Hola mochileritas y mochileritos. Ya estamos de vuelta otro lunes. Tenemos por delante unos días muy ajetreados que continúan estirando el dinamismo propuesto en las semanas anteriores y sobre todo por esta última. Seguimos en tiempos de Aries, con una primavera salvaje e imprevisible aquí en el hemisferio norte, planetas con mucha prisa y otros que empiezan a retrogradar. Pasemos al análisis.

Inauguramos la semana con un potente cuarto creciente -la bien domiciliada Luna en Cáncer- para seguir dándolo todo con nuestros objetivos primaverales. La energía no va a faltar. Mientras redacto estas líneas, Venus, en su marcha hacia atrás, acaba de salir de Aries para ingresar en Piscis. Seguirá retrogradando en el signo de los Peces hasta el 15 de Abril. De Venus en Piscis ya hemos hablado un rato: tiene amor para todos (humanos, plantas, animales, espíritus, galaxias) pero puede tender a falsas ilusiones, al victimismo, al exceso de sensibilidad. Esta configuración, en cualquier caso, propicia el amor y el talento hacia las artes así como las cualidades curativas.

Para aquellos que estéis sintiendo los efectos de la retrogradación de Venus -tenéis muchísimos datos en este artículo– el cambio de signo de Aries a Piscis puede ayudaros a aclarar las ideas. Piscis tiende a la confusión pero Saturno desde Sagitario le plantará una cuadratura gorda a finales de la semana. El aspecto se prolongará hasta mediados de mes y va a quitarle los pajaritos a mucha gente; ayudará a escoger entre dos o más situaciones, posiblemente, a base de hostias y de dolor. Por cierto, cuando la cuadratura Venus- Sagitario es duradera, como en este caso, se la relaciona con épocas de lluvias. Quizá nos aguarde un Abril mojadito.

El jueves 6 será Marte desde Tauro el que le dibuje un trígono a Plutón en Capricornio. La configuración promete energía determinada y bien dirigida para mover proyectos poderosos y a largo plazo. Asuntos de dinero, trabajo, poder e incluso sexo pueden acelerarse en estos días y en especial para los signos de tierra del segundo decanato. Plutón regenera, así que también puede sentirse como una resurrección, resolución o curación en alguno de los asuntos mencionados. Día bonito para masajes, sensualidad y, en general, el deleite de los sentidos.

Conforme nos acercamos al fin de semana la energía se tensa aún más, quizá porque vamos camino de la Luna Llena. Fijaos: el mismo jueves 6 Saturno empieza a retrogradar -llevaba un tiempo estacionario, es decir, avanzando a duras penas. Muchos Sagitario ya cantaban victoria; habían regresado a su optimismo exagerado y se escabullían de las responsabilidades mundanas. Pues chicos, lo siento y sobre todo para los del tercer decanato: Sagitario retrograda y volverá a pasar por vuestro Sol y planetas que tengáis entre los grados 21 y 27. Es la última retrogradación así que intentad hacer vuestros deberes. Tenéis hasta el 25 de agosto. Ánimo que lo que se planta en esta época, florece.

Luego, el viernes 7, el Sol ariano se opone a Júpiter en Libra. El ego desbordado, harta dosis de compañerismo y plenitud. Si cumples por esta fecha -como mi amiga Clarita y Emily Watson-, quizá tengas por delante un año viajero en lo mental o en lo físico, de expansión, de emponderamiento.

El sábado 8 la cuadratura entre Venus y Saturno ya será exacta, alejándonos de lo placentero e impidiéndonos eludir responsabilidades. Hay que ser objetivo en estas fechas, evitar el victimismo y verbalizar los sentimientos. Usad preguntas que sólo se puedan responder con un sí o un no. Nada de pajas mentales. Al grano y punto.

Por último, el domingo 9 el Sol hará cuadratura a Plutón desde dos signos muy conectados con la figura paterna: Aries y Capricornio. Los jefes, los maridos, los amantes pueden andar insoportables. Aspecto de competitividad, jaquecas, infarto, posesividad y fiebre. Rabio y fuego que sale fuera. Y, de nuevo, sanación.

Como veis, los aspectos prácticamente se pisan unos a otros. No sólo eso, de hecho del domingo 10 al lunes 11 comenzará la retrogradación de Mercurio en Tauro, pero ya la comentaremos en el boletín de la semana que viene. Parece que nos aguarda una primavera con varios planetas incitándonos a la reflexión, a mirar hacia adentro.

 

Y ahora sí que me despido. Disfrutad de la semana. De este caos energético. Y haced el loco pero con cabeza.

Mil gracias y hasta la próxima.

Emilio P. Millán

 

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes