“Aceptar un favor de un amigo es hacerle otro”
John Churton Collins  (1848-1908) Crítico literario inglés.

 

¡Chicos!, ¡chicas! ¡Amigos de la Astrología! ¿Cómo lo lleváis? Hoy quise iniciar el Boletín con una cita sobre la amistad y los favores, quizá porque todavía andamos con el Sol en Acuario y a puntito de vivir el próximo eclipse (esta vez solar y parcial).

Fijaos que Acuario es un un signo muy vinculado con la amistad -también podría serlo Géminis– y, por analogías, podemos relacionarlo con la casa XI de la rueda astrológica, que corresponde a los mecenas, los patrocinadores, los favores que uno hace y los que recibe. La casa XI es, en mi opinión, muy afortunada -se le llama también la casa de las esperanzas- y los planetas que allí tengamos revelarán, entre otras cosas, qué tipo de amigos buscamos así como el apoyo que recibimos de ellos.

Todo esta parrafada es porque, con motivo del eclipse, me parecen posibles temas que se os remuevan durante la semana: amistades, reencuentros, gente nueva, el apartar las propias motivaciones por hacerle un favor al prójimo… Actividades grupales. Proyección hacia el futuro. Acuario es un signo también muy relacionado con la comunicación y la tecnología. Quizá os lleguen novedades. Empujoncitos galácticos. O se os rompa -eclipse- el ordenador.

Más allá del eclipse, la semana viene con varios sextiles -que son contactos armoniosos muy suaves donde uno tiene que poner de su parte para sacarle partido. También hay un par de cuadraturas, no muy severas, pero cuadraturas a fin de cuentas.

Pasemos al análisis para que lo entendáis mejor…

El primer aspecto lo descubrimos el martes 13 con la cuadratura de Mercurio en Acuario -donde muchos astrólogos modernos dicen que está exaltado– y el poderoso y transformador Júpiter en Escorpio. Esta figura -y entre estos dos signos- causa grandilocuencia, dogmatismo, engorda el ego y hace que la persona se sienta en posesión de la verdad. Ojito con las exageraciones. Con promesas que luego no se pueden cumplir.

Luego el miércoles 14, que es el día de San Valentín y, de acuerdo con los grandes bancos, el día de los enamorados, viviremos otro sextil más. Esta vez entre el Sol en Acuario y Urano en Aries : se trata de un sextil muy bonito gracias a lo que los astrólogos llaman la doble recepción. Acuario se lleva genial con Urano y Aries con el Sol todavía mejor, así que algunos quizá sientan el día muy creativo, con la suerte que les sonríe, decisiones rápidas, cambios acertados, en el lugar y el sitio perfecto.

Toda esta creatividad novedosa continúa el jueves 15 con otro sextil, entre Mercurio y Urano. Os repito que los sextiles son figuras armoniosas suaves: cada vez que los veais en vuestra carta, debéis interpretarlos como una oportunidad grata que sólo es factible si el nativo realmente se esfuerza. Si no, pues pasa sin pena ni gloria y habrá que esperar al próximo sextil. O a la próxima vida.

Con todo, dentro de toda esta creatividad ingeniosa, ya el jueves -y posiblemente el miércoles- andaremos un poquito más apagados, acercándonos al eclipse. Como se trata de un eclipse de Sol, coincide con un novilunio. Recordad que no hay eclipse sin Luna Nueva o Llena, ya que es condición indispensable que se produzca una alineación entre la Tierra, Luna y Sol.

En este caso, Sol y Luna se dan el besito -Luna Nueva- en el grado 27 de Acuario, que es el grado que tenéis que repasar en vuestra carta para comprobar si os afecta o no. Y de nuevo -volviendo a lo que tanto repito en los Boletines-: no dramaticéis tanto esto de los eclipses. ¿Que si se notan? Sí. ¿Que no se notan? Pues también. Siempre será en función de vuestra carta.

También os cuento que los eclipses lunares son mucho más locos -por esto de que la Luna conecta con lo nocturno, lo irracional, los sentimientos más animales- mientras que los solares se refieren a la energía, la vitalidad así como principios masculinos. El eclipse de hace dos semanas sucedió fue lunar y en Leo, un signo desbordado por el dramatismo. Esta semana vivimos un eclipse solar en y en Acuario, arquetipo frío y racional, así que seguramente lo controláis mucho mejor. Con todo, ya sabéis, me escribís por aquí con vuestras dudas que con gusto las resuelvo.

Además este jueves tendremos ooooootro sextil. Desde Venus en Piscis -bonito este Venus, os puse varias fechas interesantes en instagram– y Saturno en Capricornio. Venus y Saturno se llevan bastante regu, pero como el aspecto es armonioso y ambos planetas están muy bien puesto puede dar solidez a proyectos creativos, permitir el disfrute de actividades serias e incluso podría ser un día óptimo para ir de compras: se compra bien, bueno y encima las prendas aguantarán muchísimo tiempo.

Finalmente el sábado 17 concluimos con dos aspectos más. Por un lado, la cuadratura entre Marte en Sagitario y Neptuno en Piscis. ¡Ay, este Neptuno, qué puñetero es! Esta cuadratura provoca pereza, desilusión, falta de objetividad y metas definidas. Uno empiezan mil cosas, a lo grande, como buen Sagitario, pero acaba perdiéndose en la duda, entre sueños y falsas creencias.

Y por último tendremos una hermosísima conjunción Sol y Mercurio en Acuario, trayendo más ideas frescas y originales. Apuntadlas. Apuntadlas todas. Creo que es una semana de la que podéis sacar ideas muy interesantes. No será todavía el momento de ponerse con ellas ya que dentro de muy poquito Mercurio ingresará en Piscis, trayendo más dudas, despistes y su poquito de dispersión.

Pero eso ya lo dejamos para el próximo Boletín, ¿no?

Y ya sí que me despido. Desde ya muchas gracias. Acordaos de comentar, de compartir, de preguntar. Que así aprendemos todos.

Muy feliz semana.

Emilio P. Millán

 

(Foto. Fte: icanvas).

 

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes