Aloha, queridos y queridas. Viajeros y navegantes interestelares. Cotillas del zodiaco. Brujillos del siglo XXI. Como siempre os traigo otro Boletín más para desenmarañar los devaneos de la semana; una semana, de hecho, con sólo un aspecto pero aspecto duro que en un ratito revelaremos.

Quizá por hacer tiempo o rellenar hueco puede convenirnos recordar que estamos saliendo apenas de la Luna Llena y el eclipse -un eclipse durito, como ya se explicó en el Boletín pasado – y que Mercurio además inició su retrogradación en el majestuoso signo de Leo. Tanto los efectos del plenilunio como de la retrogradación no deben ser instantáneos, así que os animo a andar atentos, a sumar 2 más 2 y, si os apetece, compartirlo en la sección de comentarios.

De hecho, no han parado de llegarme mensajes tanto en las redes como por privado con consultas sobre los efectos del eclipse. Este se produjo en el grado 4 y aquí es donde entra en juego el llamado orbe planetario: con este término la Astrología describe el margen de grados total, por arriba o por abajo, que se le puede dar a un planeta para que forme un aspecto y, por tanto, actúe y afecte a otro planeta o ángulo.

Así, volviendo al último eclipse, este ocurrió en el grado 4 del eje Leo y Acuario. Esto significa que, si tengo algún planeta en este punto, recibirá de lleno sus influencias. Pero ¿qué pasa si tengo el planeta unos grados más arriba o abajo? ¿Por ejemplo, en el grado 7? Bueno, dependiendo del astrólogo, te dirá que sí, que es válido también. O te dirá que no hay tu tía. ¿Y si lo tuviese en el grado 10? Pues más de lo mismo, ya que hay autores que trabajan con un orbe muy generoso.

Quizá en resumen se puede concluir que mientras más exacto es el aspecto (mientras más cercano es el grado), más fuerte se notan sus efectos. Y mientras más separado, pues más débiles y sutiles.

Lo mejor es que lo comprobéis vosotros mismos: todas las semanas vuestra carta recibe aspectos más o menos fuertes y cada año hay varios eclipses. Sin ir más lejos, el próximo 11 de agosto viviremos un eclipse solar en el grado 18 de Leo. Así que tenéis otra oportunidad de seguir jugando con la Astrología y sacar vuestras propias conclusiones.

 

Esto son orbes sacados de Astrodienst.com. Al parecer son los usados por la astróloga Liz Greene. Fijaos que según el planeta y el aspecto, el orbe cambia. Al Sol y la Luna les da 10 grados, es decir, 5 por arriba y 5 por abajo.

 

Y ahora sí pasemos al análisis de la semana. Como os decía, sólo trae un único aspecto pero bastante potente. Se trata de la cuadratura entre Marte en Acuario y Urano en Tauro que se producirá el jueves 2.

De esta tensión ya os he hablado en los artículos especiales sobre ambos planetas (y, de hecho, ya se comentó la semana pasada, pues Marte y Urano andaban involucrados en el eclipse). De una u otra manera, imaginaos a dos planetas de carácter violento incordiándose mutuamente. Mal genio. Violencia. Prisas. Cortes. Interrupciones. Electricidad en el ambiente. Necesidad de llevar la razón o salirse con la suya. Problemas para cooperar. Discusiones en grupos. Desertores. Rebeliones. Aerodinámica. Tecnología. Internet que se viene abajo. Monedas virtuales. ONGs y grupos radicales extremos. Nacionalismos. Discriminación. Chispas. Astronautas. Y algo de problemas al viajar con Mercurio retro de por medio.

Sigo. Este aspecto ya lo vivimos hace un par de meses, concretamente el 26 de mayo, justo apenas cuando Urano ingresó en Tauro. Ese día también tuvimos una cuadratura con Marte en Acuario.

Claro, ahora el aspecto se repite pero un par de grados más adelante, en el grado 2 y con la peculiaridad de que Marte está retrógrado, lo que quizá puede darle un poquito de más mala leche y frustración a la cosa. Lo mismo os conviene repasar qué andabais tratando de solucionar por aquel entonces, ya que puede ser que algún tema de ese pasado vuelva a cobrar importancia en vuestras vidas.

Con todo, que no cunda el pánico: habrá tiempo para evaluar, echarle ganas, lidiar con los bloqueos y frustraciones y quitarse algún peso de encima cuando la cuadratura vuelva a repetirse, esta vez con Marte directo, el próximo 18 de septiembre.

¿Quedó claro? Os repito en cualquier caso las tres fechas: 26 de mayo, 2 de agosto y 18 de septiembre. Ea.

Finalmente, el resto de la semana sólo ofrece aspectos lunares: el lunes y el martes, la Luna andará en Piscis; del miércoles al viernes paseará por Aries -cuyo regente es Marte, así que puede hacer la semana un poco explosiva- y el finde ingresará en Tauro, reactivando la cuadratura. Si bien no me canso de repetir que cada carta es un mundo, sí parece una semana un tanto tensa, de prisas, a ver quién puede más y no te pases ni un pelo.

Conducid con cuidado. Contad hasta 100, 200 o 1000. Y por supuesto, repartid sonrisas, que mola mucho y es muy sexy.

***

Y nada, esos son los aspectos semanales. Sin más me despido. Como siempre, un  trillón de gracias por leer. ¡Por compartir! Por la guasa. Por preguntar. ¡Por opinar! Por vuestros Likes. Recordad que podéis seguirme en facebook, twitter e instagram. Y si no, por telepatía. 

Un super abrazo

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

 

 

(Foto. Fte. stacysadler.com)

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes