¡Muy buenas a todos! ¿Cómo os trata este lunes? El mes de mayo se escurre poquito a poco y, en esta penúltima semana, nos ofrece cambios cósmicos sutiles, en su mayoría aspectos lunares. Pensad que la Luna en su rápido recorrido alrededor de la Tierra (27 días, 7 horas y 43 minutos) se la pasa formando aspectos con los planetas: que si conjunción por aquí, cuadratura por allá, un trígono, un sextil, tralarí y tralará.

Así, creciendo y menguando, la Luna permanece asociada a la Mujer, a la menstruación, a lo cíclico y a los irracionales cambios de ánimo. De pronto el día te sonríe o te levantas con el pie izquierdo. O no pegas ojo. O, sin venir a cuento, se te cruzaron los cables. Esto es típico de aquellas cartas natales con la Luna fuerte y también las que tienen mucho de Cáncer, que es el signo asociado al satélite.

La semana la inauguramos con la Luna en Aries, que aporta mucha iniciativa, necesidad de autoafirmación y aventura. La Luna en el Carnero resulta óptima para tirarse a la calle, para empezar cosas -de la misma manera que la previa, en Piscis, invita al recogimiento, al abandono y al dejar ir.

Pero fijaos: A lo largo de todo este lunes 22, la Luna -viajera, cambiante, inestable; símbolo del estado anímico- se opone a Júpiter en Libra, se une a Venus en Aries, dibuja cuadratura a Plutón en Capricornio y un sextil a Marte en Géminis, auspiciando meneo, sobre todo, para los signos cardinales.

Como veis no para quieta, resultando -según cada carta personal- en sentimientos y situaciones contradictorias, de expansión, dinamismo, pereza o bloqueo. Y así, día tras día, que para eso es la Luna y nos remite a lo circular, a lo repetitivo, al eterno retorno.

El jueves 25 tendremos, además, Luna Nueva en Géminis. Toda Luna Nueva se considera tiempo de siembra, de limpieza, de reiniciar. Lo ideal es que comprobéis en qué casa de vuestra carta os cae para entender el escenario y sus efectos. En cualquier caso, Géminis nos remite a la comunicación, al movimiento, a la curiosidad. A este signo le encanta leer, socializar, apuntarse a cursillos e intercambiar conocimientos. También se le vincula a la relación con los hermanos, los vecinos y el entorno cercano. Todos estos temas podrían activarse con el novilunio.

Justo el mismo jueves tenemos otro aspecto interesante: una cuadratura desde Venus en Aries a Plutón en Capricornio. Se trata de una configuración peliaguda, sobre todo, a nivel personal. En la carta natal puede sugerirnos la pérdida de la pareja, relaciones ocultas, celos y mucha turbulencia. También he encontrado este aspecto en personas muy apegadas a lo material y con una relación un tanto malsana hacia el dinero. Avaricia, ahorros secretos, búsqueda de pareja por interés. Venus y Plutón, mal aspectados, también nos remiten a enfermedades venéreas.

No pretendo apuntar a que el jueves se propagará una ola de sífilis por el planeta, pero quería resumiros un poco las posibles lecturas de esta configuración. Según los aspectos que haga en vuestra carta -la cuadratura se produce en el grado 19 de Aries a Capri-, sí podría sentirse el ambiente tenso, cargado de sexualidad y un tanto paranoico. Puede traer antiguos miedos y pasiones. Deudas económicas o amorosas. Como toda cuadratura con Plutón involucrado, si se trabaja a fueguito lento, con introspección y cierto dolor, acaba sanando y haciéndonos más íntegros. Sobre todo para los signos cardinales.

Y con esto me despido por hoy. Os deseo muy buena semana. Pronto os traigo el especial sobre Géminis. Y para aquellos que lo celebren: FELIZ RAMADÁN, que inicia este sábado 27.

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

Únete a Mochila Astrológica

Infórmate siempre de sus novedades, artículos, boletines y regalitos...

error: Content is protected !!

Venga, brujis, dime dónde quieres 

que te envíe mi regalo cósmico

Manual para (no tan) principiantes

Oye, ¿pero tienes ya los regalitos?

Díme dónde te los envío

 

Manual para (no tan) principiantes