oímos hablar de Venus Retrógrado la mayoría nos empecinamos con hablar sólo de las relaciones de pareja —y no está de del todo mal, tiene mucho de cierto, pero Venus también tiene otros significados que incluyen la valoración, los hobbies, el dinero, la estética y la manera de vincularnos con los otros —sean nuestro amante, esposa, marido o rollo de primavera.

De manera que el lunes —o días antes— pueden llegar noticias, propuestas, invitaciones… La conjunción suaviza el aguijón escorpiano: se puede dialogar sobre lo oscuro sin que duela tanto. Día creativo. Día estético. Para gastar en artilugios de sado, hacernos limpieza de colón o discutir sobre la bolsa y los bancos.

Por cierto que para los que os interese mirar el cielo, apenas un par de días después, Venus, con su retrogradación, desaparecerá del horizonte —dejará de ser el lucero del atardecer y no aparecerá hasta días después, esta vez transformada en el lucero del alba. Venus baja al inframundo. Para hacer de las suyas. Para que maduremos. Para que trabajemos y procesemos todos sus significados. Mola la Astrología, ¿eh?

Los otros dos aspectos los viviremos el viernes 19. Al loro. Primero Mercurio le dibujará un trígono a Neptuno a Piscis en el grado 14 —un trígono muy hermoso, espiritual, creativo, cinéfilo, musical; genial para meditar o encender unas velas, quizá negras. Pero apenas un ratito más tarde Mercurio le planta cuadratura a Marte en Acuario, también en el mismo grado.

Si el trígono suaviza, ayuda, coopera y beneficia a los signos de agua, la cuadratura pone la mente a novecientos mil, nos vuelve agresivos y a ver quién es el paciente que se muerde la lengua. Por supuesto, afectará más a los que tengáis planetas fijos por la zona. Yo ya estoy de Marte en Acuario hasta el gorro. No veo el momento en que salga del Aguador e ingrese en Piscis (en Piscis tampoco es que sea un megaMarte pero al menos no hará tantas putadas como hasta ahora).

***

Y ahora sí. Ya me despido.

Por supuesto, un  trillón de gracias por leer. ¡Por compartir! Por la guasa. Por preguntar. ¡Por opinar! Por vuestros Likes. Recordad que podéis seguirme en facebook, twitter, instagram y por mi super recién estrenado canal de youtube. Que me encanta leeros. Que aprendo con vuestros comentarios y experiencias. 

Si no nos hablamos por aquí, siempre nos queda otra opción: por telepatía. 

Un super abrazo,

Emilio P. Millán

 

 

(Foto. Fte: http://abcblogs.abc.es/fahrenheit-451/2016/10/13/silas-corey-el-gran-coctel-detectivesco/)

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes